Con la intención de escribir un nuevo artículo que tratase sobre la Navidad, y sin haberme parado a pensar en un principio de qué hablar, decidí preguntarle a mis hijos qué es para ellos la Navidad mientras cenábamos.Sus respuestas, que a continuación hablaré de ellas, me hicieron pensar y decantarme por este tema sobre lo que es la Navidad para los niños.

Es cierto que a muchas personas no les gusta este periodo del año, en este artículo quiero centrarme en las que disfrutan la Navidad y se ven contrariados por el consumismo que existe (Artículo “¿NAVIDAD + NIÑOS = CONSUMISMO?”).

Después de la conversación que tuve en casa, he preguntado a muchos niños y niñas si tienen ganas de que llegue la Navidad. He tenido dos respuestas mayoritarias…la más votada con diferencia, es que tienen ganas de que llegue por los regalos, han pedido “esto y aquello”, y en segundo lugar, añaden a esta respuesta que también tienen ganas porque no hay colegio.

Vacaciones de Navidad: Talleres para niños en Albacete

Qué es la Navidad para los niños

Sin que todo esto sea un estudio científico en el que basarse, me he animado a escribir sobre la estrecha relación que parece existir entre el significado de la Navidad y la llegada de los regalos deseados, es decir, resumir bastante la Navidad a dos días.

Me gustaría hacer una pequeña reflexión en la que cojamos un folio en blanco y plasmemos lo que significa para nosotros la Navidad y añadir qué es lo que queremos que nuestros hijos e hijas asocien a ella, los valores y los acontecimientos,…

Ideas para padres contra el consumismo en Navidad

Me siento muy orgullosa y me hizo mucha ilusión oír las contestaciones de mis nenes sobre qué es para él y para ella la Navidad: adornar nuestra casa en familia escuchando los villancicos de fondo; realizar manualidades navideñas para adornar también la casa de los abuelos; juntarse con la familia; comer turrón y polvorones, también macedonia; hacer juegos en familia (un ejemplo es el concurso de villancicos); quitarle los huesos a la uva para que dé tiempo a comerte las 12; la incertidumbre de a quién le toca el haba y por consiguiente pagar el roscón que nos comemos el día de Reyes; prepararle a los camellos agua y zanahorias; ponerle dulces a Papá Noel y a los Reyes,…y por supuesto también comentaron la llegada de los regalos.

Propósitos de año nuevo que te ayudaran a ser más feliz

¿Por qué es tan fácil que asocien la Navidad con los regalos si hacemos tantas cosas?

Los que es la navidad para los niños dependen, entre otras cosas, del valor que le ponemos nosotros, los adultos, indirectamente. Cuando nos encontramos en esas fechas a un niño o niña, la primera pregunta que solemos hacer, con la intención de ver una sonrisa en su boca, es “¿Qué le has pedido a Papá Noel/Reyes Magos?” a la que muchas veces se acompaña una segunda parte “¿Has sido bueno para que te traigan…o te van a dejar carbón?”. Con esa pregunta… ¿dónde estamos poniendo el foco de atención de la Navidad?

En la mayoría de las casas existen unas costumbres navideñas… no creo que no les importen o no les gusten, cuando he preguntado por ellas de una u otra manera siempre recibo una respuesta con mucha ilusión. ¡Les encanta! Pero somos nosotros los adultos los que sin darnos cuenta le ponemos un valor adicional al consumismo que en tantas ocasiones nos molesta.

Amenazas y reyes magos: ¡cómo te portes mal!

¿Cambiamos las preguntas estas Navidades?

Puede que si preguntásemos otras cosas, le diéramos más valor a otros acontecimientos navideños, transmitiésemos nuestra ilusión,… los niños y las niñas también lo hicieran.

Antes de la llegada de Papá Noel: en lugar de “¿qué le has pedido?” “¿Te has portado bien?”…
– ¿Has puesto el árbol de navidad en casa? ¿Has visto las luces de tu ciudad?…

• Nochebuena:
– ¿Con quién vas a cenar? ¿Has cantado villancicos?

 Navidad: aquí sí, también valoramos y nos gustan los regalos
– ¿Qué te ha traído Papá Noel? A lo que podemos acompañarlo de cualquier otra pregunta de las expuestas o muchas de las que tengan relación con el listado que hemos hecho en la reflexión en nuestro folio en blanco

Nochevieja:
– ¿Tienes preparadas las uvas? ¿Qué te gustaría hacer en este nuevo año?¿Qué te gustaría aprender nuevo en este año que va a empezar?

Antes de los Reyes Magos:
– ¿Vas a ir a la cabalgata? ¿Le vas a preparar algo a los Reyes en tu casa?

Día de Reyes: (al igual que el día de Navidad se puede preguntar por los regalos y acompañarlo de otras preguntas…)
– ¿Te gusta el roscón? ¿A quién le ha tocado el haba?

Después…otras preguntas:
– ¿Has visto alguna película de Navidad? ¿Cómo te lo has pasado en Navidad? ¿Qué es lo que más te ha gustado de la Navidad? ¿Has aprendido algún villancico nuevo? ¿Has visto a alguien esta Navidad que hacía tiempo que no veías? ¿Has visto algún árbol/belén/… que te haya encantado? ¿Te dio tiempo a comerte las 12 uvas? ¿Cuáles son tus deseos para este año? …

Tengo la suerte de poder hacer estas y muchas más preguntas a muchos niños y niñas…ver sus caras, su ilusión, contagiarme de ellos y aprender más y más con estos pequeños grandes genios.

Como afrontar las compras navideñas y no morir en el intento

Gracias de nuevo a todos ellos y gracias a mis nenes por todo lo que me enseñan personal y profesionalmente y por haberme brindado esta idea tan estupenda.

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!