webpsicologos

BULLYING ¿Mi hijo es víctima de acoso escolar?

El acoso escolar no es un fenómeno novedoso, por desgracia. Podríamos afirmar que ha existido siempre, pero hoy día tenemos más información y herramientas para hacerle frente.

Es un problema que acontece a niños y chicos en edad escolar. Consiste en un acoso constante por parte de uno o varios niños hacia otro igual, que se convierte en víctima de sus agresiones.

Los actos de violencia pueden ir desde las mal llamadas “bromas” en clase (poner motes, contar chistes poniendo de protagonista a la víctima o tirarle bolas de papel cuando el profesor no mira) hasta agresiones físicas o palizas.

La víctima de acoso escolar sufre humillaciones, insultos, robo, intimidación, agresiones (verbales y físicas), aislamiento social… entre otros; por parte de uno o varios compañeros (normalmente del mismo centro escolar). El acoso se prolonga en el tiempo porque la víctima oculta esta situación a sus padres y profesores, por miedo y vergüenza. A su vez, los acosadores procuran no realizar estas acciones de acoso delante de los adultos. En la mayoría de los casos, cuando los adultos se enteran (padres y profesores) y se interviene desde el centro educativo, el acoso finaliza; pero hay que decir que ha habido situaciones puntuales en nuestro país, en las que el chico acosado ha terminado suicidándose. Es por tanto un fenómeno que no debe quedar al margen del seguimiento y la prevención, por parte de los centros escolares (de primaria y secundaria) y de la legislación actual.

¿Cuándo sospechar que mi hijo está siendo víctima de acoso escolar?

Os presentamos un listado de signos o indicios que pueden sugerir que nuestro hijo puede estar sufriendo una situación de bullying:

• No quiere ir a clase.
• Presenta somatizaciones: manifestar síntomas de enfermedad médica en ausencia de esta (vómitos, fiebre…)
• Está deprimido.
• Ha empezado a sacar malas notas.
• A veces llega de clase con heridas y hematomas que no me explica cómo se ha hecho.
• No tiene amigos.
• No es comunicativo conmigo o no habla del colegio o instituto.
• Sus profesores me dicen que sus compañeros se burlan de él.

¿Qué podemos hacer como padres ante esta situación?

Lo primero es intentar que nuestro hijo nos diga qué le está sucediendo.
Hay que empezar por ofrecerle confianza y protección. El niño víctima de acoso con frecuencia no dice nada a sus padres por miedo a represalias. Tenemos que conseguir que confíe en que todo acabará cuando se pongan los medios adecuados y que para ello es necesario que diga quién le está acosando y de qué manera (con todos los detalles y la máxima información posible).

Una fuente de la que podemos extraer información sobre la situación de acoso son las redes sociales de nuestro hijo. Internet se ha convertido en una vía de fácil acceso para todos y un medio que permite difundir calumnias, insultos y mentiras a la vez que se conserva el anonimato si así se desea. Pero permitirá corroborar la historia de nuestro hijo, de cara a quien vaya a investigar la situación desde el centro educativo.

Una vez el niño nos lo ha contado, hay que hablar inmediatamente con el tutor y equipo directivo del centro, para que desde ahí se puedan poner en marcha las medidas de emergencia diseñadas para estas situaciones (medidas de protección a la víctima, cambios de grupo, entrevista con acosador, testigos, familia y profesorado, expulsión preventiva, intervención de la Inspección educativa, observatorio escolar, mediación…)

Cuando el acoso remite es conveniente llevar un seguimiento periódico, de los alumnos implicados. Además, por lo general, las víctimas de acoso presentan carencia de asertividad y habilidades sociales, además de baja autoestima. Un trabajo en este sentido, dotará al niño de herramientas cognitivas, emocionales y conductuales, con las que podrá hacer frente a los conflictos sociales que puedan surgir en adelante.

[icegram messages=”6103″]

PREVENCIÓN DESDE LOS CENTROS EDUCATIVOS

Desde la tutoría: empleo de sociogramas de clase dónde se ven los alumnos rechazados e ignorados por el grupo. Talleres de empatía, de presión de grupo, de rechazo a las conductas violentas, aprendizaje en valores…

Formación del profesorado: desde los centros de recursos para el profesorado se imparten cursos de formación y se forman equipos de trabajo sobre bullying y violencia escolar.

