Duelo por ruptura de pareja: 5 FASES

Duelo por ruptura de pareja: 5 FASES

A quién no han dejado alguna vez? La ruptura de pareja es una de las situaciones de duelo más difíciles de superar, porque de hecho, la persona no desaparece (como cuando fallece) sino que sigue existiendo y viviendo pero SIN MÍ. Y peor aún, tendré la ocasión de ver cómo rehace su vida con otra persona, me lo encontraré por la calle, veré a sus amigos y familia y tendré que pasar por una serie de situaciones que no me serán gratas. Cuando una ruptura es unilateral, es decir, sólo una de las partes quiere dejar la relación, se dan una serie de fases en el duelo de la persona “abandonada”. Vamos a ver cuáles son y lo que podemos o no hacer en cada una de ellas. (más…)

Como superar una infidelidad

Como superar una infidelidad

Cuando se produce una infidelidad (bueno, cuando se descubre mejor dicho), hay una auténtica explosión nuclear dentro de la pareja y se inicia un proceso que lleva a replantear el funcionamiento de la relación.

Vamos a revisar 5 puntos básicos para ver como superar una infidelidad y conseguir restablecer la normalidad y el equilibrio. (más…)

¿Cuándo llega la sonrisa social del bebé?

¿Cuándo llega la sonrisa social del bebé?

Aprovechando que el viernes 5 de octubre se celebra el Día Mundial de la Sonrisa publicamos un artículo cedido por www.Mibebeyyo.com sobre la aparición de la sonrisa social en el bebé.

Los bebés recién nacidos aumentan su interacción a medida que pasan los días y las semanas. Es normal que al principio tan solo lloren, duerman o estén tranquilos. Pero de repente, cierto día veréis que os sonríe y esa será la señal que marca el inicio de una relación más compleja con vuestro bebé. Pero, ¿cuándo llega la sonrisa social del bebé? (más…)

Que opina un psicólogo sobre la marihuana medicinal

Que opina un psicólogo sobre la marihuana medicinal

No es la primera vez (y seguramente no será la última) que me piden que hable de marihuana medicinal y su relación con la psicología.

¿Es beneficioso el consumo de marihuana para los tratamientos psicológicos?

En diversos foros y grupos de trabajo en los que participo recibo esta pregunta o parecidas y me cuesta responderla.

En este post te voy a explicar porque me cuesta responderla. Y voy a aprovechar este  para dar la respuesta larga, la que normalmente nunca doy. La opinión que tengo como psicólogo y como experto en programas de prevención de drogas y reducción de daños.

Aviso a navegantes

Si eres de los que piensan que la marihuana es maravillosa y mola mazo, este post te va a defraudar.

Si eres de los que piensan que la marihuana es una droga peligrosa y que su uso debería estar prohibido y penalizado y no hay nada mas que hablar, este post te va a defraudar.

Si comprendes que el uso de drogas ya sea por ocio o medicinal es un toma complejo, con muchos ángulos y matices a tener en cuenta, te invito a que leas el post, a que opines y debatas y a que me ayudes a mi y a mis lectores a sacar conclusiones útiles y no dogmáticas.

Porque me cuesta responder a si es beneficiosa la marihuana medicinal en determinados tratamientos psicológicos.

Me cuesta porque, en el 99% de las ocasiones quien me realiza la pregunta tiene decidido de antemano la respuesta y quiere mi aval y aprobación a esa respuesta, para ir sumando apoyos profesionales y argumentos favorables a la venta de marihuana medicinal.

Y en esos casos doy la respuesta sencilla y breve para no dar explicaciones. No, la marihuana no es recomendable en los tratamientos psicológicos.

Como psicólogo, no puedo recetar ningún medicamento y me parece  genial.

No tengo la formación  ni los conocimientos necesarios para recetar, ni siquiera recomendar el uso de psicofármacos.

Es habitual que las personas que acuden a terapia consuman psicofármacos o quieran consumirlos, recetados o no.

Y siempre que me preguntan si deben seguir consumiéndolo, si me parece buena idea, si creo que toma una dosis demasiado alta o demasiado baja, doy la misma respuesta. Ese tema tienes que hablarlo con un psiquiatra (o médico de familia en algunos casos).

Dile que has iniciado terapia psicológica y facilítale mi teléfono por si considera que nos coordinemos, pero yo de fármacos no voy a dar recomendaciones.

Y en el caso de la marihuana, como no hay nunca un médico, un psiquiatra o un profesional que la haya pautado, no voy a ser yo quien recomiende su uso.

La respuesta larga.

La respuesta larga, la que recoge mi opinión como profesional, la que nunca doy:

Por supuesto que sí. Por supuesto que la marihuana medicinal puede ser útil en determinados tratamientos psicológicos. Pero con un montón de matices, que paso a contarte.

Sería idiota negar las cualidades medicinales del cannabis, como sería idiota negar las cualidades medicinales del opio, las anfetaminas o las benzodiacepinas, por ejemplo.

Resulta que tenemos decenas de medicamentos derivados del opio (del que sale la heroína), medicamentos que contienen anfetaminas, benzodiacepinas y nadie duda de ellos.

Que una sustancia tenga usos recreativos no le exime de tener cualidad terapéuticas.

Es evidente que el cannabis sativa (marihuana) tiene capacidades y cualidades evidentes a nivel medicinal.

Pero en la actualidad, tenemos muy pocos fármacos desarrollados a partir de los cannabis disponibles y en la mayoría de los casos su uso es experimental.

De igual modo, son muchos lugares donde se utiliza tradicionalmente en infusión como relajante, analgésico leve y para abrir el apetito. En España, podemos encoontrar este uso tradicional en zonas de Cuenca como Cañaveras y Cañamares donde tradicionalmente se cultivó cáñamo para fibras textiles.

Por motivos comerciales mas que de salud, Estados Unidos inició una guerra contra la marihuana allá por el 1940, que como efecto secundario ha impedido el desarrollo de medicamentos derivados del cannabis, pero esta es otra historia.

Se que la marihuana tiene capacidades terapéuticas y medicinales, pero yo no recomendaría a ningún paciente mío usarla, porque no soy el especialista capaz de recomendar psicofármacos.

Cuando la ley hace aguas…

En España, y en muchos países occidentales, a nivel de decisión política, el debate no es si legalizar o no la marihuana, sino con qué modelo se va a legalizar (marihuana medicinal solamente, marihuana recreativa, explotación estatal o privada,…).

Hoy consumidores que quieren marihuana ( ya sea recreativa o medicinal)  y hay modelos de negocio dispuestos a cubrir esa demanda, buscando los resquicios legales de una ley obsoleta y desligada de la realidad para vender marihuana y sus derivados.

Un caso práctico

Voy a ponerte el ejemplo de tecnocultivo, una web dedicada a vender semillas, materiales de cultivo, parafernalia,…

Podemos encontrar productos enfocados a ser usados como marihuana medicinal y/o cannabis terapéutico.

Si entráis en los enlaces, veréis una serie de derivados cannábicos, semillas, …

Empresas como esta, están sirviendo productos legales y que son demandados por los consumidores de marihuana, ya sea con fines medicinales o con fines recreativos.

Hay productos con niveles muy bajo de thc (tetrahidrocannabinol). Tan bajo es el nivel de thc que no incumplen la ley (por debajo del 0,2 no se considera sustancia estupefaciente). En cambio tiene altos niveles de CBD (cannabidiol) que por si misma no se considera estupefaciente pero que si tiene efectos relajantes.

Lo que le recomendaría a un paciente.

Dejando claro que yo no recomiendo el uso de ningún fármaco a mis pacientes y les derivo a psiquiatría, si me insiste en la pregunta le diría:

Si no eres consumidor de marihuana o derivados (ya sean con thc o sin thc), no recomendaría su uso.

Si eres consumidor de marihuana o sus derivados y te es útil para relajarte u otra función terapéutica, sigue usando la sustancia, aunque deberás estar atento a los posibles problemas secundarios que te genere (de salud, legales, influencia sobre la conducción,…).

Mis deseos para el futuro cercano.

Estamos ante un cambio del estatus legal del cannabis y sus derivados.

Desde la legalización para fines recreativos o terapéuticos (que no dejan de ser una excusa en muchas ocasiones para el consumo recreativo) que observamos en Estados Unidos hasta el resquicio legal encontrado en Italia para la venta de marihuana con bajo contenido en thc.

Creo que la legalización de la marihuana es imparable, y necesitamos que los responsables políticos sean capaces de afrontar el reto.

Los consumidores (recreativos o terapéuticos) se merecen un sistema que les permita consumir con calidad y garantías.

Los no consumidores se merecen una ley que les proteja deje claro cuando y donde su puede consumir marihuana.

Y los que nos dedicamos a la prevención de problemas con las drogas necesitamos una ley que nos permita hacer campañas preventivas y programas de calidad, sin absurdeces morales y sin incongruencias y que eliminemos la ridícula creencia de que ser consumidor de drogas es tener un problema con las drogas.

También puede interesarte:

Todos nos drogamos (con distintos tipos de drogas)

Cómo saber si mi hijo fuma porros

Cómo elegir Centro de desintoxicación que funcione

¿Somos todos un poco bipolares?

¿Somos todos un poco bipolares?

En los últimos años el termino bipolar, se ha popularizado como una etiqueta más, sirviendo para catalogar muchas conductas, formas de pensar, de sentir…

Es común escuchar frases como estas;

-Creo que es bipolar, lo mismo piensa una cosa que otra.

-¡Eres bipolar o qué! Menudos cambios de humor.

-La verdad es que soy un poco bipolar, discúlpame por la forma en que te hable.

La realidad es que la mayoría de las veces que se usa este término, no se hace en referencia al trastorno bipolar

Las personas con este diagnóstico, pueden sentirse un poco hartas de la banalización del término.

Y no solo de la banalización, también por el uso de esta etiqueta para todo, menos para referirse al trastorno psicológico que designa.

La intención de este post es aclarar en qué consiste realmente el trastorno bipolar.

La manía, pieza clave en el diagnósticobipolar

El primer y necesario indicio de que una persona tiene trastorno bipolar, es que haya pasado por un episodio de manía.

En este caso, no me refiero a manía en el sentido de costumbres o comportamientos fuera de lo habitual.

La manía a la que me refiero, hace referencia a un episodio caracterizado por un estado de ánimo elevado, eufórico.

Pero no se trata de un estado eufórico común. El estado maniaco va más allá de la euforia.

La necesidad de dormir disminuye, las ideas fluyen de forma muy rápida. .

Todo ello se traslada al habla,  que se hace igualmente veloz, en sintonía con la rapidez del pensamiento.

La persona no se comporta como lo haría normalmente, no mide los riesgos de sus acciones y se puede embarcar en multitud de proyectos.

Este aspecto es esencial, debe haber un cambio significativo de comportamiento respecto a su forma habitual.

Si es habitual una muy baja percepción del riesgo o la atracción por el mismo, no estamos hablando de un episodio de manía. Lo mismo para una persona que habitualmente se embarque en muchos proyectos al mismo tiempo.

La sensación es de ser capaz de todo.

La gran caída del precipicio, episodio depresivo

Después del episodio de manía, se produce un descenso en picado del estado de ánimo que desencadena una depresión.

Es en este momento cuando la persona suele solicitar la ayuda.

En el estado maniaco, la conciencia de que haya un problema es prácticamente nula.

El ciclo normalidad-manía-depresión

Tras la depresión, el estado de ánimo de la persona puede regresar a su normalidad.

Desafortunadamente esto no se convierte en algo definitivo.

Cualquier evento estresante para la persona puede desencadenar de nuevo el ciclo, apareciendo de nuevo el estado maniaco.

La posibilidad de poner freno al ciclo

La medicación, es uno de los grandes aliados en este trastorno.

Siguiendo las pautas establecidas por un psiquiatra, el pronóstico es bueno en un gran porcentaje de casos.

Os dejo aquí un video de Alejandro Hernández, autor del blog “De bipolar a Bipolar”, que es muy ilustrativo en cuanto a la importancia de la toma de la medicación.

El tratamiento psicológico en el trastorno bipolar

La psicoterapia, se convierte en el segundo gran aliado en el tratamiento del trastorno bipolar.

En primer lugar, sirve de ayuda para conseguir mantener la toma de la medicación.

Pauta de tratamiento que es verdaderamente complicado seguir, si todavía no has visto el video de este post te recomiendo que lo veas.

Es clave para saber detectar los estados previos a una posible manía o depresión. Saber detectar estos estados, se convierte en una forma de prevenir que se desencadenen nuevos episodios del trastorno.

Al tiempo que se aprende a detectar estos momentos previos a una crisis, se trabaja en el conocimiento de cuáles son los eventos desencadenantes.

Conocer los eventos desencadenantes o factores que precipitan la manía o la depresión, constituye un elemento preventivo muy potente

Por último,  contribuye a disminuir la enorme ansiedad que produce la posibilidad de un nuevo ciclo normalidad- manía – depresión.

Los 3 Tipos de Apego en nuestros vínculos

Los 3 Tipos de Apego en nuestros vínculos

Hoy quiero hablaros de los diferentes tipos de apego. El tipo de relaciones que han tenido con nosotros en la infancia marca el tipo de personalidad y el tipo de relaciones interpersonales que tendemos a establecer con los demás en nuestra vida adulta.

Los tipos de apego en cada uno de nosotros pueden ser variados, incluso es posible que establezcamos diferentes con distintas personas. Si observamos las relaciones interpersonales de la gente, detectamos grandes diferencias en el modo cómo las valoran y cómo las viven: (más…)

¿Qué es eso del “mindful eating”?

¿Qué es eso del “mindful eating”?

La practica del “mindful eating” puede ser una buena forma de percibir de una manera distinta, los alimentos y bebidas que tomamos a diario.

Es una actividad útil para disminuir el comer emocional.

En qué se diferencia el “mindfulness” del “mindful eating”

En nada.

Si, me gustaría ser claro, no hay ninguna diferencia.

El “mindful eating” es una combinación de ejercicios de conciencia sensorial, corporal, emocional y cognitiva que se ubican dentro de la meditación “mindfulness”

Para comprenderlo mejor, vamos a simplificar al máximo el fundamento principal de la practica de la atención plena o “mindfulness”

Cual es la esencia de la práctica del “mindfulness”

Si deseo practicar “mindfulness”, necesito dos cosas, un punto de anclaje y mi atención.

El punto de anclaje, puede ser cualquier estimulo que haya en el entorno (sonido, imagen, textura). O bien en tu propio cuerpo (temperatura, respiración).

Una vez tengo el punto de anclaje elegido.El siguiente paso es dirigir mi atención hacia ese punto, y darse la siguiente instrucción:

“Observo este estimulo, en este momento, tal cual es.En el momento en que mi atención, se vaya hacia otro estimulo o hacia mis pensamientos, regresare de nuevo al estímulo elegido”.

Como puedo comenzar a practicar “mindful eating”

"mindful eating"Para comenzar a practicar la alimentación consciente o “mindful eating” de una forma sencilla podemos elegir un alimento cualquiera.

Nos centraremos en el, y si nuestra mente se va a otros puntos del entorno o de nuestros pensamientos, regresaremos de nuevo al alimento elegido.

Esa es la base, partiendo de ahí podemos realizar infinidad de ejercicios.

Desde sentir el alimento a través de nuestros cinco sentidos, hasta percibir la forma en que lo masticamos o lo tragamos.

La conciencia corporal y emocional en el “mindful eating”

Con la práctica de la conciencia corporal y emocional, podemos:

En primer lugar ser conscientes de que tipo de hambre estamos sintiendo

En segundo lugar educar progresivamente nuestra atención para que pueda registrar las sensaciones durante la comida.

¿Sientes hambre en este momento? Con esa pregunta se inicia un proceso de toma de conciencia de nuestro estado fisiológico.

Al hacernos pregunta de este tipo, podemos concluir que si sentíamos una necesidad real de comer. O bien lo que ocurria es que estábamos ansiosos por la reunión de mañana y realmente aun no sentíamos  hambre.

Que puedo conseguir con la práctica del “mindful eating”

Cuando una emoción como la tristeza o la ansiedad nos desborda. Una forma frecuente que utilizamos para disminuir dicha emoción es el comer emocional.

Es decir, utilizamos un alimento como herramienta de descarga emocional, esa acción, como toda conducta que se repite a lo largo del tiempo, termina convirtiéndose en un habito.

El habito termina por provocar que nos sea difícil distinguir entre el apetito emocional y el verdadero apetito.

Nos dificulta saber cuándo sentimos verdaderamente hambre.

Cuando comemos emocionalmente lo hacemos de forma rápida y es posible que no percibamos los sabores, la textura o el olor del alimento que ingerimos.

También es poco probable, darnos cuenta de la forma en que nos llevamos el alimento a la boca, lo masticamos y lo ingerimos.

Es decir, nuestra percepción se anula y únicamente volvemos a ser conscientes de que hemos comido al acabar de comer.

Que no es “mindful eating” o alimentación consciente

!No es una forma de reducir peso!

En definitiva… !No es una dieta!

Este es un punto importante.

Lo que implica es que reduciremos el comer emocional.

Reducir la ingesta emocional, puede tener como consecuencia una reducción del peso, pero este no es el objetivo que se persigue.

Lo que se pretende es conectar la atención en el proceso que va desde la sensación de hambre hasta la ingesta de la comida, en lugar de tener el piloto automático puesto durante este proceso.

Espero que después de leer este post tengas un poco más claro en que consiste la práctica del “mindful eating”, cualquier duda puedes escribirla en los comentarios.

Cómo comprender a un hijo Adolescente ( Saber Responder)

Cómo comprender a un hijo Adolescente ( Saber Responder)

En el artículo anterior (Cómo comprender a un hijo adolescente (saber escuchar)) veíamos la importancia que tiene saber escuchar a la hora de dejar al hijo que se comunique abiertamente con nosotros y, al mismo tiempo como sirve para que el hijo sea capaz de resolver sus problemas y, por tanto, asumir responsabilidades. Sin embargo, cuando nuestro hijo se comunica con nosotros, está esperando, generalmente, una respuesta por nuestra parteSi decíamos que los padres tenían que aprender a escuchar, no menos dedicación y esfuerzo requiere la técnica de saber responder adecuadamente a las demandas o planteamientos que nos hace el hijo.

Unas veces puede suceder que la respuesta que el hijo espera de nosotros es que le resolvamos su problema y, en otras ocasiones, lo que el hijo pretende es que sus padres lo comprendan, y que entiendan lo que les está contando. Una respuesta adecuada también fomenta en el hijo más confianza hacia sus padres, con lo cual se fomenta el diálogo entre padres-hijos, y también crece la confianza en sí mismo, porque se siente reconocido y escuchado. (más…)

Cómo Comprender a un Hijo Adolescente: (Saber Escuchar)

Cómo Comprender a un Hijo Adolescente: (Saber Escuchar)

Los padres, cuando se enfrentan a una situación en la que su hijo tiene un problema, muy fácilmente tienden a responder de la misma manera que ellos vieron hacer a sus padres: sermonean, dan consejos, dan soluciones, tranquilizan, consuelan, moralizan… La mayoría de los padres, cuando un hijo les comenta un problema, frecuentemente se agobian mucho, lo toman como propio y sienten la obligación de darles la solución al problema. Se lían a hablar o a dictar soluciones, antes incluso de haber comprendido bien el problema del hijo. Los hijos llegan a la conclusión de que sus padres no les comprenden y que hablar con sus padres no sirve para. Los padres han de saber escuchar.

Por eso, decimos que, para poder ayudar al hijo, es necesario que los padres COMPRENDAN qué es lo que le pasa a su hijo; más aún, han de tomar verdadera conciencia de lo que su hijo les está transmitiendo.

SOS Adolescencia a la Vista (parte1)

Algunos errores que se cometen creyendo que saber escuchar

Para que los padres puedan realizar correctamente esta destreza, lo primero que han de hacer es saber y querer “callar a tiempo”; o lo que es lo mismo, guardar y controlar sus impulsos y deseos de contestarle al hijo, a pesar de que muchas veces crean que tienen la solución del problema que les está contando el hijo.

Algunos de esos errores son:

– Saber escuchar “no es esperar a que el hijo termine de hablar”
– Saber escuchar “no es lo mismo que oír”
– Para saber escuchar “no basta con atender o entender las palabras”

S.O.S Adolescencia a la vista (parte2)

Qué es la escucha y los aspectos que incluye

La Escucha es la habilidad de acoger a nuestro hijo, entender sus palabras y observar sus gestos y actitudes a fin de comprender, lo más fielmente posible, los distintos contenidos del Mensaje que nos quiere comunicar.

La Escucha para ayudar a nuestro hijo a que resuelva su problema incluye los siguientes aspectos:

1) Acoger al hijo.

Entendemos por acoger el conjunto de conductas y expresiones de cordialidad a través de las cuales los padres manifiestan su disponibilidad para atender, escuchar y aceptar al hijo tal como él se siente y tal como él ve las cosas. Algunas expresiones físicas y no verbales de acoger:

a) Cercanía física
b) Movimientos corporales.
c) Dirección e inclinación del cuerpo.
d) La expresión del rostro y el contacto visual.

La capacidad de hablar, pasa por saber escuchar

2) Observar las expresiones corporales del hijo.

Una Escucha auténtica debe ser plena y, por tanto, debe incluir la observación atenta de todas las conductas que puede estar expresando nuestro hijo (miradas, movimientos corporales, gesticulaciones, sonrojos, etc). Esto nos posibilita el que podamos comprender mejor como se siente nuestro hijo y cómo está viviendo la situación o el problema que nos está contando, ya que nos está transmitiendo su estado emocional, sus sentimientos.

Los padres que desean realizar una escucha verdaderamente eficaz, han de prestar atención a las siguientes conductas que pueden transmitirles los hijos cuando están hablando:

1. Expresión corporal: postura, movimientos y gestos.
2. Expresiones faciales: sonrisa, mirada, muecas con los labios, etc.
3. Respuestas fisiológicas incontrolables: respiración rápida, sonrojarse, palidecer, tartamudear, etc.

Síndrome del emperador:¿es tu hijo un tirano?

3) Comprender el lenguaje del hijo.

Para realizar una buena escucha los padres han de estar atentos para poder comprender y entender lo que su hijo les quiere transmitir. Si queremos obtener una buena comprensión de lo que el hijo nos comunica hay que prestar atención a los tres aspectos fundamentales que hay debajo de lo que nuestro hijo nos está diciendo. Estos son:

1. ¿Cómo se siente nuestro hijo? (Saber escuchar EL SENTIMIENTO)
2. ¿Por qué dice que se siente así? (Saber escuchar EL CONTENIDO)
3. ¿Qué es lo que el hijo, en el fondo, nos pide o espera de nosotros en su comunicación? (Sabes escuchar LA DEMANDA)

Talleres de Crecimiento Personal Junio/Julio 2018

El saber escuchar correctamente es un acto de madurez y respeto por parte de los padres. Sin embargo, hemos podido observar como no solo por el hecho de ser padres se sabe escuchar, sino que se ha de “aprender” a escuchar. Cuando esta técnica tan importante se pone en práctica, mejora notablemente las relaciones padres-hijos y contribuye a crear un clima de confianza y seguridad en los hijos

La próxima semana podréis leer la segunda parte del artículo: “Cómo comprender a un hijo adolescente (saber responder)”

Tú puedes hacer frente al estrés

Tú puedes hacer frente al estrés

Hoy contamos con la colaboración de ORIOL LUGO, Psicólogo e investigador de la Universidad Ramón Llull de Barcelona. Muchas gracias compañero por compartir algunas soluciones tan útiles ante el estrés.

Cuando hablamos de “ESTRÉS” parece cómo que es un tema que todos/as hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas. Es un concepto que está muy presente en nuestras vidas. A veces, demasiado…

¿Pero realmente es algo que podemos solucionar? (más…)