La adicción al amor

La adicción al amor

La persona adicta al amor mide su valía en función de si cuenta o no con el amor de otra persona. La creencia contraproducente que mantiene de la idea del amor, le lleva a creer que sólo puede ser feliz y desarrollarse plenamente como persona si alguien le ama, y que lo peor que podría ocurrirle es estar sola.

Se trata de un tipo de persona dependiente que, en lugar de responsabilizarse de sí misma y de sus emociones, pretende cargar este peso sobre otra persona.

Deja su realización personal en manos de otro individuo. Su idea del amor es, en realidad, muy pobre. El amor es para ella una necesidad y no una opción.

Al no aceptar que la felicidad depende de sí misma y no de lo que otra persona esté dispuesta a hacer por ella, se convierte en un blanco fácil para la depresión. Puesto que su único vínculo con la cara amable de la vida, su único foco de satisfacción es el amor, cuando no consigue sus metas o sufre alguna desilusión en este ámbito queda desamparada, sin argumentos válidos que le den sentido a su vida.

7 palabras sobre el amor

La búsqueda desesperada del amor

Este tipo de persona suele ser víctima de su propia baja autoestima y de una idea demasiado idealizada del amor, la familia y otras instituciones sociales.

El fantasma de la soledad le aterroriza. Es en extremo enamoradiza y parece que en cada fracaso amoroso vaya a perder la vida.

Sin embargo, no siempre su amor al amor le asegura una relación amorosa estable y satisfactoria. Aunque, aparentemente, es todo amor, suele provocar más rechazo que unión.

5 mentiras sobre el amor

dependencia amorEs bastante corriente que algunas personas se sientan, al inicio de la relación, atraídos por la dependencia de la pareja que han elegido.

No lo interpretan como un signo de debilidad o inmadurez sino como un rasgo deseable.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, la dependencia acaba siendo una pesada carga para la pareja.

Lo que era una virtud se convierte en un defecto a veces insoportable.

En algunos casos, la relación también acaba siendo frustrante para el/la dependiente porque esperaba recuperar su autoestima mediante la unión sentimental, y esto es algo que su pareja no puede proporcionarle.

Independencia y atracción

En cambio, las personas más independientes y menos dispuestas a ligarse emocionalmente son las que despiertan mayor interés y deseo. Esto puede parecer paradójico, pero no lo es en absoluto. Es una consecuencia lógica.

Mientras que la persona adicta al amor no se interesa verdaderamente por casi nada más que no sea el amor, la persona independiente se ocupa en intereses y actividades distintas, lo cual la enriquece como persona y le proporciona diversos temas de comunicación e intercambio con su pareja.amor dependencia

Por una parte, la persona adicta al amor tiende a imponer un tipo de relación cerrada, absorbente y de plena dedicación mutua, que puede acabar agobiando y aburriendo a su cónyuge.

En cambio, la persona independiente mantiene lazos con otras personas fuera del ámbito del hogar, lo cual le hace sentirse, a nivel individual, satisfecha de cómo se desarrolla su vida y, a nivel de pareja, se enriquecen con el intercambio continuo de información, estímulos y experiencias que mantienen con otra gente conjunta o individualmente.

La dependencia emocional

Los problemas para alcanzar una relación estable

El rechazo del que hablábamos también se manifiesta entre las personas adictas al amor, que todavía no han formado una pareja estable.

Generalmente, tienen problemas para retener a otra persona a su lado, incluso para que alguien se interese por ellas, porque de alguna manera transmiten su extrema inestabilidad. La imagen que dan es justamente la contraria a la que hipotéticamente propicia los juegos del amor y la seducción.

La necesidad de aprobación

 

Retrato de un perfeccionista

Retrato de un perfeccionista

La persona perfeccionista cree que todo debe hacerlo a la perfección. Para ella la sola idea de realizar un trabajo imperfecto la sume en un estado de gran tensión y nerviosismo.

El perfeccionismo condena a la frustración

No concibe la posibilidad de cometer errores porque cree que un único error es suficiente para desmoronar el sentido de su vida. Interpreta los errores como un fracaso y no como una posibilidad para aprender y superarse a sí misma. Mantiene una actitud muy autocrítica consigo misma y con los demás, a los que acaba viendo como seres imperfectos.perfeccionismo

Desea ser siempre la mejor en todo, y esto le acarrea la antipatía de mucha gente. Sus éxitos no la satisfacen porque siempre encuentra algún defecto, de ahí que la vida le proporcione tan pocas satisfacciones y sea tan propensa a la depresión.

Su nivel de productividad no está en consonancia con su nivel de esfuerzo, ya que pierde gran parte de su tiempo en cuidar todo tipo de detalles. Suele declinar llevar a cabo actividades que desconoce porque teme fracasar en ellas, de modo que siempre realiza aquellas actividades que ya domina. Parte de las expectativas excesivamente utópicas e inalcanzables.

Optar por el término medio

La búsqueda de la perfección es una vía directa hacia la frustración. Generalmente, la persona adicta a la perfección cree que a mayor perfección se corresponde mayor felicidad. Por el contrario, rechaza totalmente la idea de permanecer en el término medio. Para ella esto no equivale a una toma de posición moderada ante la vida, de recibir alegremente lo que ésta nos ofrece, sino a la peor de las posturas.

Frustración, una reacción emocional más

punto medioLa adicción a la perfección está basada en el pensamiento todo/nada. Según este sistema irracional de pensamiento, el error es sinónimo de frustración; una prueba mal resuelta, una pequeña falta, la menor incorrección dan al traste con todos los éxitos conseguidos. El pensamiento dicotómico es autodestructivo y paralizante, e infunde en el ánimo de la persona una gran ansiedad y una sensación de perpetuo fracaso.

El círculo vicioso de postergar

Situarse en el término medio significa aceptar que la vida está llena de pequeñas imperfecciones, y que no por ello merece menos la pena vivirla. Ante el hecho de que no existe nada absolutamente perfecto, el ser humano puede optar por tres caminos diferentes: el de la confrontación, el de la resignación y el de la conformidad.

Los debería de la vida

No esperar de la vida más de lo que ésta puede ofrecernos y recoger con alegría sus frutos es la filosofía sustentada por las personas que viven en el término medio.

  1. Las personas perfeccionistas suelen hacer muy bien todo lo que hacen, pero a cambio viven continuamente en tensión, preocupadas, insatisfechas y deprimidas.
  2. Las personas que no pretenden hacer las cosas a la perfección son a la larga más productivas y obtienen una mayor satisfacción que las personas perfeccionistas.
  3. La perfección no asegura la satisfacción. Se puede hacer un trabajo perfecto y sentirse insatisfecho, o realizar una actividad simple, como por ejemplo dar un paseo, y sentirse satisfecho.
  4. Buscar la perfección es absurdo porque todo puede mejorarse.
  5. Las personas que intentan ser perfectas en el fondo lo hacen para evitar el fracaso o la crítica. Paradójicamente, el ansia de perfeccionismo les provoca una ansiedad tan grande que acaban convirtiéndose en su peor enemigo. No necesitan ser criticadas porque ellas mismas ya lo hacen.
  6. Las personas perfeccionistas acaban siendo vistas por los demás como seres rígidos y tensos.
  7. La vida de las personas perfeccionistas puede acabar siendo abundante en éxitos, y mísera en satisfacciones.
  8. Cometer errores es humano y aceptarlos es reconocer nuestra condición humana.
  9. Aprendemos de nuestros errores. El fracaso es una oportunidad para el crecimiento personal.
  10. Las personas perfeccionistas ven el vaso medio vacío, y las no perfeccionistas lo ven medio lleno.
  11. La felicidad no está en hacer las cosas perfectas, sino en hacerlas.
LA DEPENDENCIA EMOCIONAL

LA DEPENDENCIA EMOCIONAL

Las personas dependientes buscan la felicidad fuera de sí mismas. Su dicha o desdicha siempre es la consecuencia de factores externos que no pueden controlar. En realidad, con esta actitud evitan tener que responsabilizarse de sus sentimientos y conductas, de ahí que pongan su bienestar en manos de los demás.

Asertividad: ¿Qué es? ¿cómo se trabaja?

Aunque, la dependencia ofrece algunas compensaciones, no cabe duda de que comporta muchas más desventajas. La persona dependiente, por ejemplo, casi nunca hace lo que desea. Su comportamiento se define en función de los demás. Como se coloca siempre en la retaguardia, tiene que seguir las instrucciones de los que van delante de ella.

Codependencia emocional

dependencia emocionalSu tendencia a seguir los pasos de figuras como las del padre/madre, pareja, jefe, etc., a ser siempre la sombra de otra persona, les impide adquirir la suficiente madurez para llegar a ser ellas mismas. El gran precio que tienen que pagar a cambio de seguir bajo la protección de los demás es no poder vivir según sus propios deseos y expectativas. A la larga, la dependencia causa una gran frustración.

Detrás de la necesidad de dependencia, encontramos los siguientes razonamientos contraproducentes. La persona se auto consuela pensando: “Si dependo de los demás…

  • no soy culpable de mis defectos,
  • experimento una sensación de seguridad y protección,
  • no soy responsable de mi desarrollo personal,
  • no corro riesgos,
  • no tengo que cambiar”.

Razones para dejar atrás la dependencia emocional

dependencia emocionalExisten varias buenas razones para dejar de depender de los demás:

  1. Dejar de hacer cosas que en realidad no deseamos hacer.
  2. Evitar influencias negativas de otras personas.
  3. Descargarse de la responsabilidad de hacer felices a los demás.
  4. Dejar de ser manipulado.
  5. Dejar de ser demasiado vulnerable a los acontecimientos externos, ya que el bienestar lo encontramos dentro de nosotros y no fuera.
  6. Llevar una vida satisfactoria, porque una de las claves de la felicidad radica en la independencia de los seres humanos.

Analfabetismo emocional

La dependencia emocional está íntimamente relacionada con la adicción a la aprobación, por eso puedes pensar que, si dejas de vivir en función de los demás, te rechazarán. Pero esto no es así. En el trato con los demás, tú marcas las normas. Si demuestras a la gente que pueden despreciarte, no dudes en que lo harán, pero si les muestras que deben respetarte, ten la seguridad de que lo que obtendrás será respeto.

LA NECESIDAD DE APROBACIÓN

LA NECESIDAD DE APROBACIÓN

La persona que necesita la aprobación mide su autoestima en función de lo que los demás piensan o dicen de ella. En lugar de construir su autoconcepto a partir de criterios personales, intenta hacerlo a partir de los comentarios, opiniones, críticas y actitudes que otra gente mantiene hacia ella.

Un termómetro más para la autoestima

necesidad de aprobaciónAbsorbe tantas opiniones distintas que acaba pareciendo un reflejo distorsionado. No entiende que es imposible hacer una valoración de sí misma a partir de los parámetros de los demás sin volverse loca. Está atrapada en un juego con reglas absurdas. Si recibe un elogio se siente bien y de dice: “Sí, yo soy así”. Si recibe una crítica actúa de la misma manera, se siente morir y se lamenta: “Sí, yo soy así”.

Su dependencia de la aprobación de los demás le hace ser terriblemente vulnerable al elogio y a la crítica. Nada de lo que dice es válido si otra persona no lo acepta, ni siquiera las cosas más pequeñas

La adicción a la aprobación tiene graves consecuencias sobre el individuo y su calidad de vida. El precio que paga por depender de los demás es muy alto: vivir en un estado perpetuo de ansiedad y ser carne fácil para la depresión.

CONSECUENCIAS DE TU NECESIDAD DE APROBACIÓN

ANSIEDAD

necesidad aprobaciónConstantemente está preocupado por los demás, por lo que piensan de él, por lo que van a decir si hace esto o aquello, por agradar a todo el mundo (algo del todo imposible), por satisfacer a los demás, por no hacer cosas que puedan molestar u ofender a otra gente. Esta clase de personas tienen una obligación consigo mismas: aprender a respetarse a sí mismas, porque “Nadie ama a un felpudo, lo pisa”.

Autoconcepto y Autoestima: ¿Quién soy? ¿Cuánto me quiero?

DEPRESIÓN

Como es imposible que satisfaga a todo el mundo, tarde o temprano le caerá encima una crítica, un desprecio, o un insulto. Y él, en lugar de defenderse, se los creerá. Su adicción a la aprobación le provoca que tenga una baja tolerancia a la frustración. ¿Te has preguntado alguna vez cómo lo hacen los demás para quedarse tan tranquilos cuando alguien les critica o les rechaza? Lo que hacen es algo tan sencillo como no dejar que ninguna opinión ajena les anule. Cuando alguien les rechaza se limitan a aceptarlo como algo que sucede a veces.

CÓMO MEJORAR TU AUTOESTIMA: 3 estrategias prácticas

Asertividad: ¿Qué es? ¿cómo se trabaja?

NADIE PUEDE JUZGARNOS

necesidad de aprobaciónEsperar que los demás nos aprueben es un juego absurdo. Sólo nosotros podemos aprobar nuestras acciones porque la opinión de los demás sólo tendrá efecto si nos las creemos, si las verificamos con nuestro pensamiento. Otra característica de las personas adictas a la aprobación es la creencia a pensar que los demás tienen derecho a juzgarte. Nadie tiene derecho a juzgarnos. Diría más, no se trata tanto de un derecho como de una imposibilidad. Nadie puede juzgarnos. Somos nosotros mismos los que nos juzgamos cuando aceptamos los comentarios de la gente.

DESARROLLAR LA AUTOESTIMA INFANTIL

El problema está en la creencia errónea de que, si cometemos un solo error, si una acción nuestra merece la desaprobación de los demás, todo nuestro ser va a quedar manchado por ello, perdiendo nuestro valor como persona. Pero esta creencia es irracional. Si alguien te critica una acción está criticando esa acción concreta, sin poner en entredicho tu valor como ser humano. Cuando tú criticas a un amigo una conducta o le recriminas un comentario desafortunado ¿estás queriéndole decir que es un ser despreciable, o simplemente que una conducta suya en concreto no te ha gustado? ¿Desprecias a la gente que te rodea cuando cometen un error? No, ¿verdad? Entonces, ¿por qué razón crees que contigo va a ser diferente?

 

¿Cómo funciona la terapia?

¿Cómo funciona la terapia?

La semana anterior hicimos una revisión de las diferentes expectativas con las que las personas acuden a un psicólogo, y hoy, vamos a responder a la pregunta sobre lo que es recibir tratamiento psicológico.

En este artículo no me voy a centrar en los diferentes tipos de teorías científicas en las que se asienta la Psicología, sino más bien, de lo que hacemos en WebPsicólogos cuando alguien inicia una intervención psicológica con nosotros.

¿Cuándo necesito un psicólogo?

Si me gustaría añadir que la principal base de nuestras intervenciones es la Terapia Cognitivo-Conductual, combinándola con las terapias más actuales siempre dentro del ámbito de la Psicología Científica. La terapia tiene en cuenta los pensamientos que interpretan aquello que nos ocurre (lo cognitivo) y la conducta, pero si descuidar el plano emocional que tan influido está por ellos.

