webpsicologos

Pensamientos y Creencias: Trás mis pensamientos, están mis creencias

Aquello que hacemos o que no hacemos, es decir, nuestra conducta, está determinada por nuestros estados emocionales, los cuales son ocasionados por aquello que pensamos. Además, nuestra conducta influye en lo que sentimos y en lo que pensamos, retroalimentándose unos a otros.

Y… ¿por qué pensamos lo que pensamos?

No pienses en un oso blanco

Imaginemos a dos personas, una que cree firmemente en el destino y otra que cree en la suerte. Ante la cancelación a última hora de un viaje que finalmente resultó una estafa (la agencia de viajes se fue con el dinero de la gente que pagó previamente), la persona que cree en el destino tendrá pensamientos muy diferentes a aquella que cree en la suerte. Este último pensaría que ha sido cuestión de buena suerte, que podría haberle pasado a él también, …mientras que el que cree en el destino podría pensar que estaba determinado que no pagara aquel viaje y que se decidiera finalmente ir a otro sitio. Los pensamientos que tienen en torno a lo que ha ocurrido van a ir encaminados a validar lo que creen

Creencias

Muchos de los pensamientos que tenemos están determinados por nuestras creencias, las cuales se construyen a lo largo de nuestra vida basadas en las experiencias, los valores, la cultura, las tradiciones,…

Las creencias giran en torno a nosotros mismos, a los demás y a cómo ha de ser el mundo que nos rodea.

Algunas creencias pueden limitarnos y bloquearnos a la hora de hacer determinadas cosas, o generarnos malestar continuado. Otras creencias, la mayoría, nos hacen la vida más fácil, nos dan seguridad,…por ejemplo, creemos firmemente que el sol sale por las mañanas y no necesitamos hacer comprobaciones de que eso es cierto. En cambio, con otras creencias dejamos de hacer comprobaciones cuando si son necesarias.

Algunas de las creencias irracionales que pueden generar malestar y que giran en torno a las propuestas por Ellis, son por ejemplo: “es necesario tener la aprobación de los demás y agradar a las personas”, “solo hay dos formas de hacer las cosas, la correcta y la incorrecta”, “el pasado siempre me determina”, “es horrible lo que me ocurre”, …

Imaginemos, que ante las creencias anteriores tenemos experiencias pasadas que nos han podido hacer creer eso,…pero analicemos detenidamente algunas de ellas:

  • “Solo hay dos formas de hacer las cosas, la correcta y la incorrecta”. Creer esto generará pensamientos polarizados de todo o nada, que finalmente pueden provocar conductas de bloqueo (no hago nada que no pueda hacer correctamente) ¿eres perfecto?, ¿los demás se equivocan?,¿tú te equivocas?,¿si te equivocas te conviertes en un inepto?,…
  • “El pasado siempre me determina”. Somos lo que somos y estamos, donde estamos porque nuestro pasado ha sido el que es, pero eso no justifica que haré mañana. Alguien con esta creencia puede pensar que haga lo que haga todo será igual, que aquello que pasó nunca le devolverá la alegría dando lugar a conductas de bloqueo, pero “el hoy es el pasado del mañana”

El cambio, ¿es una cuestión de pasado, de presente o de futuro?

  • “Es horrible que las cosas no salgan como a uno le gustaría”. Las autoinstrucciones que nos damos cuando nos ocurren cosas que no nos gustan van a determinar también el afrontamiento del mismo. Cambiar la palabra horrible y catastrófico por desagradable, puede reportarnos un estado emocional no tan paralizante.

Las creencias son la parte pasiva y los pensamientos la parte activa

Como he dicho anteriormente, muchos de nuestros pensamientos se basan en creencias, las cuales podrían ser entendidas como la parte pasiva, y los pensamientos la parte activa. Los pensamientos van a ir validar las creencias que tenemos, y en esa validación es donde hay que considerar a los pensamientos como hipótesis y como supuestos, no como verdades absolutas.

