Desde el pasado 16 de Marzo, todos los que nos dedicamos al ámbito educativo nos hemos tenido que reinventar y adaptar la acción educativa a la situación provocada por el COVID-19.

No ha sido tarea fácil, hemos tenido que reorganizar tanto contenidos como maneras de evaluar al alumnado, buscando siempre el beneficio de éstos últimos.

Ideas para entretener a los niños durante el confinamiento

Pero… ¿qué pasará en el nuevo curso?

Pues las instrucciones hasta el momento son las de ofrecer una educación basada en las clases presenciales y las clases on line. Hablamos de una educación semipresencial con tutorías presenciales cuando fuese necesario.

Se estima que la clase si dividirá en dos grupos que se irán alternando entre ir a clase durante un par de semanas y las clases on line.

Debo destacar que, nunca, la educación telemática podrá reemplazar a las clases presenciales, pues los docentes somos un papel importantísimo en el desarrollo y aprendizaje del alumnado.

Por ello, los profesionales que nos dedicamos a la enseñanza, deberemos potenciar entre nosotros el trabajo en equipo, para adaptar el currículo al alumnado acorde a sus necesidades y conseguir la desaparición de las desigualdades, que está provocando esta situación, entre alumnos.

Además deberemos seguir una formación continua en técnicas y métodos de enseñanza a distancia, pues esto nos ha quedado un poco grande a todos.

Pero no sólo nos afectará a los profesionales educativos, pues las familias deberán acoger un papel más activo en la educación de sus hijos, siendo partícipes día a día del proceso de enseñanza aprendizaje.

Esto último puede resultar un grave problema, pues los padres volverán al trabajo y no tendrán el tiempo suficiente de supervisar y ofrecer el apoyo necesario a sus hijos a la hora de realizar las tareas.

Cómo gestionar las preocupaciones en tiempos de pandemia

¿Cómo conseguir entre todos una enseñanza on line eficaz?

Pues los expertos nos ofrecen una serie de consejos, que os mostramos a continuación, para alcanzar con éxito los objetivos propuestos a través de la enseñanza on line.

  • Mostrar una actitud positivista ante esta nueva modalidad.

La educación on line se lleva practicando ya desde hace años, lo que supone no pensar en negativo sobre ella. Pues está comprobado que puede resultar igual de eficaz que la presencial.

Costará adaptarse a esta nueva de aprendizaje, pero en ocasiones suele resultar bastante cómoda y beneficiosa para los alumnos.

  • Estar dotados de todos los recursos necesarios y de una buena conexión a la red.

Este es el mayor temor, pues nos encontramos con casos en los que la familia no dispone de estos recursos. Hablamos de una gran brecha digital en nuestro país.

La familia deberá comunicarlo al centro educativo para que esté al tanto de este problema y buscar con brevedad una solución.

Por ello, en este periodo de confinamiento, el gobierno regional de Castilla-La Mancha ha repartido tablets a aquellos alumnos sin recursos.

No en contra de esta acción, si debo decir, como Pedagoga, que lo más conveniente es utilizar ordenador para realizar las tareas escolares.

Por último, debemos estar dotados de una buena conexión a internet que nos facilite la conexión con el profesorado.

  • Tener buenas habilidades y competencias digitales para el estudio.

Desde los centros educativos y desde hace unos años, una de las misiones es ofrecer aquellas competencias y habilidades digitales a todos el alumnado para alcanzar la igualdad en el uso de los recursos digitales de manera eficaz.

Estas competencias nos ayudarán a “manejar” fácilmente la educación a través de las TIC´s.

Como se ha mencionado con anterioridad, esto también formará parte de la tarea de los docentes, pues cada día aparecen nuevos recursos tecnológicos educativos de los que debemos ser conocedores y tener una buena intención de aprendizaje para poder llevarlos a la práctica. Por eso, hablaba antes de formación continua del profesorado.

  • Aplicar un mayor esfuerzo en el estudio.

Ya sabemos que estudiar a distancia no es tarea fácil, pues necesita de un mayor esfuerzo para el alumno que conlleva a ser más autónomos y responsables frente a la tarea de estudiar.

  • Elegir las técnicas y hábitos de estudio adecuadas.

Para alcanzar con éxito los objetivos propuestos debemos elegir un lugar de estudio adecuado, en el que no haya distracciones para el alumno (móvil, tele, ruido…).

A continuación debemos planificar el trabajo a realizar en el día, un horario de estudio sería lo ideal.

En dicho horario, también se deben planificar los descansos.

  • No cesar el contacto con compañeros de clase y profesores.

Mantener el contacto con el ámbito educativo favorece no sentirse solo ante esta situación y encontrar el apoyo constate.

Es primordial continuar con videollamadas con compañeros para compartir experiencias y vivencias personales, incluso para intercambiar puntos de vista relacionados con contenidos educativos.

La conexión continua con el profesorado, puede ofrecer grandes ventajas, como la resolución de dudas o el apoyo de una figura docente. Además de poder solicitar una tutoría presencial para la resolución de cualquier incidencia.

 10 pautas para afrontar el miedo a salir a la calle en los niños durante la desescalada

The following two tabs change content below.
Lorena Sánchez

Lorena Sánchez

Lorena Sánchez

Latest posts by Lorena Sánchez (see all)

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!