(más…)

Que no hacer cuando una persona atraviesa una depresión

Que no hacer cuando una persona atraviesa una depresión

Si un familiar tuyo o una persona cercana a ti, esta atravesando una depresión, puede que te estés planteando que puedes hacer para ayudarlo/a.

Quizás hayas oído o leído consejos sobre cual es la mejor forma de actuar, con el fin de que se mejore.

En este post, me gustaría cambiar el rumbo, y hablarte de la parte contraria. Es decir, hablar de esas cosas que es mejor no decir, de todo aquello que puede empeorar la situación.

Causas de la depresión

Antes de empezar, me gustaría contaros algo, acabo de coger el tren en Albacete, y me he encontrado con una exposición en la estación, sobre la figura de los cuchilleros.

Los cuchilleros eran unos hombres, que vendían cuchillos utilizando su propio cuerpo como escaparate, lo podéis ver en esta foto.

depresión

Monumento al Cuchillero, situado en la Plaza del Altozano, Albacete desde 1998

Pues bien, cada punto de este post, va a ser un cuchillo, ya que cuando se  dicen estas cosas, es como si atravesásemos metafóricamente, la piel de la persona con depresión, con un objeto punzante.

Depresión: ¿qué es?

El primer cuchillo: Eres vago

Cuando una persona se encuentra deprimida, aparece una falta de ganas por hacer cosas, que abarca las tareas de la vida diaria, el trabajo y las actividades de su tiempo libre.

Esa falta de ganas, no tiene nada que ver con la pereza, que todos/as podemos sentir en un momento dado.

La persona se encuentra apartada del mundo, carece de los estímulos necesarios, que la puedan impulsar.

No nos damos cuenta, pero cuando nos encontramos bien, realizamos toda una serie de acciones que retroalimentan nuestro estado de bienestar.

Es decir, por ejemplo, en un día cualquiera, podemos ir al trabajo, quedar con amigos o con nuestra pareja o dedicarnos a ese hobby que nos apasiona.

Esas actividades hacen que estando bien, nos mantengamos bien.

Protegernos de la depresión

depresiónSi estamos tristes, podemos mejorar haciendo estas actividades, siempre que las podamos llevar a cabo, esto es precisamente lo que no ocurre en la depresión.

Para la persona deprimida, la acción más pequeña representa el esfuerzo más titánico, se encuentra en un pozo sin escaleras (las escaleras es lo que construimos en terapia, esto puede ser motivo de otro post).

Por ello cuando dices “no haces las cosas porque eres vago/a”, le estas indicando a la persona que no hace las cosas porque no quiere. Cuando se dice esto a una persona con depresión, lo más probable es que se incremente su sentimiento de culpa.

Depresión: Avanzar para actuar

El segundo cuchillo: No sales de esto porque no quieres

El segundo cuchillo, consiste en trasmitirle a la persona, que si verdaderamente quisiera se pondría bien.

Se trata del complemento del primer cuchillo. De esta forma no solo se le dice a la persona que es vaga, si no que toda la capacidad para salir de la depresión reside en ella misma.

Es como si se pudiese decir a si misma. Ya no estoy deprimida/a y la depresión se esfumase, como si de un truco de magia se tratase.

Los dos cuchillos juntos sonarían así: No haces las cosas porque te da pereza, si quisieras te pondrías bien”

Indefensión aprendida

El tercer cuchillo: A mi me ocurrieron cosas similares y no me vine abajo

depresiónEs posible, que en tu caso hayas pasado por etapas tristes en tu vida, en las que te sentías incapaz, y que superaste anteponiéndote a los acontecimientos.

Cuando una persona puede sobreponerse a los acontecimientos, significa que o bien no está deprimida o si lo está, se encuentra camino hacia la recuperación.

Lo que ocurre, es que, con la mejor de las intenciones, se puede comunicar “a mi me paso lo mismo y conseguí salir por mi cuenta”, sin tener en consideración, que la persona a la que se lo dices puede estar en una etapa distinta a la que tu atravesabas en ese momento.

Además, existe mucha variabilidad en la forma en que las personas podemos afrontar un acontecimiento, dependiendo del suceso, nuestro pasado, personalidad y un largo etcétera.

Por lo que las comparaciones, como se suele decir, son odiosas.

El cuarto cuchillo: No vamos a poder ayudarte siempre

Una de las dificultades que tienen las personas con depresión, es pedir ayuda de forma directa, lo más habitual es que se comuniquen con su entorno, mediante quejas.

Estas quejas al principio de la depresión actúan como llamadas de atención, y el entorno suele ayudar a la persona.

Lo que ocurre es que, con el paso del tiempo, las quejas acaban por convertirse en un ruido de fondo para las personas de alrededor, pasando bien a ignorar a la persona deprimida o bien a decirle “no vamos a poder ayudarte siempre”.

Ese “no vamos a poder ayudarte siempre”, en una persona deprimida, que en esa situación no tiene fuerzas para vivir, puede generar sentimientos de culpa y vergüenza, y agravar la situación.

Depresión postparto

Y si mejor, dejamos los cuchillos en la cocina…

En este post hemos visto cuatro formas de no ayudar a una persona con depresión, dejando de actuar de esta forma, podemos ayudar a que su situación no empeore, y poco a poco logre salir de ella.

Dejar de decir determinadas cosas, es tan poderoso como decirlas.

Como siempre, si te ha gustado este post lo puedes compartir con quien quieras, cualquier pregunta o sugerencia puedes exponerla aquí debajo en los comentarios.

¡Buenas noches y hasta mañana!      Miedos Nocturnos: Aprender a dormir

¡Buenas noches y hasta mañana! Miedos Nocturnos: Aprender a dormir

1. ¿DE DÓNDE VIENE EL PROBLEMA?

Llega la hora de irse a la cama y muchas mamás y papás sueñan con tener una dulce despedida de sus hijos e hijas, con un beso de buenas noches y un hasta mañana, pero esto se queda en una ilusión que no llega a cumplirse noche tras noche. De eso hablaremos hoy, de los miedos nocturnos.

En primer lugar, entendemos que es un miedo normal, evolutivo, siempre que no sea demasiado frecuente y no limite su vida ni tampoco influya en la vida de los progenitores.
(más…)

Máster en psicogeriatría, la necesidad de la especialización

Máster en psicogeriatría, la necesidad de la especialización

En WebPsicólogos, normalmente escribimos post para explicar conceptos psicológicos y sobre el funcionamiento a toda la población.

Pero sabemos que son muchos los colegas y compañeros psicólogos y psicólogas que nos visitan a diario y este post va  dirigido especialmente dedicado a ellos.

Vamos a hablar sobre el master en psicogeriatría ofertado por la universidad CEU Cardenal Herrera y sobre la necesidad de especializarnos para dar un servicio de calidad a nuestros clientes.

La necesidad de la especialización.

La psicología es una ciencia joven y que aun tiene muchas preguntas que responder.

Cada día conocemos mejor el comportamiento del ser humano y como ayudar a las personas a aprender a gestionar las situaciones y problemas que no saben cómo gestionar.

Y este conocimiento surge de la gran cantidad de grupos de trabajo y equipos de investigación que están desarrollando nuevos métodos y modelos de intervención.

Cómo psicólogo que me dedico a la intervención, envidio a los compañeros que se dedican a la investigación, porque tienen el tiempo del que yo no dispongo para estudiar, analizar, experimentar y generar nuevos métodos de intervención.

Pero de nada sirve todo el esfuerzo dedicado a la investigación si no nos formamos y aprendemos estos métodos los profesionales que nos dedicamos a intervenir.

Los psicólogos necesitamos estar continuamente en formación y especializarnos en campos concretos de intervención.

La psicogeriatría como necesidad formativa de futuro.

En el mundo occidental en general y España en particular, vemos como cada vez la población está más envejecida.

Además, debido a los avances de la medicina, cada vez vivimos más tiempo y con mayor calidad de vida.

Por eso, como psicólogos y psicólogas, tenemos que prepararnos para poder atender a las personas mayores y ayudarles y ofrecerles servicios psicológicos de calidad y adaptados a las necesidades de las personas mayores.

Máster en psicogeriatría

Para formarse en psicogeriatría, os presentamos el máster en psicogeriatría de la universidad CEU Cardenal Herrera.

Creo que por diversos motivos, es una buena opción para adquirir las competencias necesarias para ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes.

Las principales características del master son:

  • Actualizado con la última evidencia científica.

Aspecto totalmente necesario hoy en día en la formación de un psicólogo.

  • Impartido por profesionales de primer nivel.

Dirigido por el doctor Aritz Anasagasti y coordinado por el doctor Roberto Aguado Romo.

  • Con una metodología 100% online a través del método relearning

Y basada en casos clínicos y contenidos de forma cíclica, demostrado como un método exitoso en las principales facultades de medicina y psicología.

método relerning

Máster en Psicogeriatría CEU Cardenal Herrera

¿Por qué recomendamos este máster?

También quiero dejar claro que WebPsicólogos no tiene ningún interés comercial ni relación profesional con este máster.

Si os lo recomendamos es porque desde el propio máster nos han pedido que  les ayudemos a difundir el máster para que la información llegue a todos los profesionales que les pueda interesar.

Y ante esta petición, hemos estudiado el contenido, que ofrece, quien lo imparte y como lo imparten.

Y tras este análisis os recomendamos realizar este máster si queréis especializaros en psicogeriatría, porque la pinta que tiene es muy buena.

¿Qué es la enuresis? DSM-5

¿Qué es la enuresis? DSM-5

El término enuresis hace referencia a la emisión repetida de orina, involuntaria o intencionada. Se enmarca dentro de los trastornos de las funciones corporales básicas, trastornos de la eliminación.

El trastorno de enuresis se sitúa en torno al 5-10% de niños a los 5 años de edad, a los 10 años el porcentaje disminuye oscilando entre el 3-5%, afectando en torno al 1% en los adolescentes mayores de 15 años (DSM-5).

Se ha determinado que el trastorno es más común en varones (3:1).

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO: DSM-5

  1. Emisión repetida de orina en la cama o en la ropa, ya sea voluntaria o involuntaria.enuresis
  2. El comportamiento es clínicamente significativo cuando se manifiesta con una frecuencia de al menos 2 veces por semana durante un mínimo de 3 meses consecutivos o por la presencia de malestar clínicamente significativo, deterioro social, académico (laboral) u otras áreas importantes del funcionamiento.
  3. La edad cronológica es de por lo menos 5 años (o un grado de desarrollo equivalente).
  4. El comportamiento no puede atribuirse a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., un diurético, un antipsicótico) u otra afección médica (p. ej., diabetes, espina bífida, epilepsia).

Clasificación

enuresis

Causas

Se han formulado diversas hipótesis desde el DSM-5 para explicar el origen de la enuresis, y sobre todo de la enuresis nocturna, pero ninguna ha podido explicar por sí sola el fenómeno. Por este motivo la hipótesis más aceptada es la etiología multicausal, es decir, la existencia de diversos factores (fisiológicos, madurativos, genéticos y de aprendizaje), que interactuando entre sí, contribuirán a explicar, en mayor o en menor medida, cada caso de enuresis.

Factores que pueden propiciar su desarrollo:

  • Retraso del control miccional.
  • Trastorno del despertar.
  • Falta de aprendizaje.
  • Incidencia familiar (75%).
  • Factores económicos y ambientales.
  • Factores fisiopatológicos.
  • Rechazo por parte de la madre.
  • Conflictos dinámicos.
  • Exceso de líquidos por la noche (potomanía).
  • Alteración vesical.
  • Sensibilización de la piel a la humedad.
  • Sobreprotección o indiferencia de los padres.
  • Nacimiento de un nuevo hermano, fallecimiento de un familiar, mudanza o cambios de escuela, divorcio…

Consecuencias

* NIÑO: mal sueño, problemas interpersonales, malestar significativo, sentimiento de culpabilidad, vergüenza, irritabilidad, aislamiento, estrés, baja autoestima, fracaso escolar,…

* PADRES: alteración del sueño, aumento del trabajo doméstico, quejas hacia el niño, estrés, poco apoyo por parte del cónyuge,…

Objetivos terapeúticos

enuresis

Indicaciones

A modo de conclusión, me parece muy importante recordar que la enuresis no es un trastorno que se cura solo, no es algo normal después de los 5 años ni debido a la ingesta excesiva de líquidos, no conviene la restricción de líquidos ni el uso de pañales.  Es tratable, y no es recomendable esperar a que ésta remita, pues puede generar un gran deterioro de las relaciones familiares y grandes problemas de autoestima  en el niño y la niña, convirtiéndose en la mayoría de los casos auto limitante. Por todo ello os animo a intentar ponerle fin desde casa por muy incómodo que resulte lavar a diario la ropa, despertarse,…y en caso de no lograr el objetivo buscar ayuda de un profesional.

En mi caso propongo llevar a cabo un programa multicomponente adecuado a la singularidad de cada caso en el que trabajaremos con entrenamiento en habilidades, reforzamiento positivo para instaurar nuevos hábitos e incrementar la ocurrencia de conductas adecuadas, tratamiento conductual con entrenamiento en retención y entrenamiento en cama seca,  sistemas de organización de contingencias, entrenamiento en habilidades sociales,…dando explicaciones e instrucciones acordes con la edad del niño.

LA ACTITUD PARENTAL ES FUNDAMENTAL PARA QUE EL TRATAMIENTO TENGA ÉXITO

Resuelve tus dudas sobre el Síndrome de Edwards en bebés

Resuelve tus dudas sobre el Síndrome de Edwards en bebés

Hoy hablaremos del Síndrome de Edwards, el cual forma parte de las llamadas enfermedades raras. Recibe el nombre del médico y genetista John Hilton Edwards quien la describió  en  el 1960 . También es conocida como “trisomía 18” y se define como una enfermedad genética que se manifiesta desde antes del nacimiento y que tiene, una alta probabilidad de causar la muerte antes del primer año de vida.

Su frecuencia se estima entre 1 de cada 6000 a 1 de cada 13000 nacidos vivos, la mayoría de sexo femenino.

Puedes leer más información de calidad sobre el síndrome de Edwards en este enlace

¿Qué es una enfermedad genética? ¿Qué significa “trisomía 18”?

Aunque no nos paramos mucho a pensarlo estamos formados por miles de millones de células las cuales, realizan funciones vitales esenciales. En las mismas se encuentran los cromosomas que contienen la información genética. Tenemos 23 pares de cromosomas (son pares ya que heredamos uno materno y otro paterno).

Las enfermedades genéticas se producen por anomalías en la función que desempeñan  los genes, en ocasiones, dándose mutaciones o duplicaciones en alguno de los pares de cromosomas.

El Síndrome de Edwards es consecuencia de una trisomía del cromosoma 18, es decir, que tiene tres copias de ese cromosoma cuando lo normal es tener dos pares para cada uno de los 23.

