¿Te acuerdas hace unos meses cuando el tema de moda era el satisfyer y no sabíamos nada del coronavirus?

Pues te aseguro que, dentro de un tiempo, no se cuánto la verdad, los temas de conversación y los memes volverán a ser de temas tan intrascendentes como el satifyer o si fue penalti o no lo fue.

Hay en día sé que es difícil, pero hay una frase que tenemos que repetírnoslas muy a menudo.

Lo importante no es lo que pasa, sino las conclusiones que sacamos de lo que pasa.

Hoy voy a escribir sobre placer sexual, conocerse a uno mismo y decidir.

Placer sexual

El sexo, el placer sexual, es algo que tiene que ver con todos y cada uno de nosotros.

Como actividad placentera, puede hacerse individualmente, en pareja o en grupo. Incluso puede decidirse no tener placer sexual.

El motivo de este post es invitarte a que decidas que te gusta y a que saques tus propias conclusiones.

El mundo sexualizado en el que vivimos.

Vivimos en sociedad que le da mucha importancia a la sexualidad, con estereotipos de hombre y mujer muy sexualizados y donde el atractivo físico importa mucho.

Cuando nos relacionamos con los demás, depende del círculo de personas con el que te relaciones y los valores morales que tengas, mostraras determinadas actitudes ante el sexo.

Sera un tema tabú, será algo sobre lo que hablarás mucho o será un asunto que te interesa poco.

Tu mundo interior

Pero cuando uno está a solas consigo mismo, con sus pensamientos y su dialogo interior, la sexualidad y el deseo toma un cariz distinto.

Ya no importa tanto la valoración que va a hacer mi entorno de mi dependiendo de lo que opino sino lo que pienso, siento y me apetece.

En demasiadas ocasiones me han preguntado en terapia si es apropiado tener mucho deseo sexual, poco, querer usar juguetes sexuales o excitarse con disfraces y juegos de rol.

Y la respuesta casi siempre es la misma:

  • Si, es normal tener mucho deseo sexual.
  • Si, es normal tener poco deseo sexual
  • Si, es apropiado usar juguetes sexuales (aquí lo importante es realizar la elección correcta)
  • Si, es apropiado disfrazarte si te gusta.

El sexo, sin normas y con respeto.

Porque el deseo sexual es algo individual y, excepto situaciones patológicas, el normal y apropiado realizar las practicas sexuales que te gusten.

No es buena idea ponerse limites, no es buena idea negarse a explorar con juguetes o con la imaginación. No es buena idea ponerse estrictas normas morales.

Cuando una persona se siente satisfecha con su vida sexual se siente mejor. Y estar satisfecho con tu vida sexual no es hacerlo mucho o poco, con juguetes o sin juguetes o a solas o en pareja.

Pero como toda conducta que hacemos en compañía, cuando practiques sexo en pareja, es necesario que entre en juego un nuevo factor: el respeto

Cuando practicas sexo en pareja es básico, primordial y necesario respetar a la otra persona. Es necesario hablar y tener claro que le gusta a cada uno, que prácticas se pueden hacer y cuales no, si van a intervenir juguetes o disfraces.

Esta bien proponer a la otra persona incorporar prácticas novedosas, juguetes eróticos o lo que se te ocurra

Pero siempre es necesario el dialogo, plantear la idea, definir las normas del juego y aceptar los límites que quiera establecer la otra persona.

Cuando en las relaciones acabas realizando prácticas que no te apetecen por agradar a tu pareja, siempre se van a generar más problemas que soluciones.

 

 

The following two tabs change content below.
Psicólogo y coordinador de proyectos. Escribo sobre psicología aplicada a la vida cotidiana. Me apasiona cómo internet, redes sociales, y las nuevas formas de comunicación influyen en las personas y estoy convencido que de todo esto va a salir algo bueno

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!