En esta vida, todos tenemos pequeños secretos que no contamos ni a la persona con la que dormimos todos los días.

Son placeres únicos, individuales y que, en la mayoría de las ocasiones, nos moriríamos de vergüenza ante de contárselos a nadie.

Desde sacarse mocos concienzudamente hasta la conducta sexual más rara del mundo. Vamos a revisar algunas categorías de placeres secretos más habituales:

1 Limpiar tu cuerpo:

Sacarse mocos, quitarse espinillas, comerse las uñas,… son muchos los placeres asociados a limpiarnos el cuerpo. Yo aquí veo un gran punto de unión con nuestra parte más animal. Hay de todo. Incluso conozco a una persona que no cura los hongos de los pies porque “le da mucho gusto rascárselos”

2 Sexo:

Vestirse del otro sexo, explorar orificios, fantasías,… El sexo en nuestra cultura ya de por si es un tema bastante Tabú. Poca gente reconoce sus “gustos raros” en público. Si compartiéramos nuestras rarezas de alcoba, seguramente descubriríamos que no somos tan raros.

¿Cuántas veces es normal tener sexo?

3 Música, Cine, Tv.

Todo el mundo ve los documentales de la 2, pero la audiencia de los Realities se disparan. A mí, en plena edad del pavo, me pillaron robando una cinta del Fary porque me daba vergüenza que alguien me viera comprándola.

WebPsicólogos recomienda cine

4 Comida.

Desde bocadillos de  Nocilla con chorizo a comerse la carne picada cruda. Sobre gustos no hay nada escrito, pero cuando nos gusta algo raro, intentamos que nadie lo sepa.

5 Pequeñas venganzas ocultas.

Escribir mails a tus jefes (que luego no mandas), o hacer un corte de manga (sin que te vean) a tu compañero de trabajo que te acaba de endosar hacer el inventario en sábado. Nunca reconoceremos hacer estas cosas, pero todos las hacemos en algún momento.

¿Soy un buen jefe?

6 No responder al teléfono

Bueno, vale, no sé si es habitual pero yo no puedo evitar el placer de oír sonar el teléfono y no responder porque no me apetece. Tranquila, cuando no te respondo a ti es porque me pillas ocupado, vale?

7 Alegrarse del mal ajeno.

No sé dónde leí una frase de muro de Facebook en plan. Cuando te pase algo malo no lo cuentes. Al 20% de a quien se lo digas no le importa. El otro 80%  se alegra. No creo que sea cierta la frase, pero es cuestión de hacérselo mirar.

8 Ser más listo que los demás.

Descubrir que tu nuevo teléfono te ha costado 50 € menos que a tu amigo Paco o que tienes la partida de cartas ganada aunque el resto no lo sabe da mucho placer.

No le diremos a Paco que somos más listos que él, pero nos hará sentir bien.

Manual para ser feliz y triunfar en 10 pasos

9 Cosas realmente raras.

Coleccionar objetos inconfesables (y si, coleccionar sellos también considero que es algo que se debería mantener oculto), disfrutar limpiando el Wáter, meter la cabeza bajo las sábanas para oler tus pedos,…. La lista en infinita.

Algunas verdades sobre las mentiras

10 ______________

Los placeres ocultos son eso, ocultos. Seguro que  tú tienes un placer oculto que ni me imagino. Sin ser indiscreto, ¿Nos cuentas cuál es?

Todas las personas tratamos de proyectar una imagen concreta. Pero todos tenemos secretos inconfesables, placeres ocultos que nos hacen más felices.

Salgamos del armario del comportamiento y gritemos al mundo nuestros pequeños placeres inconfesables. Seremos más felices y con un poco de suerte, hasta aprendemos algo.

The following two tabs change content below.
Psicólogo y coordinador de proyectos. Escribo sobre psicología aplicada a la vida cotidiana. Me apasiona cómo internet, redes sociales, y las nuevas formas de comunicación influyen en las personas y estoy convencido que de todo esto va a salir algo bueno

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!