En el escenario en que nos encontramos el miedo/ansiedad a ser contagiados es totalmente adaptativo. Es decir, se trata de una emoción que nos ayuda a evitar un peligro real.

Además, este miedo es un miedo doble, por una parte, social, ya que perseguimos que el sistema sanitario no se colapse y a la vez un miedo personal, especialmente en la denominada población de riesgo.

La gran incertidumbre existente en torno al virus y la continua fuente de nuevos datos y noticias hacen que nuestra percepción del nivel de amenaza varié por minutos.

Nuestra vida ha cambiado en un abrir y cerrar de ojos, vamos al supermercado de la esquina con guantes y mascarilla, observamos las miradas de miedo en algunos casos y de apatía en otros.

En este post me gustaría dar una pauta para disminuir la ansiedad ante el contagio del COVID – 19.

Como establecer rutinas durante la cuarentena por coronavirus

Comencemos por una pregunta ¿Cuáles son las medidas para impedir el contagio que están en tu control?

Las acciones que están bajo nuestro control, serian aquellas que podemos realizar a través de nuestra conducta sin la necesidad de que otras personas o medios intervengan.

coronavirus

 Se han pautado una serie de recomendaciones entre las que podemos encontrar:

-Lavado de manos frecuente mediante jabón o una solución desinfectante

-Usar protección como mascarilla y guantes

Se han realizado restricciones mediante el decreto de un estado de alarma:

-No salir a la calle y permanecer en casa, salvo para aspectos imprescindibles como hacer la compra o ir a la farmacia en caso necesario.

En este punto hay que tener en cuenta un aspecto fundamental. No todas las personas pueden controlar los mismos factores.

Por ejemplo: hay personas que tienen que continuar su actividad laboral, por lo que tienen que salir de sus casas y exponerse a distintos niveles de riesgo de contagio. En cuyo caso el último factor se escapa de su control.

Por ello la evaluación de los aspectos controlables y no controlables se ha de realizar de forma individual.

Cómo gestionar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena por Covid-19

¿Cuáles son los factores sobre los que no tengo un control total?

Hay una serie de factores que se nos van a escapar de nuestro control.

No podemos controlar que las medidas de protección fallen, que el guante se rompa, que la mascarilla sea ineficaz…

No podemos controlar lo que hacen otras personas, es decir, no está en nuestra mano que personas con el virus salgan a la calle y vayan al supermercado, pese a que no deberían (al menos los que presenten manifestaciones de la enfermedad).

Así como tampoco podemos controlar o puede resultar realmente difícil no contagiarnos con las personas con las que convivimos en la misma casa (en mayor medida si aún no presentan sintomatología).

Excede sobre nuestra capacidad de control trabajar en el sector sanitario, de la alimentación o la seguridad (por citar tres ejemplos).

Y así una larga lista de aspectos sobre los que no tenemos un total control, y subrayo lo de total control.

Es decir, si bien muchos de estos factores se pueden controlar parcialmente, no existe la posibilidad de controlarlos de forma total.

10 síntomas de estrés y ansiedad

¿Qué ocurre si focalizo mi atención sobre los factores no controlables?

Hacer esto es como proponerse ejercer control sobre aspectos ante los cuales me es imposible ejercer dicho control.

Se podría resumir como intentar controlar lo incontrolable. Este mecanismo es uno de los factores que puede incrementar la ansiedad hasta niveles que lleven a la evitación o la parálisis de la persona.

Cómo salir rapidamente de una situación angustiante

¿Qué puedo hacer para disminuir la ansiedad? Una propuesta

Lo primero que puedes hacer es realizar una lista con aquellos aspectos que consideras que puedes controlar. Después puedes reevaluar la lista observando si hay algún aspecto en ella que se escapa de tu control.

De esa forma puedes tachar ese aspecto, de forma que te quedes con una selección que se podría titular “Aspectos controlables para proteger a los demás y a mí mismo del coronavirus”.

De esa forma cuando la ansiedad te invada, te sientas tenso/a ante la posibilidad de contagiarte, puedes ir a esa lista y repasar aquellos aspectos que si tienes en tu mano frente al contagio.

Focalizarte sobre aquello que puedes controlar de una forma autónoma es lo que conocemos los psicólogos/as como locus de control interno, el locus de control interno favorece la reducción de la ansiedad ante eventos amenazantes futuros, ya que la atención está puesta sobre lo que está en nuestra mano.

Herramientas para la gestión de la ansiedad (conductuales)

Psicología y Coronavirus

Información psicológica para saber como gestionar la crisis por coronavirus y la situación de cuarentena.

Información científica de calidad para saber como gestionar los miedos, ansiedad y conflictos causados por la pandemia del Covid-19

The following two tabs change content below.

Alberto Ruano

Psicólogo, apasionado de mi trabajo, curioso por naturaleza, me encanta conectar unas ideas con otras. Mi principal interés es aprender cada día nuevos recursos para ayudar a las personas a dar el paso que desean. En este blog, hablo sobre la vida y toda la psicología que hay en ella.

Podemos Ayudarte

Se valiente y afronta tus problemas

You have Successfully Subscribed!

Apoyo psicológico para el coronavirus y el periodo de cuarentena

.

You have Successfully Subscribed!