webpsicologos

DÍAS FATÍDICOS

Todo el mundo los ha tenido. Son los llamados “días fatídicos”. Esos momentos en los que los astros se configuran para que las cosas te salgan del revés o te lleves esa ingrata sorpresa que nunca hubieras imaginado al despertar por la mañana.

Allá van los míos:

1 EL DÍA QUE TE DAN TU PRIMER BESO

Cuando eres una adolescente inexperta y por qué no decirlo, gilipollas, te suele gustar “el más tonto” de la pandilla. Por “el más tonto” me refiero al que va de malote, te trata fatal y aún así te mueres por sus huesos.

Estás meses esperando  que se fije en ti, te pones tus mejores galas para él; que en aquella época puede ser una combinación textil que haría levantar al mismísimo Versace de su tumba, en plan: mallas fucsia brillante, camiseta con hombreras y botines verdes. Y un buen día te lanzas a la piscina y le declaras tu amor eterno e incondicional. Él responde acercándose despacio, labio con labio… mueve la lengua y… descubres con sorpresa, que un beso “descoordinado” es más parecido a tener un caracol sudado en la boca que a una experiencia que te apetezca repetir.

2 EL DÍA QUE TE QUEDAS SIN INTERNET

Pues resulta que un día descubres que el “1GB de navegación” que tienes contratado por tarifa en tu móvil y que te vendieron como la fuente inagotable de placer…se GASTA. Pero son tan bondadosos que te permiten seguir navegando a la trepidante velocidad de ¡¡¡¡64 kb!!!!

Gracias Movistar, tu generosidad me abruma…

3 EL DÍA QUE ESPINETE SE TRANSFORMA EN… ESPINETA

Si tienes menos de 20 años no sabrás de qué estoy hablando, pero Espinete era un personaje de un popular programa denominado “Barrio Sésamo”.

Todos los niños de mi generación adorábamos a ESE puerco espín gigante de color rosa, que según el momento del día iba en bañador, en pijama o totalmente desnudo. Espinete nos enseñaba valores, nos transmitía buen rollo, cantaba y bailaba para nosotros… y aunque tenía una voz chillona y algo estridente nada nos hacía dudar de su sexualidad. Espinete era MACHO, eso estaba claro.

Supongo que no seré la única que se quedó con la boca abierta cuando, a los años de finalizar Barrio Sésamo, se desveló en los medios su verdadera identidad: la persona que iba “dentro de Espinete”, aquella que le daba vida, no sólo era ¡UNA MUJER!, sino que además estaba liada con Chema el panadero, que para más inri, tuvo problemas (o eso se rumoreaba) con la maldita “harina”. En fín, ¿qué píldora eliges Neo?

4 EL DÍA QUE TE CREES MÁS LISTO QUE NADIE

Hace algunos años, estaba viendo la tele. Un concurso nuevo en un canal comarcal. En la pantalla aparecía una presentadora muy mona con un panel detrás, que rezaba así:

B    A    __    B    I

Pregunta: ¿En qué película de Disney matan a la mamá de un cervatillo?

Estuve un buen rato pegada a la pantalla alucinando. Llamaban, decían sus respuestas y… TODOS fallaban!! Que si “La Dama y el Vagabundo”, “La Bella y la Bestia”, “La Sirenita”…

Yo, en ese momento, me creí la más lista del universo y salté sobre el teléfono (el fijo de mis padres) cual leopardo hambriento y marqué totalmente convencida de que me iba a llevar el gran premio. Me atendieron enseguida, me hicieron esperar hasta que pasara a directo y esperé, esperé, esperé… volví a esperar… esperé, esperé, esperé, seguí esperando… mientras, una vocecilla en mi interior se preguntaba ¿no será esto un timo? ¡No! No puede ser. ¡A mí no!

Esperé, esperé, esperé… y esperé.

Cuando mi moral y vergüenza me hicieron colgar (sin haber tenido oportunidad de contestar), apreté el puño, miré al techo y juré no contarlo jamás… hasta que tuve que confesar cuando mis pobres padres me enseñaron la factura de teléfono al mes siguiente.

5 EL DÍA QUE COMIENZA TU VEJEZ

Sí, un buen día, un maldito crío te increpa por la calle “tenga cuidado S-E-Ñ-O-R-A”  Tú, por supuesto, ninfa de la eterna juventud, no haces ni caso de la advertencia, y casi al instante descubres 2 verdades como puños:

Que esa farola no estaba ahí antes y que esa SEÑORA eras tú.

MORALEJA: aunque en estos momentos lo pasas fatal, el tiempo te ayuda a recordarlos con cariño. Así que os invito a que contéis aquí vuestros días fatídicos y nos echemos unas risas todos juntos! Y, por cierto…

—¡¡BAMBI cojones!!   ¡¡¡Es BAMBI!!!!—

Si te ha gustado el artículo, quizás te interese 10 Cosas que me ha enseñado Twitter sobre PsicologíaMi carácter depende de cómo me tratas y Reflexiones insanas

Compartelo en tus redes sociales con los botones de abajo.

One reply on “DÍAS FATÍDICOS”

Amselmosays:

El día te crees que has ligado…. y era lo gogo de la discoteca.

¡Que fuerte, la chica esa que baila encima de la barra no para de mirarme! Esta bailando sexy y me mira con ojos de ahi si te pillo….
Depues unos segundos donde tu autoestima se dispara hasta qu eempiezas a drte cuenta de que es la gogo de la idscoteca y no te mira a ti, si no que esta trabajando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad