webpsicologos

Fundamentos de la psicología positiva

La psicología positiva es una rama de la psicología reciente que tiene como objetivo la compresión de todos aquellos procesos que se realizan para alcanzar las emociones positivas que toda persona siente en algún momento de su vida.

En este sentido, se centra no sólo en resolver los problemas de salud mental de una persona, sino en mejorar la calidad de vida y el bienestar de la misma, logrando que sean más felices. ¿Cómo? Potenciando, precisamente, las emociones o los aspectos más positivos del ser humano.

En el portal mundocursos.online se ofrece una comparativa de cursos online de psicología donde te puedes adentrar de lleno en los fundamentos de la psicología positiva.

Hoy, en este post, nos centramos en presentar  en qué consiste y cuál es su origen. ¡No te lo pierdas!

El origen de la psicología positiva

Igual que en otras ramas de la psicología, la psicología positiva se ha basado en conclusiones y fundamentos obtenidos de una serie de investigaciones científicas. Su mayor novedad es que su objetivo no es buscar la patología que sufre la persona, sino que busca en ella los momentos más positivos de su vida para lograra que alcance la sensación de bienestar.

Su origen nace en la escuela fundada por Martin Seligman, un psicólogo estadounidense que estudió los síntomas de la depresión durante 25 años. Durante este tiempo, empezó a preguntarse por qué las personas no lograban adoptar una actitud más positiva en lugar de deprimirse.

Así, dio con la clave: no debía centrarse en curar la depresión o la ansiedad de una persona, sino que tenía que encontrar aquello que hiciera sentir a la persona feliz por si misma. Lo que tenía que hacer era enseñar los pensamientos y las actitudes de la felicidad.

Martin Seligman publicó un libro, “La auténtica felicidad”, donde él mismo crea una definición de la felicidad, formada por tres aspectos clave: la vida con sentido, basada en la sensación de trascendencia y el vínculo con algo más fuerte que uno mismo; el compromiso, que es la compenetración la familia, los amigos, la pareja o las aficiones; y la vida placentera, centrada en los placeres sensoriales.

Estos tres aspectos forman la felicidad y la mayoría de personas se queda estancada en la vida placentera, siendo los tres igual de importantes para lograr esa felicidad duradera que todo ser humano busca.

Sin duda, la psicología positiva está  aportando nuevos métodos y modelos de intervención psicológica que permiten ampliar el pool de recursos a disposición de lo psicólogos.

¿La psicología positiva es la solución definitiva?

En Psicología, como en cualquier otro campo de conocimiento, la investigación y la inovación es básica.

Pero en demasiadas ocasiones, nos encontramos con nuevas estrategias y técnicas que pretenden ser la reinvención de la rueda.

¿La psicología positiva es la solución definitiva? Evidentemente no. La psicología positiva nos aporta técnicas muy útiles en determinadas ocasiones, pero no vienen ni a sustituir otras técnicas y modelos psicológicos ni a invalidarlos.

Lo mismo pasa con el Mindfulness. Es una muy buena estrategía de relajación y autoconotrol,  pero no es esa solución a todos tus problemas que algunos pretenden vendernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad