1. ¿DE DÓNDE VIENE EL PROBLEMA?

Llega la hora de irse a la cama y muchas mamás y papás sueñan con tener una dulce despedida de sus hijos e hijas, con un beso de buenas noches y un hasta mañana, pero esto se queda en una ilusión que no llega a cumplirse noche tras noche. De eso hablaremos hoy, de los miedos nocturnos.

En primer lugar, entendemos que es un miedo normal, evolutivo, siempre que no sea demasiado frecuente y no limite su vida ni tampoco influya en la vida de los progenitores.

El colecho es una opción que en muchas casas se practica, al hacerlo por voluntad propia es una opción tan sana como otra según la valoración personal de cada familia, que no lleva adherido ningún problema.

¿Criar o malcriar?O porque no es solo cuestión de colecho si o no o lactancia materna o no

Existen otros casos en los que si hay evidencia de un problema ya que aunque hagan esa práctica u otra, lo consideran una obligación para conseguir que se duerman. Lo definen como: “Tengo que acostarme en su cama hasta que se duerma…” “Tengo que dejar que se venga a mi cama…” “Tengo que dejar una luz toda la noche…” “Me veo obligado/a a aceptar que se cambie a mi cama a media noche porque si no, no descansamos” “Espero que se duerma en el sofá y lo/a cambio…” “Si se despierta me toca volverme a tumbar en su cama…” “Es imposible si no…” …etc.

En estos casos si existe un problema que conviene solucionar pronto ya que puede estar deteriorando la relación familiar debido a las discusiones continuas, puede estar perjudicando la relación de pareja, puede llevar a un bajo rendimiento por la falta de descanso y problemas que acarrean la falta de horas de sueño, puede estar limitando la vida del niño o niña que le impide el disfrute de salidas nocturnas (casa de amigos o amigas, excursiones, campamentos,…),… y todo ello acompañado de una baja autoestima al verse incapaz de superarlo y más cuando se comparan con sus iguales.

Resetear la pareja tras la maternidad/paternidad

El miedo puede venir propiciado por muchos factores:

1. Causado por utilizar “irse a la cama” como un castigo y asociarlo como algo malo
2. Por leyendas del tipo “Hombre del saco”, “Coco”,… que han sido promovidas para conseguir que se duerman rápidamente y solo han conseguido asustarlos
3. Por la promoción que se ha dado en películas y cuentos en las que cualquier acto negativo de ladrones, secuestros,… han sido durante la noche y muchos mientras dormían sin que nadie pueda ofrecer ayuda
4. De tantos mensajes por parte nuestra del tipo “No te alejes”, “Quédate sólo donde yo pueda verte”… asociando así que si no estamos presentes pueden estar desprotegidos
5. Por sufrir pesadillas frecuentes
6. Derivado de otros miedos: miedo a la oscuridad, a los fantasmas, a los ladrones,…
7. Por inestabilidad emocional
8. Por falta de hábitos
9. Fragmentos de las noticias que no entienden, interpretándolo bajo su visión infantil…
Etc…

Los miedos en los niños

2. MANIFESTACIONES DEL MIEDO

El miedo se experimenta bajo los tres niveles:

Corporal: sudoración, aceleración de la respiración, taquicardia, tensión,…
Cognitivo: “Estoy sola/o”, “Estoy en peligro”,…
Conductual: huir, taparse bajo las sábanas (incluso en verano),…

El miedo les viene porque identifican la incertidumbre sentida cuando su figura de apego se aleja con una falta de seguridad y un sentimiento de desprotección, por ello tantas veces se oye la petición de “Mamá/Papá tráeme agua” ya que sólo quieren comprobar si están disponibles y así sentir que le prestan esa seguridad, por lo que en estos casos conviene prestarle esa atención que están demandando. No tienen la intención de fastidiar levantándonos del sofá o de la cama, es importante tener esto presente porque seguramente nuestra respuesta sea diferente y más respetuosa.

Mi hijo tiene la piel atópica

3. RECOMENDACIONES PARA ABORDAR LOS MIEDOS NOCTURNOS

Es un tema que he trabajado mucho y es muy gratificante ver que, en poco tiempo, está superado mostrando unas caritas de orgullo y satisfacción personal. Ver como se sienten dueños y dueñas de su mundo y capaces de enfrentarse a cualquier dificultad que se les pueda presentar ya que aumenta de manera significativa su autoestima, ha sido un gran esfuerzo para ellas y ellos, y les hace plantearse nuevos retos con ilusión.

Carta de una psicóloga feliz

Por todo ello os animo a que lo intentéis desde casa, cuanto antes mejor, sin dejar pasar el tiempo con la creencia de que el miedo nocturno se supere solo, porque he podido comprobar en numerosas ocasiones que acaba convirtiéndose en un problema mucho mayor.

Podéis enseñar estrategias de afrontamiento y autonomía para los miedos nocturnos. Crear un clima tranquilo y reconfortante, una rutina nocturna que puede acompañarse de masajes, cuentos, canciones,…actividades tranquilas que sustituyan a los aparatos electrónicos tan perjudiciales para conciliar el sueño, cuidar la temperatura, la alimentación,…descubrir qué es lo que teme y ofrecer seguridad SIN sobreproteger.

Por último construir juntos una “Escalera del Valiente” con pasos más grandes o más pequeñitos en los casos en los que se den un nivel de ansiedad alto, pasos que les lleven a alcanzar su objetivo y les brinde confianza en ellos y ellas mismas, a la vez que deja un ambiente familiar más saludable, con descansos óptimos y eliminando un tema de conflictos y discusiones diarias.

¡Buenas noches y hasta mañana!

 

 

The following two tabs change content below.

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!