Este tipo de alteraciones o mutaciones  pueden producirse cuando las dos células encargadas de la reproducción (óvulo y espermatozoide) se unen o en el desarrollo temprano del feto.

Tipos de Síndrome de Edwards

Las alteraciones o mutaciones cromo´somicas pueden producirse cuando las dos células encargas de la reproducción (óvulo y espermatozoide) se unen o en el desarrollo temprano del feto.

Las mutaciones en esta enfermedad pueden dar 3 tipos diferentes del Síndrome de Edwards, en función de las cuales, quedará determinada la gravedad de los síntomas en el bebé:

1º Trisomía completa o clásica: Es el tipo más habitual y significa que en todas las células que conforman el cuerpo humano existen tres copias completas del cromosoma 18 . Al darse este tipo de alteración en todas las células explica, que los síntomas sean más graves que en los otros dos tipos

2º Trisomía parcial: Aquí lo que ocurre es que solo se ha duplicado parte del cromosoma 18 y normalmente, por una traslocación ( se rompe una parte del cromosoma quedando unida a un cromosoma diferente). Es mucho más infrecuente y con una gravedad menos severa que el anterior.

3º Trisomía en mosaico: En este caso algunas de las células tienen tres copias del cromosoma 18 y otras, las dos copias normales. La gravedad de los síntomas no va a depender de la cantidad de células alteradas por esa trisomía sino de la distribución de las mismas, de ahí el nombre de mosaico.

Como hemos dicho al principio del post, el Síndrome de Edwards tiene una alta probabilidad de causar la muerte antes del primer año de vida. Independientemente de los 3 tipos  descritos, el riesgo de muerte prematura no varia ya que no es lo que ocurre con el cromosoma (si se duplica, si se trasloca,…) lo que causa la muerte sino el cómo afectan las modificaciones en el material genético de las células, al desarrollo del bebé.

Alteraciones en el Síndrome de Edwards en bebés

A este síndrome se le asocia discapacidad intelectual además de otras complicaciones o malformaciones físicas tales como cardíacas, esqueléticas, genitales, oculares, craneo-faciales,…que dificultan la vida. Son propensos a sufrir diferentes tipos de infecciones como neumonía, otitis, infecciones urinarias…

Sufren de hipertonía, lo que hace que presenten un tono muscular muy elevado (tenso, rígido,..) que contribuye también, a alteraciones en el desarrollo psicomotor, con gran dificultad en la coordinación de la actividad muscular y mental.

Las malformaciones cardíacas y las neumonías suelen ser las principales causas de muerte.

Los bebes con síndrome de Edwards suelen tener los puños cerrados, piernas cruzadas, cabeza y mandíbulas pequeñas además de retraso mental y problemas cárdiovasculares y respiratorios.

La mitad de los niños que nacen con este síndrome mueren en las primeras semanas de vida y el 90% durante el primer año de vida.

En ocasiones consiguen vivir hasta la adolescencia, aunque acarreando muchos problemas de salud.

Como afrontar ser padres de un niño con síndrome de Edwards

Ningunos padres ni madres están preparados para esta situación. Desde la psicología, podemos apoyaros y ayudaros a gestionar las emociones que vais a tener que enfrentar.

Bien si se detecta el síndrome de Edwards durante el embarazo y los padres deciden seguir adelante con el, o si se diagnostica al nacer el niño, recomendamos en todos los casos buscar ayuda profesional para los padres para saber como afrontar la situación.

Desde la psicología no podemos curar el síndrome de Edwarsd ni eliminar el sufrimiento que puede generar a los padres, pero si podemos apoyar y acompañar a los padres y ayudarles a afrontar la situación.

Por último añadir, que las causas de sufrir el Síndrome de Edwards no están claras, se relaciona con la edad materna ya que es más frecuente en madres a partir de los 35 años de edad.

“7 claves para superar la Agorafobia”

“7 claves para superar la Agorafobia”

Al contrario de lo que muchos piensan, la agorafobia no es lo contrario a la claustrofobia. Algunas personas la definen como el miedo a espacios abiertos, otras como el miedo a salir de casa etc… todas estas definiciones tienen un poco de lo que supone este trastorno, pero no lo explican completamente.

Como todas las fobias, la agorafobia está clasificada dentro de los trastornos de ansiedad y como tal tiene que ver con el miedo.

Infografía trastornos de ansiedad

Agorafobia,¿miedo a qué?

La agorafobia es el miedo a lugares o situaciones donde el escape es difícil, o no se puede recibir ayuda fácilmente, circunstancia en donde uno se siente indefenso e inseguro, llegando en ocasiones a entrar en pánico.

Los agorafóbicos tienen miedo a estar en aquellas situaciones en las que se puedan llegar a activar sus temores y les lleven a sufrir un ataque de pánico.

Dentro de la clasificación oficial de este trastorno psicológico, la agorafobia se puede presentar con o sin ataques de pánico, aunque es más frecuente experimentar estos últimos.
Sufrir un ataque de pánico puede suponer una experiencia muy angustiante, en muchos casos cuando se sufre por primera vez, las sensaciones se pueden confundir con un infarto o experiencia de muerte súbita. Muchas personas acuden a urgencias creyendo que su vida corre peligro.