Se estima que cada persona tiene 2 o 3 creencias irracionales, que determinan su forma de afrontar diversas situaciones problema manteniendo el malestar.

Si los pensamientos son complicados de modificar, las creencias como supondréis no lo son menos, además de necesitar más tiempo por estar más arraigadas. Pero no empecemos la casa por el tejado, la forma de acceder a nuestras creencias es mediante los pensamientos los cuales han de ser nuestro primer objetivo, pudiendo ser cuestionados mediante preguntas del siguiente tipo:

  • ¿Qué datos hay en la realidad que me hacen pensar tal o cual cosa? ¿puedo verlo de otra manera objetiva?
  • ¿De qué sirve pensar lo que estoy pensando?
  • ¿Qué es lo peor que puede pasar?

Los debería de la vida

………………………………………………………………

Creencias irracionales de Ellis

Algunas de las creencias irracionales que plantea Ellis quedan resumidas a continuación. Quiero decir que están redactadas en términos muy extremistas, pero con ciertos matices algunas pueden encajar en aquello que crees.

  • Es necesario para un ser humano ser querido y aceptado por todo el mundo
  • Uno tiene que ser muy competente y saber resolverlo todo si quiere considerarse necesario y útil
  • Hay gente mala y despreciable que debe recibir su merecido
  • Es horrible que las cosas no salgan de la misma forma que a uno le gustaría
  • La desgracia humana es debida a causas externas y la gente no tiene ninguna o muy pocas posibilidades de controlar sus disgustos y trastornos
  • Si algo es o puede ser peligroso o atemorizante, hay que preocuparse mucho al respecto y recrearse constantemente en la posibilidad de que ocurra
  • Es más fácil evitar que hacer frente a algunas dificultades o responsabilidades personales
  • Siempre se necesita de alguien más fuerte que uno mismo en quien confiar
  • Un suceso pasado es un importante determinante de la conducta presente, porque si algo nos afectó mucho continuará afectándonos indefinidamente
  • Uno debe de estar permanentemente preocupado por los problemas de los demás 

 ¿Cuáles son las creencias que te limitan para lograr tus objetivos o afrontar tus problemas?

5 replies on “Pensamientos y Creencias: Trás mis pensamientos, están mis creencias”

Es sorprendente la importancia de las creencias en la vida de una persona. Solemos pensar que, cuandoa actuamos, lo hacemos como reacción a lo que sucede. Cuando analizamos el comportamiento, normalmente es mejor predictor de la conducta y los pensamientos las creencias de una persona que el acontecimiento ante el que esta respondiendo.

Las creencias están detrás de la felicidad o infelicidad de la mayoría de las personas

Porfiriosays:

Hola Alberto,
Acabo de ver tu deseo de conocer cuáles son tus creencias.

Complementaría tu pregunta definiendo en relación a qué

Quedo a tus órdenes para profundizar sobre el tema, si estás de acuerdo

Demiurgo Rupérezsays:

Una semilla puede estar objetivamente (?) más o menos podrida, o incapacitada, o alterada genéticamente, o no ser la más fuerte de las que originalmente salieron de un fruto funcional de un árbol lo suficientemente sano para producirlos a ambos…(ciclos)

De esa semilla, incluso formal o funcionalmente débil (tb podría darse el caso contrario, que una semilla muy fuerte y afianzada en su código genético caiga en un lodazal, o en un desierto, o sea ingerida/digerida por algún animal, y nada prospere, quedando toda la “vida” en su segura y luego pétrea prisión seminal/fecal…amplia historia de la humanidad), puede sin embargo prosperar algo, que por la propia naturaleza de la especie arbórea de marras, encuentre capacidad de germinar, con su dosis de suerte, en una buena tierra, llena de nutrientes y químicos que favorezcan el “aprendizaje”, “elecciones” y “experiencia” de refuerzo positivo de las protorraíces de esa germinación…o simplemente acabar siendo con el gerundio más gerundio, la mejor forma de ese árbol para el terreno y circunstancias que le toquen, sin alardes pero habiendo aprendido a reinventarse con su tronco retorcido y sus raíces más delgadas y largas hasta garantizarse el SER lo mejor de sí mismo posible, así y ahí.

Aquellas raíces van así “entendiendo” que poco importa la semilla que fueron, sino cómo abrir nuevos caminitos en esa tierra henchida de humedad, gusanos, parásitos y también potencial progreso de vida…Cómo ir engrosando y ramificando esas raíces, afianzando sus estructuras y células adaptadas, y generar otras estructuras igualmente importantes para la planta y para conseguir convertirse en árbol (¿el que estuvo inscrito en los genes de aquella semilla? tal vez otro…el posible aquí y ahora), puede ser que incluso una copia mejorada del original por sus condiciones y aprendizaje, o simplemente un BUEN árbol autogarantizado en su naturaleza y vida.

Pero…y si ese Aprendizaje “autocuestionador”, evolutivo, de crecimiento y adaptación de células y estructuras a la creación de buenas raíces y flores…desarrollara en este árbol específico una serie de nuevas capacidades epigenéticas que acaben reflejadas en sus frutos y semillas contenidas en ellos y tal vez en sus descendientes?…nuevas capacidades de adaptación a entorno, y trascendencia de la Semilla, mayor fortaleza en sus raíces, modos de aprovechar nutrientes de determinada proporción en ese subsuelo que les otorga mejores tallos, tal vez un tronco grueso y sano como ninguno de sus predecesores conocieron, y que proteja sus estructuras vitales de plagas y heridas habituales en su especie…

¿Es un árbol posible sin que todos los elementos de su tegumen, parénquima, xilema, raíces, ramas, cortezas, yemas, hojas, flores…estambres, pistilo, y hasta la función del viento o las abejas…contribuyan a ello, y cuestionen de manera continua, infinitesimal, VITAL y bien arraigada, lo que pueden ser, mucho más allá que las semillas originales y sus probabilidades de germinación?

¿Está inscrita en el código de algunas semillas y no en el de otras, esta capacidad eterna de cuestionamiento, aprendizaje, Evolución y olvido de la semilla, tal vez eterna repetición…?

Es acaso posible VER, ENTENDER, EXPLICAR,…algo de todo ello en su detalle o conjunto, y por tanto reconocer adecuadas o mejorables semillas y posibilidades,…sin la botánica, la microbiología, la geología, la climatología, la química, la bioquímica, la genética, la biofísica,…tal vez un día, la proto”neuro”biología vegetal? o la psicobotánica…? (creamos o no…a las ciencias, o incluso sólo a los paradigmas temporales de cada una de ellas, eso les da igual).

Todo es EMERGENCIA…pero en el mundo posmoderno de las Creencias reconvertidas, retorcidas, reafirmadas y nunca ya reconocidas como tales, sino entronizadas como PENSAMIENTO (débil) que se tiene por igualmente FUERTE que las raíces de las sequoias…seamos más conscientes que nunca de lo que determinado enfoque crítico-científico, autocuestionador, racional y consciente, sensible, compasivo, con todo el conocimiento que la psicología y otras muchas disciplinas a día de hoy nos pueden aportar, pero de esencial forma arbórea emergencial…se necesita en la educación personal y social con cierta urgencia.

Crecen por doquier las creencias irracionales, relatos mágicos, pensamientos automáticos y justificación de la emocionalidad y subjetividad sin control…con una imagen del Mundo dominada por relatos y metarrelatos de orden seminal…y en la que resulta esencial una visión cabal y coherente con lo que cvamos pudiendo SABER y SER en el tiempo que nos enseña la evolución mucho más que seminal (la evolución se aprende en las flores y frutos…más que en las semillas que son un mero vehículo-esencial al final)…antes de que nos vuelvan a devorar las cavernas, los brujos, los truenos…o los gusanos y lodazales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad