La metáfora del jardín o cómo recuperar el sentido vital durante la desescalada (parte 1)

La metáfora del jardín o cómo recuperar el sentido vital durante la desescalada (parte 1)

Inmersos en la pandemia por el coronavirus, nos hemos visto dentro de una situación inesperada y extraña.

En miedo de esta situación, la adaptación a las nuevas circunstancias, ha podido realizarse con mejores o peores consecuencias.

Una de las posibles consecuencias de esta situación, es la perdida de sentido vital. Situación que ha ocurrido en muchas personas, debido a que la situación ha obligado a reestructurar los planes de vida.

La consistencia con nuestros valores, contribuye a dar sentido a nuestra vida. Por lo que he pensado que hablar de valores y de esta metáfora del jardin, es en este momento, más que relevante.

Este post tendrá una segunda parte, de momento ¿Me acompañas en la primera? Comencemos…

¿Cómo ha afectado el confinamiento a tu plan de vida?

Es posible que estés experimentando apatía, rabia, frustración y no sepas a que puede deberse.

Tras hacernos a la idea de la situación en la que estábamos envueltos, progresivamente, cada persona fue adaptando su vida a la situación.perdida de sentido

En esa adaptación progresiva a la nueva situación, se empezaban a generar perdidas en determinadas áreas.

Los plazos se modificaban, los planes establecidos ya no eran válidos. Aquellas personas cuyo proyecto vital, encajaba en gran parte con la nueva situación, es más probable que no hayan tenido una crisis de sentido.

Sin embargo, si planes esenciales dentro de tu proyecto de vida, se han perdido o han tenido que paralizarse temporalmente, es posible que estés experimentado o hayas experimentado una pérdida de sentido, proporcional a los cambios experimentados.

¿Es normal sentir miedo a salir durante la desescalada?

¿Hacia dónde iba y hacia donde quiero ir?

Es posible que lo supieras antes del confinamiento y durante este periodo no estés seguro de hacia donde te diriges.

Por ello, preguntarte que era prioritario en tu vida antes de la cuarentena, que es prioritario ahora y si estas siendo consistente o no con esa importancia. Puede ser el principio del viaje hacia la ganancia de sentido vital.

Algunas de estas áreas son la familia, las relaciones sociales o de pareja, trabajo, ocio y tiempo libre…

Conocer la dirección, no garantiza nada, pero supone los cimientos para alcanzar el sentido y la satisfacción vital.

¿Estoy siento consistente con mis prioridades o valores de vida?

El siguiente paso es saber si aquellas áreas más importantes para ti, están siendo cuidadas de acuerdo a la importancia que tienen para ti.

perdida de sentido

Es decir ¿Dedicas el tiempo y esfuerzo a esas áreas acorde con la importancia que tienen para ti?. Una metáfora que resulta útil para explorar esta cuestión, es la metáfora del jardín.

La metáfora del jardín

Vamos a ver la introducción a esta metáfora, para ello te dejo con un fragmento textual, considero que merece totalmente la pena, dedicar un momento a leer la introducción a esta metáfora.

Metáfora del jardín extraída del artículo de Páez, Gutiérrez, Valdivia y Luciano, 2006, p.15) titulado Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) y la importancia de los valores personales en el contexto de la terapia psicológica.

“Supongamos que cada uno de nosotros somos jardineros, adoramos nuestras plantas, las plantas son las cosas que queremos en nuestra vida. Hemos seleccionado un lugar para plantar nuestro jardín, hemos distribuido las plantas dejando más terreno para las que más nos gustan, para las que queremos que más crezcan y menos espacio para   que no son tan relevantes para nosotros. Hemos preparado la tierra, plantado semillas, algunas han brotado, unas con más fuerza, otras con menos… Y claro, algunas plantas importan más que otras, puede no ser lo mismo que se seque uno de los geranios a que se seque un rosal, el rosal puede que sea una de las plantas que más importen, que se cuide con más mimo… Ahora dime, ¿cuáles son tus áreas o facetas de valor, como si fueran las plantas de tu jardín?, ¿Cuánto te importa cada una de ellas?… Fíjate que no te pregunto cómo están actualmente, sino qué sector ocupan en tu terreno, te pregunto sobre el valor que ellas tienen para ti…”

¿Te has imaginado que áreas son para ti plantas importantes en tu vida-jardín y cuáles no?

¿Estás cultivando con mimo, cuidados, dedicación, tiempo, esfuerzo, tus áreas-plantas más importantes?

En el próximo post continuaremos el camino comenzado en este post hablando del siguiente paso, la consonancia acciones-valores.

 

El sexo, sin normas y con respeto

El sexo, sin normas y con respeto

¿Te acuerdas hace unos meses cuando el tema de moda era el satisfyer y no sabíamos nada del coronavirus?

Pues te aseguro que, dentro de un tiempo, no se cuánto la verdad, los temas de conversación y los memes volverán a ser de temas tan intrascendentes como el satifyer o si fue penalti o no lo fue.

Hay en día sé que es difícil, pero hay una frase que tenemos que repetírnoslas muy a menudo.

Lo importante no es lo que pasa, sino las conclusiones que sacamos de lo que pasa.

Hoy voy a escribir sobre placer sexual, conocerse a uno mismo y decidir.

Placer sexual

El sexo, el placer sexual, es algo que tiene que ver con todos y cada uno de nosotros.

Como actividad placentera, puede hacerse individualmente, en pareja o en grupo. Incluso puede decidirse no tener placer sexual.

El motivo de este post es invitarte a que decidas que te gusta y a que saques tus propias conclusiones.

El mundo sexualizado en el que vivimos.

Vivimos en sociedad que le da mucha importancia a la sexualidad, con estereotipos de hombre y mujer muy sexualizados y donde el atractivo físico importa mucho.

Cuando nos relacionamos con los demás, depende del círculo de personas con el que te relaciones y los valores morales que tengas, mostraras determinadas actitudes ante el sexo.

Sera un tema tabú, será algo sobre lo que hablarás mucho o será un asunto que te interesa poco.

Tu mundo interior

Pero cuando uno está a solas consigo mismo, con sus pensamientos y su dialogo interior, la sexualidad y el deseo toma un cariz distinto.

Ya no importa tanto la valoración que va a hacer mi entorno de mi dependiendo de lo que opino sino lo que pienso, siento y me apetece.

En demasiadas ocasiones me han preguntado en terapia si es apropiado tener mucho deseo sexual, poco, querer usar juguetes sexuales o excitarse con disfraces y juegos de rol.

Y la respuesta casi siempre es la misma:

  • Si, es normal tener mucho deseo sexual.
  • Si, es normal tener poco deseo sexual
  • Si, es apropiado usar juguetes sexuales (aquí lo importante es realizar la elección correcta)
  • Si, es apropiado disfrazarte si te gusta.

El sexo, sin normas y con respeto.

Porque el deseo sexual es algo individual y, excepto situaciones patológicas, el normal y apropiado realizar las practicas sexuales que te gusten.

No es buena idea ponerse limites, no es buena idea negarse a explorar con juguetes o con la imaginación. No es buena idea ponerse estrictas normas morales.

Cuando una persona se siente satisfecha con su vida sexual se siente mejor. Y estar satisfecho con tu vida sexual no es hacerlo mucho o poco, con juguetes o sin juguetes o a solas o en pareja.

Pero como toda conducta que hacemos en compañía, cuando practiques sexo en pareja, es necesario que entre en juego un nuevo factor: el respeto

Cuando practicas sexo en pareja es básico, primordial y necesario respetar a la otra persona. Es necesario hablar y tener claro que le gusta a cada uno, que prácticas se pueden hacer y cuales no, si van a intervenir juguetes o disfraces.

Esta bien proponer a la otra persona incorporar prácticas novedosas, juguetes eróticos o lo que se te ocurra

Pero siempre es necesario el dialogo, plantear la idea, definir las normas del juego y aceptar los límites que quiera establecer la otra persona.

Cuando en las relaciones acabas realizando prácticas que no te apetecen por agradar a tu pareja, siempre se van a generar más problemas que soluciones.

 

 

¿Es posible confundir la dificultad respiratoria por coronavirus con una respuesta de ansiedad?

¿Es posible confundir la dificultad respiratoria por coronavirus con una respuesta de ansiedad?

En un post anterior vimos una pauta para reducir la ansiedad ante el contagio del coronavirus, os lo voy a dejar por aquí por si queréis consultarlo:

Cómo disminuir la ansiedad ante la posibilidad de ser contagiado por el coronavirus

En este nuevo artículo me gustaría que pudiésemos tratar un tema relacionado pero diferente. ¿Qué ocurre si empiezo a sentir dificultad para respirar?

En medio de esta pandemia global por el COVID-19, se ha generado una gran confusión, síntomas que anteriormente nos parecerían superfluos, y relataríamos posiblemente con cierta relajación, cómo tos seca o fiebre, en estos momentos pueden generar gran ansiedad.

Sin embargo, la difusión de un posible síntoma, la dificultad para respirar que puede ocasionar la COVID-19, será el síntoma protagonista en este post.

Nota IMPORTANTE antes de comenzar

importante

En este post me gustaría dar información que resulte útil, sin embargo, considero importante destacar que, ante la duda de haber sido contagiado con Coronavirus, lo conveniente es llamar al número de atención correspondiente y seguir las pautas que se nos indiquen. Especialmente ante sintomatología grave como dificultad respiratoria.

Dicho esto, en este post vamos a ver como se puede confundir esta dificultad con una sensación provocada por una respuesta emocional.

En este enlace podéis consultar los números habilitados para cada comunidad.

 

¿Qué síntomas ocasiona el coronavirus?

Según la OMS, los síntomas que puede ocasionar el COVID-19 son los siguientes:

1. Fiebre

2. Cansancio

3. Tos seca

Lo cual complica en gran medida poder saber si el problema se debe a este virus o no. Esto siembra un terreno muy fértil de incertidumbre y las personas por lo general, no llevamos nada bien la falta de información.

Si ya teníamos aquí terreno para las dudas, añadimos otro factor más, según la OMS “alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla enfermedad grave y tienen dificultad para respirar”

El COVID-19 o el virus de la incertidumbre

Ante esta descripción de síntomas, vemos por un lado que podemos vivir la enfermedad como una gripe común en unos casos o como una enfermedad grave con dificultad respiratoria en otros.

incertidumbre

Genial, verdad… menudo panorama de incertidumbre…

El ultimo síntoma al que he hecho mención, dificultad para respirar, puede llevar a entrar en un bucle que genere enorme angustia en la persona.

Cómo gestionar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena por Covid-19

Cómo hacer frente al impacto psicológico que provocan la sobreinformación y los bulos sobre el COVID-19

¿Qué ocurre dentro de un escenario de confinamiento actual cuando detectamos un síntoma?

En el momento actual, dada la situación de carácter excepcional, es normal que nos activemos en caso de que aparezca sintomatología relacionada con el COVID-19.

Es por ello que, junto con tos seca, podemos experimentar síntomas como respiración acelerada, aumento de la frecuencia cardiaca o tensión muscular, lo que puede llevar a experimentar una gran angustia.

El bucle – Detección síntomas compatibles al COVID-19, interpretación cognitiva, activación emocional, activación corporal, aumento vigilancia corporal-

Nos está ocurriendo a todos estos días de confinamiento, de repente, dificultad respiratoriadetectamos un posible síntoma y lo interpretamos.

Al interpretarlo lo metemos en al menos dos categorías, síntoma del que preocuparse, síntoma del que no preocuparse.

Aquí topamos con el primer problema, los síntomas que podrían indicar haber contraído la COVID-19 no son específicos, estos síntomas podrían encajar en diversas problemáticas.

Sí lo introducimos en la categoría síntoma del que preocuparse, la atención se encargara de activar el estado de alarma emocional y empezaremos a activarnos.

Nuestro sistema de alarma está haciendo su trabajo y empezaremos a notar diferentes pruebas de que se esta activando una respuesta de estrés en nuestro cuerpo.

Como comentaba antes, puedes notar un aumento de la frecuencia cardiaca, tensión muscular, lo que puede llevar a experimentar una gran angustia.

Tras la reacción corporal tenemos una doble interpretación, la que seguimos haciendo sobre el síntoma y la que haremos sobre ese estado de activación corporal que experimentamos por haber percibido una amenaza.

La activación emocional puede provocar sensación de falta aire

La activación emocional, puede generar con la finalidad afrontar el peligro que se percibe, que el ritmo cardiaco se acelere, lo que requerirá mayor consumo de oxígeno, esto puede llevar a hiperventilar y que percibamos así una sensación de falta de aire y dificultad para respirar.

Se trata de una sensación de dificultad para respirar, ya que la respiración no se ve comprometida. Siempre que sea debida a la activación emocional.

Esa sensación puede generar una interpretación muy amenazante, como es totalmente natural y una activación emocional consecuente.

Es decir, al tratarse de un posible evento muy amenazante, la respuesta de ansiedad puede llegar a ser muy potente y sus consecuencias físicas también.

Esto puede llevar a cualquier persona a la confusión. Lo cual es absolutamente normal.

 

La vigilancia corporal

Una vez experimentada una reacción que implique sensación de no poder respirar adecuadamente, es muy probable que comience un proceso de vigilancia corporal.

Es decir, comenzaras a observar tu cuerpo y sus reacciones con atención. Lo cual unido al escenario de continua información al que nos vemos sometidos puede convertirse a este bucle de forma continuada:

Síntomas compatibles al COVID-19…interpretación cognitiva…activación emocional…activación corporal…aumento vigilancia corporal

En conclusión

Por lo que como mencione al principio, si percibes dificultad respiratoria, lo primero es contactar con el servicio pertinente. En caso de que se descarte, dificultad respiratoria debida a patología, voy a escribir un siguiente post sobre como disminuir la ansiedad si sentimos dificultad respiratoria.

Psicología y Coronavirus

Información psicológica para saber como gestionar la crisis por coronavirus y la situación de cuarentena.

Información científica de calidad para saber como gestionar los miedos, ansiedad y conflictos causados por la pandemia del Covid-19

Síntomas que presenta un adicto al alcohol

Síntomas que presenta un adicto al alcohol

Muchas son las consultas que estamos recibiendo, estas semanas de confinamiento, sobre problemas de adicción. Es posible, que en estos momentos de parón florezca la consciencia y el reconocimiento de que se padece esta enfermedad o alguien cercano a nosotros.

Son muchos los síntomas que pueden estar detrás del diagnóstico de un problema de adicción alcohólica y en muchas ocasiones será necesario el ingreso en un centro de adicciones durante la fase de desintoxicación y parte de la deshabituación.

 Vamos a pasar a describir algunos de ellos pero antes quiero hablar de algo importante a tener en cuenta si estás valorando dejar de beber: El deliriums Tremens

El deliriums Tremens

El deliriums tremens es el síndrome de abstinencia alcohólica y puede ser muy grave. Si tienes un grave problema de alcoholismo y decides dejar de beber, siempre es necesario la intervención de un médico que te realice la pauta y vaya valorando como estas gestionando el síndrome de abstinencia, si lo puedes hacer de forma ambulatoria o necesitas un ingreso  para monitorizar la situación.

 amos a ver que datos objetivos y cales subjetivos nos sirven para valorar una posible adicción al alcohol

Medidas objetivas para evaluar una adicción al Alcohol

En cuanto a la cantidad de alcohol ingerido se habla de UBEs (Unidades de bebida estándar). Una UBE equivale, en nuestro país, a 10 gramos de alcohol puro dando lugar a las siguientes equivalencias

1 caña /1copa de vino /1 copa de capa =1 UBE (10 gramos de alcohol puro)

1 destilado = 2 Ube (20 gramos de alcohol puro)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de riesgo se sitúa en hombres en 21 UBEs a la semana (4-6 UBEs/día), y en las mujeres  en 14 UBEs a la semana (2-4 UBEs/día).

A partir de estas cantidades se habla de consumo perjudicial lo que atenta contra la salud física y mental de la persona, dando lugar a posibles problemas de dependencia.

 Indicadores subjetivos de adicción al alcohol

Otros síntomas importantes a valorar tienen que ver con las diversas consecuencias que la persona, que lo padece, puede tener debido al consumo.

  •  Incontrolabilidad a la hora de dejar de beber.
  • Consecuencias legales: denuncias, retirada de carné, peleas,…
  • Consecuencias médicas: intoxicaciones etílicas, problemas hepáticos, perdidas de memoria,…
  • Consecuencias familiares: separaciones, conflictos, aislamiento, ausencia de responsabilidades,
  • Consecuencias económicas: deudas, caos financiero,
  • Consecuencias laborales: absentismo laboral, despidos,
  • Consecuencias sociales:
  • Consecuencias psicológicas: impulsividad, irritabilidad

Si cumples varias de las  situaciones o consecuencias anteriormente expuestas, seguramente tienes un problema de adicción al alcohol, independientemente de las UBES que consumas.

Cuanto antes lo aceptes y busques ayuda profesional, más cerca estarás de poder cambiar la situación y superar tu adicción.

Seguramente este periodo de confinamiento destapará muchas situaciones de alcoholismo para el resto de miembros de la familia y es una muy buena ocasión para empezar a pasar de la fase pre-contemplativa (el paciente no acepta que tiene un problema) a las fases contemplativas y de acción.

 

Amor en tiempos de cuarentena

Amor en tiempos de cuarentena

Antes de comenzar el artículo, me gustaría dar las gracias a los millones de ciudadanos que están poniendo su granito de arena dentro este estado de crisis mundial, ya sea manteniendo la cuarentena en casa, teletrabajando, trabajando en Sanidad o en cualquier otro puesto que nos ayude a mantener el no desabastecimiento de productos y el correcto funcionamiento de los servicios básicos.

Como disminuir la ansiedad ante la posibilidad de ser contagiado por el coronavirus

Todos tenemos nuestro papel protagonista dentro de esta obra, y es, gracias a la unión de todos los ciudadanos y organismos, que conseguiremos salir de esta complicada situación de la mejor manera posible.

Comencemos…

Me ha resultado muy difícil centrarme solo en un aspecto dentro de todo este caos. En este momento en el cual las redes están colapsadas de información, de fotos, de consejos, de reivindicaciones, de vídeos de entretenimiento y de vídeos de gente dándote opciones sobre cómo sobrellevar el confinamiento… yo he decidido escribirle al amor y a la vida.

Mimarse es de sabios

¿Por qué he decidido escribirle al amor y a la vida?

¡Porque hemos necesitado una gran catástrofe para darnos cuenta de lo importantes que son ambas! Primero el amor…hablo del amor entendido como todos y cada uno de los gestos entre familiares, parejas, amigos y, en definitiva, entre todos los seres humanos.

7 palabras sobre el amor

¿Quién no ha sentido tristeza estos días por no poder abrazar a sus familiares? ¿Quién no ha dicho: «te echo de menos»o «cuando salgamos de esta, tenemos que juntarnos»? ¿Quién no ha retomado conversaciones con personas con las que llevaba mucho tiempo sin hablar? ¿Quién no se ha emocionado escuchando las noticias o aplaudiendo desde el balcón?

Cómo gestionar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena

cuarentena amor

En definitiva, somos seres sociales, y formamos parte de una gran red interconectada, a través de la cual nos mandamos toneladas de apoyo, cariño, ánimo y abrazos virtuales.

Tuvimos que restringir el contacto entre personas, pero jamás renunciamos al calor humano, de hecho, el amor hacia el resto de seres y la cooperación son los que nos hace seguir adelante en la lucha.

Ahora la vida…¡estábamos ciegos! No nos dábamos cuenta de lo reconfortante que era dar un paseo por el parque, quemar energía haciendo deporte, disfrutar de una reunión, o de una conversación, saborear un café o salir a buscar los primeros rayos de sol de la primavera, ahora sin embargo, cada pequeño momento se ha convertido en importante.

Flexibilidad psicológica o como dejar de vivir en el día de la marmota

Es momento de conectar con nosotros mismos…

cuarentena amor

Es momento de conectar con nosotros mismos, de conocernos, de aprender a gestionar nuestras emociones y de valorar y cuidar todo eso que nos rodea y a lo que normalmente ni siquiera le prestamos atención. Es momento de sacar fuera todo lo bueno que nos queda por dar y compartirlo. ¿Te imaginas que interiorizamos y convertimos en algo habitual todas estas vibraciones? ¡La sociedad post-cuarentena sería genial! Hemos demostrado con creces que podemos hacerlo, por eso hago un llamamiento para que todas esas acciones, gestos de gratitud, de cariño y de solidaridad no caigan en saco roto y se mantengan en el tiempo más allá de lo que nos toque vivir.

10 preguntas para conocerte mejor a ti mismo

Por todas estas razones y por alguna otra que se me escapa… ¡Hoy mi voz le grita al amor y a la vida! Espero que en un futuro cercano, miremos atrás y celebremos todos juntos la victoria de esta gran batalla, pero sin olvidar todo lo que aprendimos de ella.

Psicología y Coronavirus

Información psicológica para saber como gestionar la crisis por coronavirus y la situación de cuarentena.

Información científica de calidad para saber como gestionar los miedos, ansiedad y conflictos causados por la pandemia del Covid-19

Cómo disminuir la ansiedad ante la posibilidad de ser contagiado por el coronavirus

Cómo disminuir la ansiedad ante la posibilidad de ser contagiado por el coronavirus

En el escenario en que nos encontramos el miedo/ansiedad a ser contagiados es totalmente adaptativo. Es decir, se trata de una emoción que nos ayuda a evitar un peligro real.

Además, este miedo es un miedo doble, por una parte, social, ya que perseguimos que el sistema sanitario no se colapse y a la vez un miedo personal, especialmente en la denominada población de riesgo.

La gran incertidumbre existente en torno al virus y la continua fuente de nuevos datos y noticias hacen que nuestra percepción del nivel de amenaza varié por minutos.

Nuestra vida ha cambiado en un abrir y cerrar de ojos, vamos al supermercado de la esquina con guantes y mascarilla, observamos las miradas de miedo en algunos casos y de apatía en otros.

En este post me gustaría dar una pauta para disminuir la ansiedad ante el contagio del COVID – 19.

Como establecer rutinas durante la cuarentena por coronavirus

Comencemos por una pregunta ¿Cuáles son las medidas para impedir el contagio que están en tu control?

Las acciones que están bajo nuestro control, serian aquellas que podemos realizar a través de nuestra conducta sin la necesidad de que otras personas o medios intervengan.

coronavirus

 Se han pautado una serie de recomendaciones entre las que podemos encontrar:

-Lavado de manos frecuente mediante jabón o una solución desinfectante

-Usar protección como mascarilla y guantes

Se han realizado restricciones mediante el decreto de un estado de alarma:

-No salir a la calle y permanecer en casa, salvo para aspectos imprescindibles como hacer la compra o ir a la farmacia en caso necesario.

En este punto hay que tener en cuenta un aspecto fundamental. No todas las personas pueden controlar los mismos factores.

Por ejemplo: hay personas que tienen que continuar su actividad laboral, por lo que tienen que salir de sus casas y exponerse a distintos niveles de riesgo de contagio. En cuyo caso el último factor se escapa de su control.

Por ello la evaluación de los aspectos controlables y no controlables se ha de realizar de forma individual.

Cómo gestionar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena por Covid-19

¿Cuáles son los factores sobre los que no tengo un control total?

Hay una serie de factores que se nos van a escapar de nuestro control.

No podemos controlar que las medidas de protección fallen, que el guante se rompa, que la mascarilla sea ineficaz…

No podemos controlar lo que hacen otras personas, es decir, no está en nuestra mano que personas con el virus salgan a la calle y vayan al supermercado, pese a que no deberían (al menos los que presenten manifestaciones de la enfermedad).

Así como tampoco podemos controlar o puede resultar realmente difícil no contagiarnos con las personas con las que convivimos en la misma casa (en mayor medida si aún no presentan sintomatología).

Excede sobre nuestra capacidad de control trabajar en el sector sanitario, de la alimentación o la seguridad (por citar tres ejemplos).

Y así una larga lista de aspectos sobre los que no tenemos un total control, y subrayo lo de total control.

Es decir, si bien muchos de estos factores se pueden controlar parcialmente, no existe la posibilidad de controlarlos de forma total.

10 síntomas de estrés y ansiedad

¿Qué ocurre si focalizo mi atención sobre los factores no controlables?

Hacer esto es como proponerse ejercer control sobre aspectos ante los cuales me es imposible ejercer dicho control.

Se podría resumir como intentar controlar lo incontrolable. Este mecanismo es uno de los factores que puede incrementar la ansiedad hasta niveles que lleven a la evitación o la parálisis de la persona.

Cómo salir rapidamente de una situación angustiante

¿Qué puedo hacer para disminuir la ansiedad? Una propuesta

Lo primero que puedes hacer es realizar una lista con aquellos aspectos que consideras que puedes controlar. Después puedes reevaluar la lista observando si hay algún aspecto en ella que se escapa de tu control.

De esa forma puedes tachar ese aspecto, de forma que te quedes con una selección que se podría titular “Aspectos controlables para proteger a los demás y a mí mismo del coronavirus”.

De esa forma cuando la ansiedad te invada, te sientas tenso/a ante la posibilidad de contagiarte, puedes ir a esa lista y repasar aquellos aspectos que si tienes en tu mano frente al contagio.

Focalizarte sobre aquello que puedes controlar de una forma autónoma es lo que conocemos los psicólogos/as como locus de control interno, el locus de control interno favorece la reducción de la ansiedad ante eventos amenazantes futuros, ya que la atención está puesta sobre lo que está en nuestra mano.

Herramientas para la gestión de la ansiedad (conductuales)

Psicología y Coronavirus

Información psicológica para saber como gestionar la crisis por coronavirus y la situación de cuarentena.

Información científica de calidad para saber como gestionar los miedos, ansiedad y conflictos causados por la pandemia del Covid-19

Como establecer rutinas durante la cuarentena por coronavirus

Como establecer rutinas durante la cuarentena por coronavirus

Estamos enfrentándonos a una situación inesperada, difícil y que no sabemos cómo afrontar.

En este post voy a hablar sobre como organizar la rutina durante la cuarentena por coronavirus en casa, segundo artículo sobre como afrontar una cuarentena des pues del que publique: Como gestionar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena

¿Por qué organizar la convivencia y establecer rutinas?

La situación de cuarentena genera un situación nueva e inédita para caso todos.

Normalmente las personas que vivimos juntas (la unidad familiar) estamos acostumbrados a convivir como mucho 3 o 4 horas juntos en la casa (sin contar cuando dormimos).

Y de repente se nos presentan semanas por delante donde vamos a pasar todas las horas del día juntos.

Para no acabar perdiendo los nervios, es importante dedicar tiempo a planificar como vamos a organizar la convivencia durante la cuarentena de Covid-19.

A los seres humanos nos gusta la rutina. Parece que no, pero en realidad la necesitamos, aunque estemos deseando que llegue el fin de semana para poder romperla.

El fin de semana es genial porque son dos días a la semana, pero convertir todos los días de la semana en sábados y domingos va a acabar cansándote antes de lo que piensas.

Por eso durante el periodo de cuarentena es importante establecer una rutina.

Claves para establecer una buena rutina durante la cuarentena.

La rutina debe cumplir una misión importante: Conseguir que el día entero estés ocupado y nos permita prever como va a ser el día.

No digo que haga falta establecer un sistema de orden y mando militar, pero si es importante que cuando te levantes por la mañana sepas que hay diversos bloques distintos de actividad variada y que hay que cumplirlo.

La rutina del día no tiene que pretender ser similar a la rutina normal (estamos en una situación excepcional), pero si tiene que cubrir las mismas necesidades: Trabajar, tiempo familiar, tiempo de ocio, relaciones sociales, ejercicio físico,… además hay tareas nuevas derivadas de la situación que tenemos que incluir en la rutina, principalmente la necesidad de estar informados.

Vamos a ver que rutinas podemos incorporar en cada uno de estos bloques:

Rutina de trabajar

Puede ser que tengas que seguir trabajando fuera de casa (en este caso, no hace falta cambiar anda en este aspecto.

Teletrabajo

Si tienes opción de teletrabajar, intenta ponerte un horario de trabajo y respetarlo. No es buena idea estar todo el día medio trabajando, medio atendiendo otras necesidades. Define tu horario de teletrabajo y trata de cumplirlo. 

Y si te es posible, establece un lugar específica de tu casa para trabajar

Desarrollar un proyecto

En muchos casos directamente no puedes trabajar, por lo que necesitas centrarte en algún proyecto y dedicar tiempo a desarrollarlo.

Puede ser escribir, ordenar documentación, hacer arreglos en casa, diseñar esa web que llevas tiempo queriendo hacer o aprender chino mandarín, Todos tenemos proyectos que dejamos en pendiente por falta de tiempo y este es el momento de ponerse manos a la obra.

Búscate un proyecto y aprovecha estos días de cuarentena para desarrollarlo.

Rutinas de ocio

Tiempo familiar

Decide cuanto tiempo vas a pasar en familia, haciendo tareas conjuntas y trata de diseñarlas.

Todos los que tenemos hijos pequeños corremos el riesgo de que nos acabe ocupando todo el tiempo esta tarea, pero, si puedes, intenta que no sea todo el día dedicado a estar en familia y tratar de poner horarios para poder hacer otras cosas.

 Tiempo de ocio

Lo distingo del tiempo familiar (que seguramente es tiempo de ocio también) y me refiero a tiempo de ocio individual.

Aprovecha para ver películas, jugar al ordenador, leer un libro, pintar soldaditos de plomo, … lo que te guste.

Ponte un horario de ocio, porque si todo el día te lo planteas como ocio al final vas a acabar muy cansado de divertirte (si, aunque suene imposible)

Tu pareja y tu no estáis seguramente acostumbrados a estar todo el día juntos y si no queréis acabar discutiendo por cualquier cosa, es importante que, aunque estéis en la misma casa, tengáis momentos individuales (si hay niñas o niños en casa esto implica hacer turnos, para que algunos ratos al día podamos olvidarnos de estar atentos al cuidado de los hijos).

Redes sociales/socializar

Las relaciones sociales tendrán que ser virtuales, a través de app como Facebook y Whatsapp.

Tenemos la suerte de que la tecnología nos facilita poder estar en contactos con amigos y familia sin salir de casa y es una gran ventaja, pero estar todo el día atento al WhatsApp puede ser agotador.

Ponte un horario para wasapear, hablar por teléfono o Skype y socializar con tu círculo social pero no estés todo el día pegado al móvil porque acabarás muy agotado de la continua interacción social.

Una buena idea es quedar para echar una caña virtual, a través de las diversas aplicaciones de videoconferencia que hay, y tomarse algo cada uno en casa viendo y charlando con amigas y amigos.

Ejercicio físico

Es importante realizar actividad física, aunque este encerrado en casa. En internet tienes todo tipo de propuestas para seguir una rutina física, desde  aerobic, zumba, gimnasia deportiva o Yoga.

La primera hora de la mañana puede ser un buen momento para iniciar el día con una rutina física.

Necesidad de información

En épocas de crisis e incertidumbre, la información es una droga.

Es importante estar bien informado ante la situación de emergencia que vivimos, pero un exceso de información nos  va a llevar a sufrir ansiedad y malestar.

Ponte un horario y normas para acceder a la información, pero no estés siguiendo la evolución de covid-19 como si fuera un evento deportivo, actualizando minuto y resultado continuamente como si del Carrusel deportivo se tratara.

Quizás en buena idea dedicar un rato por la mañana y otro al final de día a informarse.

Generar una rutina durante la cuarentena por el coronavirus es una buena idea, y atender a cada uno de los bloques que hemos ido revisando es un buen plan para establecer una rutina que te ayude a llevar de la mejor forma posible la cuarentena.

