Uff! cuántas cosas tengo que hacer, no tengo tiempo de nada y además, nadie me ayuda ni me echa una mano. LA clave esta en la gestión del tiempo.

El tiempo es el mayor de nuestros tesoros. Imaginar que hoy al despertar os visita el Tito Gilito y os dice que os va a entregar una cantidad de total de 86.400 € y que al llegar las 00:00h el dinero que no hayas gastado te será retirado.

¿Qué harías?….yo, lo tengo claro…gastaría hasta el último céntimo. “Lo que se da no se quita”

Cada día nos arroja un total de 86400 segundos, una cantidad de tiempo que hemos de decidir cómo gastar ya que para mañana no podemos guardar aquellos que no usamos, “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Hay etapas de nuestras vidas en las que queríamos que el tiempo pasara rápido, cuando tenías 15 años y querías llegar a los 18, parecía que aquello no llegaba,…y hoy, con más de 30 , esto va muy rápido.

De no tener tiempo es de las cosas que más me quejo, y tiempo tenemos, pero no siempre lo empleamos de la mejor forma. Como dije al princpio, la clave es una buena gestión del tiempo.

Un buen punto de partida para administrar nuestro tiempo es la clasificación de las actividades en importantes y no importantes, para posteriormente clasificarlas en urgentes y no urgentes.

A veces, nos movemos respondiendo a todas las actividades como si fueran importantes y urgentes y ello, nos reporta un nivel de activación que mantenido en el tiempo puede generarnos problemas de diversa índole (estrés, ansiedad,)

No todas las actividades son importantes, también las hay que siendo urgentes no son tan importantes:

  • Mañana tengo una boda y tengo el traje en la tintorería, ir a la tintorería no es importante pero si urgente
  • Bajar la basura no es importante pero en ocasiones es URGENTE
  • Quiero ver el partido de fútbol, empieza en 2 minutos.

También nos encontramos con actividades que siendo importantes pueden no ser urgentes:

  • Dentro de 3 meses tengo que presentar un trabajo. Presentar el trabajo es importante pero tengo 3 meses para ello
  • Tengo que estudiar para los exámenes de enero. Estudiar es importante pero tengo tiempo para organizarme.
  • Reciclar, es algo importante pero no urgente. No es necesario que recicles todo lo de casa en un día, sino instaurarlo como un hábito de forma progresiva.
  • Quiero jugar con mis hijos

Otras actividades son importantes y requieren de urgencia el llevarlas a cabo

  • Ir al médico cuando llevo días enfermo con 39 de fiebre.
  • Llevar a mi hijo al colegio
  • Cumplir mi horario laboral

Por último, las actividades que no son ni importantes ni urgentes

Está claro, que hay etapas de nuestra vida donde la carga de responsabilidades diversas puede generérnos problemas a la hora de administrar el tiempo, y otras etapas han sido más satisfactorias en esta área.

No se trata de hacer una clasificación inalterable sino más bien de ir adaptándola a las circunstancias del momento.

¿Cómo decides emplear tu tiempo?….

The following two tabs change content below.
Actualmente, compagino la atención psicológica en la Asociación Alcohólicos Rehabilitados de Albacete con la atención psicológica en terapia individual. Utilizar las herramientas que nos permite la tecnología para realizar mejores intervenciones terapeúticas es uno de mis objetivos.

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!