A lo largo de un par de semana voy a hablaros sobre el Trastorno Obsesivo Compulsivo (T.O.C) y cuáles son los objetivos del tratamiento psicológico.

Hasta hace un tiempo el T.O.C puede ser diagnosticado como un trastorno de personalidad (Cluster C) o un trastorno de ansiedad. En la  última revisión del Manual Diagnóstico y Estadísticos de los Trastornos Mentales (DSM-V) se ha establecido una nueva categoría denominada Trastornos Obsesivos Compulsivos y trastornos relacionados (trastorno dismórfico corporal, tricotilomanía, los celos obsesivos,…).

En esta nueva categoría se tiene en cuenta el concepto insight o introspección que hace referencia a si quien lo padece reconoce que sus creencias son clara o probablemente no ciertas o ciertas. Debiendo especificarse con buena o aceptable introspección, con poca introspección y con ausencia de introspección/ creencias delirantes

Antes de exponer los síntomas característicos del Trastorno Obsesivo Compulsivo quiero decir que todos, en mayor o menor medida, podemos tener alguna que otra manía y eso no significa que lo padezcamos.

¿Qué es una obsesión?

A groso modo la obsesión puede ser definida como un pensamiento recurrente y persistente que la persona vivencia como algo no deseado e intrusivo (viene la mente de modo involuntario)

Pienso, luego siento. Entre el pensamiento y las emociones

El pensamiento es una forma más del lenguaje, podemos pensar mediante un diálogo interno e imágenes (recuerdos) y hemos de ser muy cuidadosos, no con lo que nos viene a la mente, sino con lo que hacemos con aquello que pensamos.

Una obsesión, para este trastorno, ha de llevar también la connotación de pensamiento desagradable, pudiendo llegar a ser paralizantes y provocando ansiedad o persistencia. La persona que padece un Trastorno Obsesivo Compulsivo (T.O.C) intenta eliminarlos para así neutralizar(minimizar) la sintomatología ansiosa con otro pensamiento o  una conducta (compulsión).

Pensamientos y creencias: tras mis pensamientos están mis creencias

¿Qué es una compulsión?

Se puede definir como la forma de reaccionar, de una persona con Trastorno Obsesivo Compulsivo (T.O.C), ante las obsesiones de acuerdo con serie de “deberías” o reglas rígidas que son de obligado cumplimiento.

Una obsesión requiere recurrencía y una compulsión requiere repetición.

La compulsión es un comportamiento repetitivo que puede ser manifiesto (ordenar cosas, lavarse las manos, comprobar, …) o un acto mental introspectivo ( contar, rezar, repetir palabras o frases, comprobar…)

La finalidad de estos comportamientos y/o actos mentales es sentirse mejor o evitar algún evento negativo que se teme, bajo el convencimiento de que no hay otra forma de lograrlo que no sea llevando a cabo la compulsión.

Retrato de un perfeccionista

La realidad es que estos comportamientos repetitivos y rígidos no tienen nada que ver con aquellos que sí consiguen una prevención de los sucesos temidos o una neutralización de la ansiedad. Es decir, resultan excesivos y poco adaptativos. 

A modo de conclusión

Como he dicho anteriormente, todos podemos tener algún que otro pensamiento obsesivo o conducta repetitiva (superstición) pero nada de esto tiene que ver con padecer un Trastorno Obsesivo Compulsivo (T.O.C). Los síntomas ya mencionados, han de generar también un malestar significativo en la persona que va desde invertir grandes cantidades de tiempo hasta el deterioro en áreas importantes (laboral, social,…)

Tener T.O.C es como vivir con una especie de Pepito Grillo, que en lugar de ayudarte, hace o contrario: te lanza pensamientos que te hacen dudar, te incomoda, te asusta incluso te hace sentir en peligro…hace que valores las cosas como amenazantes de forma desproporcionada. Y tienes que aprender a convivir con el:no puedes evitar que te hable pero tienes que aprender a ignorarle a vivir tu vida desde tu punto de vista, no desde el suyo (Rocío)

La duda es algo que desborda a la persona con T.O.C. Duda  de si es capaz de hacer eso que piensa, duda si al hacer o no hacer tal compulsión evitará el evento catastrófico que teme,duda si ha hecho la compulsión o si el protocolo a seguir ha sido el correcto volviendo a repetirlo ante la duda…duda, duda, duda…

Ya decía mi padre que la duda es algo natural  y hemos de aceptar la incertidumbre como parte de este proceso llamado vida…ese accidente que ocurre desde el momento que naces hasta que mueres.

En unas semanas escribiré sobre el tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo centrado en la prevención de respuesta, ya que es la realización de la compulsión la que retroalimenta la obsesión.

Si tenéis alguna duda dejar un comentario y así, podré darles respuesta con el siguiente artículo

The following two tabs change content below.
Actualmente, compagino la atención psicológica en la Asociación Alcohólicos Rehabilitados de Albacete con la atención psicológica en terapia individual. Utilizar las herramientas que nos permite la tecnología para realizar mejores intervenciones terapeúticas es uno de mis objetivos.

Latest posts by Isabel Serrano (see all)

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!