webpsicologos

Motivos para ir a un colegio mayor

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_code admin_label=”Código” global_module=”8087″ saved_tabs=”all”]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script> <!– 10 razones arriba –> <ins class=”adsbygoogle” style=”display:block” data-ad-client=”ca-pub-2982369039916737″ data-ad-slot=”4691848408″ data-ad-format=”auto”></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>[/et_pb_code][et_pb_text admin_label=”Texto”]

Una noche de septiembre del ‘96 llegamos a una vacía habitación con 2 escritorios y 2 camas de 80. Allí nos “soltaron”, con lágrimas en los ojos y palabras de aliento.

Así fue mi entrada en la mejor etapa de mi vida: mis años de colegio mayor. 

Yo vivía en Cartagena por aquel entonces. Había escogido estudiar Psicología y como tenía que hacerlo en Murcia, mis padres decidieron que me quedaría en el colegio mayor universitario doctor Rafael Méndez o, como le llamábamos nosotros, “El Méndez”. Un viejo edificio de 6 plantas con capacidad para albergar a unos 90 estudiantes. Un conserje a cargo de todos nosotros, y cocineras y señoras de la limpieza que nos permitían dedicar nuestro maravilloso tiempo a lo único que teníamos que hacer: IR A CLASE y ESTUDIAR. Eso es lo que se supone, claro…

A los 30 minutos de irse nuestros padres, estábamos mi amiga María y yo encerradas en nuestra habitación, sin saber muy bien qué hacer y un tanto ansiosas. Entonces, de repente, llamaron a la puerta. Al abrir aparecieron cuatro o cinco personas algo mayores que nosotras. Nos hablaban “de usted” y nos empezaron a hacer mil y una preguntas. Sus nombres nos resultaron extraños (Chati, Pirri, Medusa…) Pronto descubriríamos que nos iban a bautizar con un nuevo nombre, nuestro “coñamen” (que aún hoy conservamos con orgullo la mayoría de nosotros). Habíamos entrado de lleno, sin ser muy conscientes aún, en las “temidas” NOVATADAS. Fueron días intensos de risas, hacer el tonto, disfrazarnos, hacer camas, beber más de la cuenta y conocer a los que se convertirían en prácticamente, nuestra familia. La gente tiene un concepto muy erróneo de las novatadas, si has estado en un colegio mayor y las has pasado, te das cuenta que es una perfecta manera de perder la timidez inicial, aprender a reírte de ti mismo y construir lazos de amistad que pueden durar toda la vida.

SL370522-200x140Las novatadas terminaron tras dos cortas semanas y la vida universitaria nos envolvió. Las fiestas de las facultades, las del colegio (villancicos, becas… etc), los nuevos amores, las guerras de agua, los viajes a Sierra Nevada, las discusiones por un único mando de la tele, las confidencias a las 3 de la mañana en una habitación de la 5ª planta… todo era nuevo y maravilloso, incluso las noches en vela antes del examen final de cada asignatura.

Pasó el primer año y llegó el segundo, y con él, los novatos. Ahora éramos ya veteranos y nos tocaba mostrar a nuestros nuevos compañeros lo que era la vida colegial y, por supuesto, todo empezaba con las novatadas.

Cada curso era diferente al anterior pero todos tenían en común 2 cosas: nuevos compañeros a los que llamar amigos y nuestro colegio mayor. Inquebrantable, inmutable, eterno…

No. Eterno no. Pues en 4º de carrera me comunicaron que al curso siguiente lo cerraban (“Aluminosis” dijeron…) y nos teníamos que plantear irnos a pisos de estudiantes o pedir plaza en el colegio mayor del centro de Murcia, “El Azarbe”. El colegio rico, el colegio rival.

Lloré un mar de lágrimas al enterarme… y al curso siguiente entramos como las ovejas cuando se dirigen al matadero, por las puertas del Azarbe. ¿La buena noticia? que Mariano, nuestro conserje-padre, entraba a trabajar allí también. ¿La mala? Que muchos compañeros no iban a volver.