¿En qué consiste un ataque de pánico?

Los síntomas que nos explican el ataque de pánico son muy diversos y siempre no se viven de la misma forma e intensidad, algunas de las sensaciones más frecuentes son: mareo, dificultad para respirar, taquicardia, ahogo, despersonalización, presión en el pecho, náuseas y en casos muy extremos desmayo, aunque en el 90% de los casos esto nunca sucede.

Efectivamente estas sensaciones son experimentadas por la persona, y a pesar de lo desagradables, no ponen en riesgo nuestra vida, pero si alteran drásticamente la forma en la que vivimos, ya que pueden ser muy limitantes. Los casos más graves son los que llevan a algunas personas a no poder salir a la calle y quedar confinadas en sus casas.

Que hacer ante una crisis de ansiedad

Desencadenantes de la agorafobia

El origen de este trastorno es psicológico, y tiene que ver con varios miedos fundamentales, algunos de ellos son:
. a sufrir un infarto
. a no tener ayuda cerca
. a desmayarse
. a caerse o desequilibrarse
. a volverse loco
. a morir en general
. a hacer el ridículo en público

Es tal la creencia de que estos miedos puedan suceder en determinadas situaciones, que cuando la persona experimenta los síntomas, el pánico es tan bloqueante que deja de exponerse a estas situaciones para no experimentar dichas sensaciones. Pero lo que usan como solución a corto plazo, se convierte en el problema real, ya que a mayor evitación menor libertad.

Claves para superar la agorafobia

Aprende a superar la ansiedad

1- Lo primero es comprender qué es la ansiedad, cuál es su origen y en qué consiste. Entender los síntomas que se pueden dar y tratar de darles la importancia y atención necesaria. En muchos casos al principio las personas necesitan hacerse algunas pruebas médicas para descartar un origen fisiológico, sin embargo, a pesar de los resultados en muchas ocasiones, siguen pensado que algo más grave les va a suceder. Se trata de no poner tanta atención a los síntomas y normalizarlos más.

2- Aprender técnicas de manejo de la ansiedad: control de la respiración, distensión muscular, relajación, mindfullness , etc.

3- No anticiparnos a las situaciones, vivir el aquí y ahora. La mayoría de las crisis de angustia se dan solo por el hecho de imaginar una situación futura, que no está sucediendo, que forma parte de lo que imaginamos pero que nunca ha pasado. Detectar los pensamientos irracionales relacionados con el miedo o pánico a determinadas situaciones y reformular un pensamiento más realista, no tan catastrofista.

4- Hacer una lista de situaciones temidas y exponerse progresivamente a ellas, poniendo en marcha los pasos anteriores. Tratar de no evitar o escapar, permanecer en el lugar temido es la mejor manera de superar poco a poco este problema, te ayudará a comprobar que a pesar de la angustia no ocurre nada de lo temido.

5- Aprender a sostener y soportar la ansiedad, siendo paciente contigo mismo y sabiendo que la superación de este problema no es rápida y necesita de la creación de nuevos hábitos de afrontamiento.

6- Dejar atrás hábitos de búsqueda de control tan perjudiciales como: buscar un hospital al llegar a un lugar nuevo, localizar vías de escape posibles, llevar siempre una pastilla en el bolsillo, ser muy rutinario, no salir de la zona de control… este tipo de conductas refuerzan el problema y lo alimentan. Procurar no buscar siempre el control de las situaciones, ¡el control total no existe!

7- Reforzar tu autoestima. Lo problemas de ansiedad llevan aparejadas carencias en la confianza en uno mismo. Trata de fomentar las diferentes facetas de tu vida (trabajo, ocio, amor, salud, familia…) busca excusas para salir y relacionarte.

Herramientas para la gestión de la ansiedad (conductuales)

Estas son algunas de las claves para superar este problema, claro está que no son fáciles de poner en marcha, pero con constancia y tesón podrás poco a poco avanzar en recuperar de nuevo las riendas de tu vida.

La agorafobia se presenta en diferentes grados y manifestaciones, en la mayoría de los casos se requerirá de ayuda profesional, procura no dejarlo mucho creyendo que puedes con esto tu solo, porque a mayor tiempo en esta situación más se cierra el cerco de tu libertad. Una buena ayuda a tiempo tendrá mejores probabilidades de éxito.

Frustración, una reacción emocional más

Frustración, una reacción emocional más

Quiero hablar de la frustración, y como esta ha de ser afrontada desde que somos pequeños aprendiendo a gestionarla de forma adecuada cuando aparece. Pensemos en un niño que no consigue algo que quiere, ¿cómo reaccionará? unas veces optará por dar golpes, otras llorará, tendrá una rabieta, se irá solo a un rincón. De la misma forma, cada uno de nosotros hemos aprendido a gestionar nuestra frustración…¿cuál es la tuya? Frustrarse es algo normal en la vida de una persona y no significa que sea malo, el sentir que hemos fracasado, esto también es signo de que lo intentamos. Más de 7 verdades que hacen que la vida valga la pena

(más…)