Voy a empezar con una obviedad que merece la pena recordar. Dejar una adicción es muy difícil.

Esta obviedad, implica que es necesario disponer de diversos modelos, métodos y sistemas para ayudar a personas a dejar las adicciones.

Revisando opciones disponibles el Google sobre  esta disparidad de métodos, he tenido ocasión de de visitar la web de Orbium adicciones, dado que en sus centros ofrecen distintas metodologías para ayudar a las personas a dejar una adicción.

Es muy habitual que, cuando trabajas con un paciente la necesidad de hacer un programa de desintoxicación de una adicción (con o sin sustancia), de inmediato se de por supuesto que necesita ingresar en un centro cerrado. Y esto no siembre es así.

Tipos de desintoxicación.

Ya hemos hablado en otros posts sobre las fases necesarias para dejar una adicción (desintoxicación, deshabituación, reinserción, mantenimiento de la abstinencia, …) y no voy a profundidad en ellas en este post.

La fase desintoxicación es breve (suele ser de menos de un mes), puede hacerse de forma residencial (centro , hospital, piso,…) o ambulatoria (centro de día, sesiones individuales) y es muy intensa, necesitando mucha supervisión y diversos perfiles profesionales (psicólogas, médicas, terapeutas,…)

Y si bien suele ser la fase que más miedo da a la persona adicta y la que más rechazo causa inicialmente, es la que mayores porcentajes de éxito.

La falsa verdad detrás del 90% de éxito dejando las drogas de algunos centros

Cuando leo publicidad de centros desintoxicación o comunidades terapéuticas ofreciendo un 90% o un 95% de casos de éxito, me da rabia el manejo de estos datos que pueden resultar engañosos.

Porque suelen ser ciertos. Si un centro ofrece un buen programa de desintoxicación, es totalmente real y factible llegar a esos porcentajes de éxito (pacientes que terminan el proceso desintoxicación con alta terapéutica y con todos los objetivos cumplidos).

Pero la persona adicta, o el familiar que esta moviendo cielo y tierra para ayudar a su padre, a su hija, a su pareja, … lo que quiere entender es que esa clínica o ese centro le esta diciendo que el 90% o 95% de las personas que hacen ese tratamiento dejan la adicción.

Y eso es mentira. La realidad es que, a dos años, por ejemplo, los porcentajes de éxito de los tratamientos para dejar las drogas no se acercan a esos porcentajes ni de casualidad (no me atrevería decir un porcentaje aproximado, la verdad, pero están muy muy lejos del 90%).

¿Y cómo mejoramos esos porcentajes?

Si hemos conseguido diseñar buenos tratamientos para la primera parte (desintoxicación, tenemos que conseguir buenos tratamientos para la siguiente fase (deshabituación).

La calve para conseguir que la abstinencia lograda durante la desintoxicación sea duradera, es convencer a la persona adicta que su tratamiento no ha acabado con la desintoxicación y que debe seguir 100% comprometido con su tratamiento para conseguir vivir sin su adicción.

Además, deberemos ofrecer tratamiento de adicciones integrales, con recurso específicos y adaptados a cada necesidad.

Este tratamiento integral necesita de recursos específicos del tipo:

  • Pisos de reinserción:
  • Centros de día.
  • Terapia psicológica.
  • Seguimiento médico
  • Terapias grupales (ayuda mutua).

No harán falta todos los recursos en todos los casos, pero si la mayoría de ellos.

Tenemos que empezar a entender los centros de adicciones como servicios integrales, con servicios específicos para cada una de las fases de tratamiento y, si es posible, con información un poco más veraz a las personas adictas y sus familiares (aunque comercialmente sea menos llamativo que ofrecer un 90% de éxito)

The following two tabs change content below.
Psicólogo y coordinador de proyectos. Escribo sobre psicología aplicada a la vida cotidiana. Me apasiona cómo internet, redes sociales, y las nuevas formas de comunicación influyen en las personas y estoy convencido que de todo esto va a salir algo bueno

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!