SL370398-200x140Estuve en el Azarbe 4 años más (y eso que no quería ir…). Allí me tropecé con personas como el Pipo, Chabe, Renato, Lenteja, Blanca, Pincho, la Morti, Chiquito… Más que amigos, hermanos. Que me enseñaron lecciones que no se aprenden en los libros, como solidaridad, tolerancia, respeto y amistad (pero con mayúsculas). También algo que aprendes “a la fuerza” y es a compartir. Pues en un colegio mayor lo compartes casi todo (habitación, cuartos de baño, comida, sofá…) ¿Os imagináis para ponernos de acuerdo 90 personas a la hora de elegir un canal de TV?

Te das cuenta que las tonterías que nos intentan transmitir los políticos como el rollo independentista, los prejuicios y odios, carecen de sentido en el “micromundo” del colegio mayor. Allí no hay colores ni nacionalidades, ni chorradas de si yo soy catalana y tú eres de Madrid. Hemos convivido tantas horas, días, semanas y años… nos hemos visto sin maquillar, de mal humor, hemos pasado momentos duros, penas y alegrías, hemos cantado, llorado y reído juntos y hemos aprendido a aceptarnos tal y como somos. Personas con defectos y virtudes, como todo el mundo.

Pero un buen día mis padres me dijeron: “ya está bien, a trabajar”. Y me fuí del colegio de la misma manera que había entrado: llorando.

Han pasado los años y nos hemos hecho “mayores” (aunque a unos se les note más que a otros…). A muchos les hemos perdido la pista, pero he de decir que tengo la grandísima suerte de contar, a día de hoy, con la presencia constante de algunos de estos grandes amigos. Aunque estamos lejos y vivimos en ciudades distintas siempre intentamos hacer algún viaje juntos, pasar fines de semana en casas rurales, celebrar comidas de colegiales, visitarnos de vez en cuando y llamarnos por teléfono. Mi suerte es aún mayor si cabe, pues tengo el placer de compartir empresa con Javier Romero e Isabel Serrano (ambos colegiales del Azarbe) y compartir vida con mi gran amor, Javo “El Cabezón”, a quién conocí en mi primer año en el Méndez y con quién me casé en octubre de 2012.

Este artículo lo escribo por exponer los motivos para ir a un colegio mayor. Y lo quiero dedicar a todos aquellos con quienes he compartido esta experiencia maravillosa e irrepetible; y a Mariano el conserje. También al Chorras y al Tarao (que ya nos dejaron, por desgracia). Pero sobre todo a mis padres, que sin saberlo, me hicieron el mejor regalo de mi vida.

A todos vosotros: Gracias. Y si queréis dejar un comentario con vuestra experiencia, bienvenido sea!!!

“Eeeeen eeel cooolegio siempre reina la alegría…”

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” global_module=”7858″ saved_tabs=”all” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font_size=”14″ use_border_color=”on” border_color=”#136ebf” border_width=”3px” border_style=”solid” custom_padding=”4px|4px|4px|4px”]

[TEST] ¿Necesitas ayuda psicológica?

Desde WebPsicólogos te presentamos un test que mide tus niveles de ansiedad, estrés y depresión

Antes de realizar el test ten en cuenta:

  • Tardarás menos de 3 minutos en realizarlo completo.
  • El resultado es totalmente anónimo.
  • El resultado no es una evaluación psicológica profesional. Simplmente es un indiciador de como te encuentras

Instrucciones

Teniendo en cuenta los últimos 15 días, contesta la respuesta que mas se acerque a tu situación.

No hay respuestas correctas y no le des demasiadas vueltas a cada pregunta.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

39 replies on “Motivos para ir a un colegio mayor”

Isabelsays:

Sira, me ha encantado el artículo. No hay nada más bonito en esta vida que sentir que eres parte de algo y yo me siento afortunada de que mi camino se cruzara con todas y cada una de las personas que el Azarbe me brindó…y con las que actualmente comparto mucho más de lo que esperaba. Gracias, gracias y gracias

Patri Mirtelsays:

Que bonito Sira!! Fue el mejor año de mi vida, disfruté como nunca, lo vivías todo intensamente y maduré a pasos agigantados. Cada vez que lo recuerdo se me pone una sonrisita!! Volvería a entrar sin pensármelo dos veces y volver a vivirlo todo otra vez. Lo hecho de menos a veces. Algún día coincidiremos todos otra vez a pegarnos una como antaño! Un besazo!!

Javi Algarrobosays:

Una de las mejores experiencias que puede vivir una persona, totalmente de acuerdo.

Por otro lado, te felicito por el artículo Sira, me ha gustado mucho y además me ha alegrado una tarde que se presentaba algo oscura.

Un fuerte abrazo,

Algarrobo

El Chichasays:

Puffff!!! Muy buen articulo Sira, la verdad es que son momentos que recuerdo con alegria y tristeza al mismo tiempo, menos mal que a muchos de vosotros aun les sigo teniendo en mi vida…. Gracias por expresar con palabras lo que todos, o casi todos, sentimos. Ojala mi hijo tenga la oportunidad de ir a un Colegio Mayor

Patricia Riverasays:

Un articulo precioso… Parece mentira pero sin haber coincidido ni un solo dia en el colegio mayor me siento totalmente identificada con tus palabras.

Supongo que todos los que hemos pasado por ahí pensamos similar. Tengo que decir que la inspiración nació de la comida del sábado y eso es gracias a todos los que estuvimos allí. A ver si hacemos muchas más!! Un beso guapa!

Sara Salamo (cotufa)says:

Sira, anda que no nos hiciste sudar con el Mus en novatadas… La verdad que para todos creo que fue una gran experiencia y para los de Canarias que eramos los eternos habitantes ni te cuento, los recuerdos siempre estan ahi.
Ha sido genial encontrar a algunos de vosotros de nuevo por las calles de la Laguna y ver como os habeis hecho papas, maridos ,mujeres, etc…MAYORES!!, muchos amigos incondicionales, incluso los que estamos fuera , desterrados en el extrnajero ,nos reunimos tambien por aqui … y en las Canarias ( mojo te echo de menos ajajja).
Me alegra mucho veros a todos juntos y tan guapos…. Un saludo fuerte a todos!!

Hola Cotufa!! Si que es cierto eso de que los canarios erais los habitantes eternos del colegio jajaja! Me acabo de acordar del año en el que entró el Grapas al Méndez y subió a tender la ropa que había sacado de la lavadora con guantes! porque decía que no estaba acostumbrado al frío de Murcia… si nos ponemos a recordar cosas no tenemos fín. Qué años, qué historias y qué recuerdos más chulos. Espero que todo te vaya genial y que nos veamos alguna vez para que me cuentes cómo te va la vida. Un beso guapa!!

Dr. Leñosays:

Precioso el artículo, veterana Sira. Muchas gracias por expresar lo que muchos sentimos en aquella época y por tocarnos la fibra sensible al describir momentos y situaciones que van de lo general a lo personal. Me siento muy contento de haber formado parte de aquel grupo humano y de conocer a la mayoría de los cracks que mencionas.

Enhorabuena por el artículo y por vuestro proyecto, un fuerte abrazo para toda aquella tropa del Méndez y del Azarbe.

P.D._ Diez a grande, cuatro a pequeña y a pares… ¿quién necesita pares?

Mortisays:

Me ha encantado tu artículo, y supongo que lo leeré muchas veces más, aunque me pase un poco como al chicha, que me da alegría y tristeza al mismo tiempo. Por suerte a algunos tengo la suerte de veros un poco más a menudo, pero no puedo evitar ponerme otra vez triste cuando de nuevo toca despedirme de vosotros. Pero en fin, gracias al facebook, estamos actualizados y ya sabemos q eres mucho mejor q Joab al candy crush, jiji. Un besote para todos!!

Javo "Cabeza"says:

Precioso artículo. Enormes recuerdos de, sin duda, los mejores años de nuestras vidas y que nunca olvidaremos. Convivir tantas horas con la misma gente durante tanto tiempo, está claro que es la mejor fórmula para “hacerse persona”. No borraría ni un día de los 7 años que pasé junto a vosotros. Ni uno!!

Renatosays:

Cuanta razón tienes SIRIA. Me veo reflejado en casi todo lo escrito, recuerdo q mi abuela me dijo q entraría llorando y saldría llorando…..cuanta razón tenía. No me cansare de darle las gracias a mis padres por empujarme a ir a un colegio mayor y en particular al Azarbe. Solico q entré sin conocer a nadie y tras 6 años no sólo me fui con muchos amigos q son como hermanos sino q conocí a la persona más especial en mi vida, mi mujer. Yo tb siento pena y alegría al acordarme de esos años,pero gracias a q a muchos os veo con frecuencia, mucha menos d la q me gustaría, la pena es dulce y la alegría constante.

María Garcíasays:

Sira que grande eres, muy bonito tu “post”,siempre me da pena y mucha nostalgia pensar en el cole!,fueron años increíbles y por supuesto mandaría a mis hijos allí!. Yo tb soy de las que además de amigos y amigas para siempre tengo la suerte de tener a “mi Mario”, gracias al Azarbe, así que que más se puede pedir!
Me alegro mucho de haberos visto el sábado, hay que repetir más a menudo!
Besetes!!

Esther "Eche"says:

Que bonito Sira, me has hecho recordar una epoca muy bonita. Me alegro mucho de.tener noticias vuestras y de veros tan unidos; las amistades del colegio mayor son para toda la vida, ya que, como bien dices compartiamos todo. Un besazo para l@s colegiales con los que comparti ese año tan estupendo

Sira Sánchezsays:

Siento decirte que no tenemos ni idea de la información que solicitas. Quizás en alguna web especializada en Colegios Mayores puedan responder a tu pregunta. Muchas gracias por participar en nuestro blog!

Prosikitosays:

Hola Veterana Sira.

Me ha encantado tu articulo. Creo que todos los que hemos tenido la suerte de pasar por un colegio mayor nos sentimos plenamente identificados con todo lo que dices, da igual de que año seas, todavía hoy por coincidencias de la vida me he cruzado con antiguos colegiales del Azarbe y en un instante se a creado ese vinculo de unión inexplicable entre colegiales.

Aguaaaaca para todos!!! Dobles sin baños masculino año 2006 fue mítico!!! Pantojo, Judas, El Chino, Hightower, Puyol, Litri, Moi, Cipote, Las Putiques,,,, y muchos más.

Sira Sánchezsays:

Hola Geraldine! Qué gusto leerte por aquí después de tantos años…
A Prosikito y Canalillo no tengo el placer de conoceros pero habiendo vivido en el Azarbe seguro que nos podríamos echar unas risas contándonos anécdotas de cada año. Muchas gracias por vuestros comentarios, me alegra ver que el sentimiento colegial sigue vivo.

Tendríamos que hacer un encuentro de varias generaciones antes de que algunos estemos más mayores aún (jajaja!).

Un beso!

Borja ( el Moreno)says:

Sira! Precioso el articulo! Me has sacado la sonrisita mientras lo leia y recordaba los 4 años que pase en el Azarbe! Grandes momentos con grandes personas! Un abrazo

Rosi Montoyasays:

Ay Sira que nudo en la garganta se me ha puesto, estoy tan lejos que solo a mi Peich consigo ver cuando coy en verano a España (y porque baja a Almeria que si no….) pero os llevo en el corazòn a todos y cada uno de vosotros! En lo bueno y en lo malo me habeis dado mucho, el Mendez y el Azarbe me han dado mucho, y eso no se olvida en la vida.

Un besazo enorme para todos!!

Sira Sánchezsays:

Rosiiiiiiiii! ¿Sigues en Italia? ¿Qué tal te va la vida? ¿Cuántos cafés nos pudimos tomar en tu habitación del Méndez? Jajaja! Espero que te vaya fenomenal guapa y a ver si nos vemos algún día y nos contamos nuestras vidas tranquilamente. Qué alegría encontrarte por aquí. Un besazo ENORME!

Rosi Montoyasays:

Mi cafetera echaba humo!!!! pero que buenos ratos que pasabamos durante esos cafès. Sigo en Italia, tengo dos hijos (niña y niño) y por ahora aqui seguirè! ojalà algùn dìa podamos echar un rato! Un besazo guapa, y saluda a Javo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad