Pues vaya sorpresa. Y el sol sale por el este, mire usted.

Escribo este párrafo después de terminar le artículo completo, y resulta que he usado más de 600 palabras para justificar el título. Vaya tela!

Voy a intentar explicarme.

Me gusta mucho el presente y el futuro que nos ofrece internet. 

  • Utilizo servicios online para contratar viajes y transportes.
  • Mantengo el contacto con amigos y conocidos a través de redes sociales.
  • Estudio y trabajo utilizando la red.
  • Veo series y cine en streaming y me divierto con juegos online
  • Y además tenemos WebPsicólogos, nuestro proyecto de ofrecer servicios de psicología profesional online a través de este blog y la consulta de psicología online.

Quiero decir que no soy ningún gurú ni experto en la red, pero si la conozco bastante a nivel usuario.

Y si algo he aprendido es que no me gustan los servicios online que confunden la posibilidad de ofrecer tus servicios a todo el mundo con el número de clientes que puedes atender correctamente.

Hoy en día tenemos multitud de servicios disponibles para automatizar casi todo el trabajo que genera un negocio online. Emails de respuesta automáticos, sistemas para publicar en redes sociales de manera autónoma, escribir newsletter a tus suscriptores automáticamente,… y multitud de herramientas que cuando empiezas a trabajar en el mundo online descubres para hacer muchas tareas por ti.

Pero resulta que,[piopialo] al menos a mí, me gusta que me atiendan personas, no auto respondedores[/piopialo] ni sistemas informáticos súper eficientes de gestión.

Por eso, en WebPsicólogos, tenemos muy claro que cada persona que contacta con nosotros se merece ser atendido personalmente, no por una máquina.

Los contenidos que escribimos y nuestras participaciones en redes sociales, las escribimos nosotros. No tenemos ningún comunity manager ni nada parecido.

El problema

Atender a todas las personas que nos escriben, realizar las terapias por videoconferencia, escribir el blog, participar en redes sociales, gestionar  la web, responder los comentarios en los artículos (mil gracias por comentar en los artículos. Nos encanta saber las opiniones de nuestros lectores y los interesantísimos debates que se inician)… pero resulta que es más tarea de la que somos capaces de realizar entre Isabel, Sira y yo.

El dilema

Y esto nos ha llevado a automatizar algunas tareas y eso no nos gusta.

El dilema es ser un servicio que atiende a mucha gente ayudándonos de aplicaciones y respuestas automáticas o aceptar que podemos atender a menos personas pero con la calidad y la calidez que se merecen.

Nuestra decisión: Somos personas que atendemos a personas

Queremos que cada persona que se ponga en contacto con WebPsicólogos note que al otro lado hay alguien atendiendo a su consulta. Queremos escribir cada artículo, newsletter y aportación en redes sociales de nuestro “puño y letra”.

Al fin y al cabo hemos decidido que WebPsicólogos sea un servicio atendido 100% por nosotros; Sira, Isabel y yo.

Por todo esto, en breve, vamos a empezar a cobrar por la primera consulta a WebPsicólogos, que hasta ahora es gratuita. Vamos a cobrar una cantidad casi simbólica (de 3 a 7 euros,) y responderemos con una asesoría profesional de calidad y además una propuesta de plan de intervención.

Sabemos que tendremos menos consultas, pero podremos garantizar que cada consulta recibida en WebPsicólogos, va a obtener el trato humano y la respuesta de calidad que se merece.

 

Creo firmemente que el futuro de “los psicólogos online” pasa por la calidad, no por la cantidad y en WebPsicólogos queremos dejar claro que somos personas.

The following two tabs change content below.
Psicólogo y coordinador de proyectos. Escribo sobre psicología aplicada a la vida cotidiana. Me apasiona cómo internet, redes sociales, y las nuevas formas de comunicación influyen en las personas y estoy convencido que de todo esto va a salir algo bueno

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!