webpsicologos

La atención psicológica de los farmacéuticos durante la pandemia

Parece mentira (al menos a mi me lo parece), pero ya ha pasado más de un año desde que se declaro el estado de alarma y fuimos confinados.

Cómo psicólogos, hemos estado aportando nuestro granito de arena para ayudar a las personas que lo están pasando realmente mal.

Durante los primeros meses de la pandemia, desde WebPsicólogos entendimos que era esencial apoyar psicológicamente a las personas que se convirtieron en la primera línea de batalla contra el virus: el personal sanitario.

Contactamos con todas las personas que eran o habían sido en algún momento clientes de WebPsicólogos y trabajaban en el ámbito hospitalario (médicas, enfermeros, celadores, personal de limpieza, …) y  nos pusimos a su disposición para ayudarles psicológicamente en esos momentos tan difíciles.

También participamos de distintas iniciativas de apoyo psicológico gratuito para personas que necesitaban nuestros servicios.

Y un año después echando la vista a atrás, debó he de reconocer que nos olvidamos en ofrecer nuestro apoyo a un sector sanitario cuya labor también fue y esta siendo insustituible: Las farmacéuticas y farmacéuticos.

La farmacia, ese lugar al que siempre acudimos.

Las farmacias siempre han sido la primera línea de atención sanitaria a la que todas las personas acudimos.

Y si bien existen servicios de farmacia online como Farmadoo.com donde comprar productos farmacéuticos online de forma cómoda y segura, es indudable la importancia de los farmacéuticos para asesorarnos, informarnos y ayudarnos.

La farmacia durante la pandemia.

Porque durante la primera fase de la pandemia, la ciudadanía comprendimos que debíamos respetar a los hospitales y no acudir si no era totalmente necesario.

Estoy seguro de que, como yo, durante el confinamiento, la farmacia fue uno de los pocos sitios a donde acudimos.

Y no quiero olvidarme de darle las gracias a Pablo, Diana y Lucia, que son los farmacéuticos de la farmacia de al lado de mi casa por sus consejos, sus cuidados y su preocupación por la salud de sus clientes y vecinos.

Seguramente tu también sentiste que en a farmacia de tu barrio tenias un logar donde informarte y pedir ayuda.

farmacia y cuidados

Quien cuida a quien nos cuida

La pandemia del  Covid-19 nos ha enseñado lo esenciales que son las personas que se dedican a cuidarnos y a proteger nuestra salud.

Y no podemos olvidarnos de que, en muchos casos, como durante la pandemia, las personas que nos cuidan también sufren los mismos problemas que el resto.

La salud psicológica es indispensable para tener salud.

La salud psicológica, al igual que la salud física depende en primer de nosotros mismos, en segundo lugar, de nuestro entorno y en tercer lugar de los especialistas sanitarios.

Los psicólogos estamos disponibles para ayudar a las personas que necesitan de nuestro apoyo, pero no podemos olvidarnos de la importancia del cuidado y el apoyo entre iguales.

Cuidarnos unos a otros es una buena idea y las sociedades que son funcionales lo saben.

Dar las gracias, preguntar como estás y ofrecer tu apoyo a las personas de tu entorno es una buena idea para mejorar el bienestar de los que te rodean y el tuyo propio.

Y en este proceso de cuidados mutuos, no tenemos que olvidarnos de cuidar a los que nos cuidan, como los y las farmacéuticas.

¿La pandemia nos hará mejores o peores personas?

Y no sé muy bien como he llegado a esta pregunta, pero como he leído en prensa e internet algunas opiniones sobre esto, no quiero dejar pasar la oportunidad de ofrecer mi respuesta.

Las situaciones extremas no nos convierten ni en mejores ni en personas. Las situaciones extremas hacen que nuestros rasgos de personalidad se muestren de forma más clara y de forma más exacerbada.

A las personas que son “buenas”, la pandemia ha hecho que sean mejores.

Las personas que son egoístas, la pandemia ha hecho que sean más egoístas.

Las personas que son solidarias, la pandemia ha hecho que sean más solidarias.

La pandemia esta siendo una situación extrema y no es cuestión de si nos hace mejores o peores personas. La  cuestión es si dejamos que los jetas, sinvergüenzas y egoístas que están aprovechándola para sacar beneficios sean los “ganadores de la pandemia” o como sociedad nos organizamos para no permitir que “los malvados ganen la partida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad