Vamos a reflexionar sobre las personas con enfermedades crónicas, como afrontarlas y como gestionarlas para no vivir siendo un enfermo.

Enfermedad como falta de salud.

Hay varias formas de definir la salud, pero para el post de hoy me quedo con una muy sencilla y comprensible. La enfermedad es la falta de salud. Cualquier persona que sufre una enfermedad tiene un primero objetivo obvio. Curarse. Y habitualmente, ante una enfermedad estamos acostumbrado a que los médicos tengan un cura, una solución. Pero, ¿qué sucede cuando ante una enfermedad la respuesta que te dan los médicos es que tienes que aprender a convivir con la enfermedad y que te van a enseñar cómo?

Vivir con una enfermedad crónica.

Cuando nos dicen que sufrimos una enfermedad y que no tiene cura, de entrada, lo más fácil es que entremos en un estado de tristeza y de desmotivación y que pensemos que todo va a ir mal. La realidad es que son muchas las enfermedades que no podemos curar pero que hemos conseguido a través del uso de fármacos y de pautas de estilo de vida convivir con ellas, teniendo la persona que padece la enfermedad una buena calidad de vida. Y la persona que tiene una enfermedad crónica tiene que enfrentarse a dos retos claves:

  • Seguir las pautas médicas y de estilo de vida que son necesarias para convivir con la enfermedad.
  • Asumir la nueva situación y ser capaces de mantener la autoestima y la motivación al autocuidado.

El ejemplo de la diabetes

Vamos a seguir hablando de autoestima y motivación al autocuidado tomando por ejemplo la diabetes, una de las enfermedades crónicas más conocidas y que mejor conocemos las pautas médicas y de estilo de vida que tenemos que seguir para poder convivir “saludablemente” con la enfermedad. Cuando a una persona se le diagnostica diabetes, lo más fácil es que se le caiga el mundo encima. Asumir que tiene una enfermedad crónica, asumir todas las pautas de autocuidado, asumir todos los riesgos, asumir todas las enfermedades asociadas. Son muchas cosas que asumir de golpe, y necesitamos ayudar a la persona a aceptar toda esta situación.

Internet y el acceso a la información

Hoy en día, cuando nos da un diagnóstico médico, lo primero que hacemos es consultar internet. Y si buscas problemas de las diabetes en Google te vas a encontrar desde explicaciones sobre los distintos tipos de diabetes, estilos de vida recomendables o problemas asociados concretos como la retinopatía diabética. Y lo mas fácil es que este exceso de información lo que consiga es desmotivar al paciente, abrumarle y pensar que todo va a salir mal. La información sin control aporta más problemas que soluciones.

Cómo tener una enfermedad crónica y no vivir como un enfermo

Vamos a ver algunas pautas básicas para conseguir tener una enfermedad crónica y no vivir en como un enfermo.

  • Déjate guiar por los profesionales sanitarios: Quien más sabe del problema suelen ser los médicos y médicas y personal sanitario que te está atendiendo, así que sus indicaciones son las primeras que tienes que seguir.

 

  • Cuida tu salud mental: El impacto de conocer que se tiene una enfermedad crónica puede ser fuerte. Obsérvate como están tus miedos, autoestima, inseguridades, y si ves que no lo aceptas pide ayuda psicológica. Puede serte muy útil para comprender la nueva situación.

 

  • Los grupos ayuda mutua ayudan: Casi para cualquier enfermedad crónica existen asociaciones de afectados. En estas asociaciones vas a encontrar personas con tu mismo problema y te pueden ayudar en muchos aspectos para comprender y saber como llevar la enfermedad crónica que padeces.

 

  • Los milagros son mentira: Huye de soluciones mágicas, curanderos, y pseudociencias. Cuando te dicen que una enfermedad es crónica es comprensible que busques quien te diga que lo va a solucionar y que va a ser fácil, pero no es verdad y la magia sólo funciona para los espectáculos.

 

  • Vive en positivo: Y no me refiero a que seas un fiel seguidor de la autoayuda y las frases motivadoras. Me refiero que ante una enfermedad crónica la mejor forma de gestionarla es centrarte en las cosas que puedes hacer para que tu salud sea buena, no en las cosas que tienes que dejar de hacer.

Tener una enfermedad crónica nunca es sencillo, pero en la mayoría de los casos si eres capaz de comprender la situación puedes vivir con calidad de vida y feliz, aceptando la situación que tienes. Y si necesitas ayuda, pídela

The following two tabs change content below.
Psicólogo y coordinador de proyectos. Escribo sobre psicología aplicada a la vida cotidiana. Me apasiona cómo internet, redes sociales, y las nuevas formas de comunicación influyen en las personas y estoy convencido que de todo esto va a salir algo bueno

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!