El sentido del humor como forma de afrontamiento de los problemas ha sido reconocido durante mucho tiempo. Freud describía el humor como el mecanismo de defensa más efectivo. Arthur Brayfield, un gran teórico sobre la comunicación a menudo aconsejaba a las personas practicar la regla 11 que él había establecido: “Nunca se tome nada demasiado en serio”.

Los estudiosos del tema han llegado a las siguientes conclusiones en torno al valor del humor como estrategia de afrontamiento

  1. Las personas con buen sentido del humor son menos propensas a reaccionar con estados de ánimo negativos ante experiencias de estrés, comparadas con aquellas que carecen de sentido del humor. El humor es particularmente provechoso, ya que nos permite afrontar sentimientos de insatisfacción, enmarcando el acontecimiento, que ocasionó esos sentimientos, para verlo desde otra perspectiva distinta.

 

  1. El uso del humor es un método efectivo para afrontar las emociones negativas como rabia, tristeza y depresión. Las personas con sentido del humor son más propensas a actuar sobre sus emociones negativas y sobreponerse a sus consecuencias. El sentido del humor nos permite seguir luchando en tiempos difíciles. Las personas que carecen de sentido del humor tienden a ser más pasivas y a dejarse dominar por sus percepciones negativas.

 

  1. Un buen sentido del humor aumenta nuestra propensión a mantenernos sanos física y emocionalmente. En algunos estudios se ha asociado el humor con el funcionamiento positivo de nuestro sistema inmunológico y la disminución de los niveles de estrés.

Reírse de uno mismo. El humor como pilar de la resiliencia

El humor nos ayuda a afrontar el estrés de varias formas

Primero: nos hace más eficaces personalmente: en vez de reaccionar con miedo o pánico ante una situación difícil, podemos reaccionar con humor para percibir esta situación como un desafío valioso.

En segundo lugar, el sentido del humor nos ayuda a “distanciarnos” de nuestro problema, dándonos la oportunidad de ver soluciones desde distintos ángulos.

La tercera ventaja del humor es que las personas que nos rodean estarán más dispuestas a apoyarnos cuando reflejemos ser alegres y no cuando estemos deprimidos o con el ceño fruncido.

Mimarse es de sabios

El tipo de humor más sano es el que ejercemos sobre nosotros mismos. El saber reírse de uno mismo es muy sano mental y psicológicamente. Esto implica no tomarse todo demasiado en serio y a la tremenda. Reírse de uno mismo es una manera de decir “me gusta mi forma de ser y me acepto como una persona que puede equivocarse”.

Como disminuir el miedo al fracaso dando 4 pasos de gigante

El sentido del humor también sirve para recordarnos que debemos llevar la vida paso a paso y no exagerar la gravedad de nuestros problemas; nos permite alejarnos del dolor y del sufrimiento y nos hace más flexibles, pues nos capacita para aceptarnos mejor a nosotros mismos y también a los demás.

The following two tabs change content below.
He trabajado en ámbitos sociales diferentes: jóvenes, mayores, discapacitados… sin embargo mi formación y preferencias siempre han ido encaminadas hacia el desarrollo de la psicoterapia donde me siento más satisfecha y realizada porque es lo que realmente más me gusta.

Latest posts by Marta Rodríguez Martínez (see all)

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!