Mediación escolar: en numerosos centros se ha establecido la mediación entre alumnos como una medida preventiva del acoso escolar. Se han diseñado programas para formar a los propios alumnos en mediación. Se crean equipos de alumnos mediadores que intervienen activamente en casos de violencia escolar y acoso.

Aulas de convivencia: son espacios preparados para acoger al alumno que presenta conducta disruptiva y violencia escolar. En el aula de convivencia se trabaja la reflexión, la empatía y los modos de actuar alternativos a las respuestas de agresión.

Hasta aquí el segundo artículo dedicado al bullying o acoso escolar. Si te ha gustado quizás te interese Testimonio del bullying

5 replies on “BULLYING ¿Mi hijo es víctima de acoso escolar?”

El bullying es una situación muy seria. Puede convertirse en algo incontrolable y peligroso para la integridad física y/o mental de la víctima de bullying pues en ocasiones no basta la intervención de la familia o de los maestros para tratar la situación y es necesario recurrir a otros métodos legales para disminuir el peligro. En BK Protege encuentra asesoría legal en caso de bullying para que su hijo obtenga la justa indemnización por el daño causado y dan una garantía de no cobrar honorarios si no obtienen la indemnización correspondiente.
No ignoremos los casos de bullying ni a las escuelas que permiten que esta situación se dé en sus aulas. Hay alguien que apoya a las personas que sufren de bullying y que está dispuesto a todo con tal de erradicar esta situación de las escuelas.

Sira que bien me hubieras venido hace unos años… En casa sufrimos una aunténtica odisea con respecto a este tema, pero tengo que disentir contigo en algo, la ayuda por parte de los educadores y los centros escolares es con frecuencia escasa o nula. Deberían comenzar por cambiar eso. En el caso de mi hijo el bullyng solo tuvo fin cuando se plantó harto de recibirlas dentro y fuera del centro escolar y le dio un buen castañazo a su agresor. No me gustó que tuviera que llegar a ese extremo, pero a la vista está que fue la solución definitiva y el fin del calvario.

Hola Lilian, siento que en el centro dónde estaba tu hijo no se responsabilizaran del caso o no os sintierais atendidos. Si te digo la verdad, muchas veces las medidas preventivas y las que expongo en el artículo dependen de la implicación del equipo directivo en difundirlas y trabajarlas con el apoyo de profes y tutores. El departamento de orientación, al cual pertenecía yo, necesitaba de la colaboración del resto de la comunidad educativa. Pero una cosa es cierta y los docentes lo sabemos, a nadie conviene que no se controle este tema pues al final TODOS salimos perdiendo. Yo aún guardo un halo de esperanza en el trabajo de los coles e institutos y creo que con información y formación del profesorado los casos que se resuelvan de manera violenta, como es el tuyo, sean una minoría.
Muchas gracias por tu testimonio, que sirve para darnos cuenta que todavía queda mucho camino por recorrer en el tema del acoso escolar. Un saludo!

Carmen Ramirezsays:

Hola mi nombre es Carmen Ramirez. Estoy muy preocupada mi hija Andrea tiene 15 años y a sido víctima de bullying a lo largo de su vida . Que si es morena , que tiene la nariz como de elefante como de la caricatura de Bob esponja etc. Etc. Ella de alguna manera a querido yo pienso porque es mi hija y en cierta manera tengo algo de comunicación con ella ocultar eso que ella siente vistiéndose muy elegante para que su color de piel y su nariz no sea el centro de atracción de su persona , pero en realidad ella está sufriendo aunque no lo demuestre y eso me duele mucho, aunque yo siempre le estoy diciendo que ella es hermosa y que la belleza también se lleva x dentro y también la belleza se puede mirar en otras formas como por ejemplo ser sociable, ser buena estudiante , ayudar a los demás , ser respetuosa y muchas cosas más . La juventud ahora no tiene valores , no tiene sentimientos axis el prójimo . Estoy muy preocupada espero puedan ayudarme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad