La separación es una experiencia de ruptura y, antes de que la persona pueda proseguir su vida es necesario que esta logre juntar todos estos pedazos. ¿Sientes dolor? si recientemente has acabado una relación amorosa, seguramente si lo sientes. Aquellos que aparentan no sentir dolor al acabar sus relaciones, o bien lo han sentido antes, o, todavía tienen que sentirlo. El hecho de que una ruptura duela es de esperar, es algo natural, saludable e incluso bueno. El dolor es la forma en que la naturaleza nos dice que hay algo en nosotros que necesita curarse; por lo tanto, curémoslo.

Los temores principales tras una ruptura de pareja

Hay una serie de sentimientos que son comunes a todas las personas que afrontan una situación de separación afectiva, son sentimientos dolorosos que anuncian momentos difíciles, veamos cuales son:

El temor y el miedo son una parte importante de los sentimientos que experimentamos cuando nos hallamos en el pozo de una separación. Terminar una relación amorosa produce temores de toda clase, algunos de los cuales nunca pensaste que sentirías. Algo muy simple pero que resulta muy útil, es elaborar una lista de nuestros propios miedos; identifica las cosas que te causan temor, de tal forma que puedas ponerte en contacto con lo que estas sintiendo.

Algunos de los miedos principales son: la incertidumbre del futuro, miedo a ser una persona separada o divorciada, al tomar las decisiones que debes afrontar, sobre tu situación financiera, sobre tu trabajo, ya que últimamente no puedes concentrarte tanto y pasas todo el tiempo triste, sin ánimos y llorando. Puedes sentir miedo por la responsabilidad que ahora tienes de saber desempeñar bien tu papel de padre o madre soltero, miedo de perder a tus hijos si peleáis por la custodia, miedo de no saber cómo relacionarte y de qué hablar con los demás que no sea de tu situación actual; necesitas que alguien te escuche, pero no sabes si realmente pueden llegar a comprenderte, miedo de ir a juicio, a perder el control y a expresar tu ira y tu rabia, puedes tener miedo de estar solo y de vivir solo, miedo de creer que no eres digno de ser amado, miedo pues te sientes sólo, desprotegido y abandonado, puedes estar sintiendo temor de que te hieran otra vez, más de lo que ya te han herido, miedo a los cambios, (mudarme de casa, empleo, amigos y en mí mismo), a confiar en otra persona e incluso a salir o a estar con otra persona me asusta enormemente.

¿Hemos roto…y ahora qué?

El sentimiento de soledad tras la separación

soledad

Podemos observar varios tipos de soledad. Hay personas que se cierran a todo. Y allí están los solitarios, que insisten en estar con otra persona, por lo que siempre están con alguien, o andan detrás de alguien. Por ahí los que están ocupados en hacer esto o aquello con tal de no tener que afrontar nunca su soledad. La soledad es dolorosa. Pero, es un dolor que nos dice que hay algo importante que debemos aprender.

Sentimientos tras una ruptura sentimental

El sentimiento de culpa y rechazo

La culpa y el rechazo son dos de los sentimientos más comunes e intensos que acompañan la crisis de la separación. Por lo general en toda ruptura siempre hay alguien a quien deja y otro que es dejado; generalmente los primeros se sienten más culpables por lastimar a la persona que antes amaban y experimentan más culpa; y los que se sienten profundamente rechazados y les cuesta mucho esfuerzo asumirlo

Duelo por ruptura de pareja: 5 FASES

Podemos decir que hay una culpa adecuada a la situación y es la que sentimos cuando hacemos algo malo o herimos a alguien y nos sentimos mal por ello. Un paso hacía la superación de los sentimientos de rechazo consiste en darnos cuenta de que la ruptura de la relación amorosa tal vez no sea del todo culpa tuya (igual que tampoco toda la culpa es del otro). Es importante empezar a admitir que la responsabilidad es recíproca, no solo tuya o no solo de tu expareja.

La pena en el proceso de perdida

sentimientos separación

La pena es una parte importante del proceso de pérdida. Cuando sufrimos la pérdida de un amor, la muerte de una relación es preciso que lamentemos esa perdida. Este sentimiento de aflicción combina una tristeza abrumadora con fuertes sentimientos de desesperación. Uno de sus síntomas es la pérdida de peso, aunque algunas personas engordan durante este periodo y los problemas de insomnio.

Los cambios repentinos de ánimo son frecuentes durante el pesar por la separación. Uno parece que se siente bien y, sin causa aparente, se pierde el control emocional y no se puede dejar de llorar. Todo este súbito cambio de estado anímico puede haber sido disparado por la conversación con un amigo o un conocido que le dijo o le hizo algo.

La ira por una separación

Cuando una relación amorosa termina, sientes dentro de ti una intensa ira. Ese sentimiento es una característica natural y saludable de los seres humanos.  Esta ira por la separación y la ruptura de nuestra relación de pareja debemos ventilarla y soltarla de una manera no destructiva. Para ello sugerimos distintas formas de expresión de esta ira como: utilizar el sentido del humor Otra forma de expresar la ira es llamar a un amigo y decirle: “necesito hablar de esta furia de esta rabia que siento contra mi ex”. Otra forma de dejar salir los sentimientos de ira es realizar cualquier tipo de ejercicio físico, como practicar algún deporte, correr, limpiar la casa, o cualquier actividad por el estilo. La ira es una fuente de energía y esta energía debe utilizarse. Otra forma para sacar estos sentimientos es a través del grito y el llanto.

Nuestras vidas se transforman rápidamente con la pérdida del amor. Al comenzar de nuevo, nos vemos enfrentados de repente al resto de nuestras vidas, sin tener ninguna idea de lo que debemos hacer. Pero cuando se pierde el amor, cuesta muchísimo encontrar alivio, consuelo o protección. A menudo no nos damos cuenta de lo mucho que dependemos de este apoyo hasta que nos lo quitan.

Volver a estar solo supone sin lugar a dudas una crisis. Como cualquier otra crisis, es también una oportunidad. La oportunidad es la posibilidad de curar y fortalecer el corazón y la mente, para poder seguir adelante de manera fuerte y sana. El peligro es que no se complete el proceso curativo. El tiempo por sí solo no cura todas las heridas. El modo como vemos la pérdida del amor determina el resto de nuestras vidas.

The following two tabs change content below.
He trabajado en ámbitos sociales diferentes: jóvenes, mayores, discapacitados… sin embargo mi formación y preferencias siempre han ido encaminadas hacia el desarrollo de la psicoterapia donde me siento más satisfecha y realizada porque es lo que realmente más me gusta.

Latest posts by Marta Rodríguez Martínez (see all)

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!