¿y tú, que rutinas has establecido?

Psicología y Coronavirus

Información psicológica para saber como gestionar la crisis por coronavirus y la situación de cuarentena.

Información científica de calidad para saber como gestionar los miedos, ansiedad y conflictos causados por la pandemia del Covid-19

Cómo gestionar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena por Covid-19

Cómo gestionar el miedo y la ansiedad durante la cuarentena por Covid-19

Estamos en plena crisis mundial por la expansión del coronavirus Covid_19 y una pregunta se ha instalado en mi cabeza y voy a tratar de darle respuesta.

¿Qué puedo aportar como psicólogo en esta situación?

Tengo que reconocer que la noticia de que en Italia “hasta 16 millones de personas en la región de Lombardía y 14 provincias se encuentran en cuarentena obligatoria” me ha hecho pensar en que indicaciones puedo hacer desde la psicología para ayudar a las personas que estén en cuarentena para gestionar lo mejor posible la situación.

La revisión breve de evidencias científicas publicada recientemente por la revista médica británica The Lancet: The psychological impact of quarantine and how to reduce it es un buen punto de partida para comprender, basándonos en la evidencia  científica, que problemas psicológicos se generan durante una cuarentena y que medidas son necesarias para amortiguar este impacto.

¿Qué problemas psíquicos sufren las personas que están en cuarentena?

Los principales factores estresantes asociados a un periodo de cuarentena  por el virus Covid-19 son:

  • Miedo a la infección.
  • Miedo a que se alargue la cuarentena.
  • Frustración
  • Suministros inadecuados
  • Información inadecuada
  • Pérdidas económicas
  • Ser estigmatizados

Nos encontramos con personas que sienten, confusión, ira y miedo.

 Además, se pierden las rutinas cotidianas, se dispone de tiempo libre que no se sabe cómo ocupar (aburrimiento) y se ven considerablemente reducidas las interacciones sociales.

Voy a ir tratando en posteriores artículos cómo gestionar la ansiedad que genera cada uno de estos estresores, como gestionar el miedo, la confusión y la ira y como gestionar el tiempo libre de la forma más saludable psicológicamente posible.

Este primer post sobre cuarentena generadas por el Covid-19 voy a centrarme en las necesidades que han de cubrir las autoridades que decretan la cuarentena.

¿Qué 6 necesidades tienen las personas en cuarentena para sufrir el menor malestar psicológico posible?

Del estudio enlazado al principio de este post, podemos extraer las 6 ideas clave sobre que necesitan las personas a las que se pone en cuarentena para sufrir lo menos posible:

1 La información es la clave. Las personas que están en cuarentena tienen que comprender la situación.

2 La comunicación rápida y efectiva es esencial

3 Se deben proporcionar suministros, tanto generales como médicos.

4 El periodo de cuarentena tiene que ser lo más corto posible, y exceptuando situaciones extremas nunca debe ser prolongado.

5 Muchos de los efectos psicológicos negativos de la cuarentena tienen que ver con el hecho de limitar la libertad, por lo que las cuarentenas voluntarias generan menos problemas psicológicos.

6 Los responsables de los sistemas de salud tienen que poner el énfasis en la libre elección del aislamiento.

En estos días muchos debaten en España si se tendrían que aplicar medidas drásticas de aislamiento y cuarentena.

La decisión es muy compleja y el objetivo es claro: Hay que tomar las medidas necesarias para que el sistema sanitario soporte la presión y no se venga abajo.

Hay que tomar las decisiones para garantizarlo, tratando de hacer el menor daño posible a la economía y generando el menor daño psicológico posible a la ciudadanía.

Esto es así, porque cuando se supere la crisis (porque llegue el calor, porque haya una vacuna, porque haya tratamientos efectivos,…) necesitamos que las personas que terminan la cuarentena tengan buena salud física, empleos para ganarse  la vida y fortaleza psicológica para seguir con una vida saludable.

Creo firmemente que necesitamos confiar en las instituciones públicas y colaborar en las indicaciones que dicten. Son los que tienen más capacidad para analizar los datos y los que mejores expertos pueden movilizar para asesorarse.

Y necesitamos que los responsables de la gestión de la crisis del coronavirus en cada uno de los países se apoyen en la comunidad científica porque en médicas, virólogos, investigadores, matemáticas, sociólogos,… es donde van a encontrar las respuestas para ir tomando las mejores decisiones en cada momento.

Este post está en evolución y se ira ampliando con información contrastada por la comunidad científica.

Y un consejo final. Si buscáis información sobre el coronavirus, la pandemia, o que medidas tomar, por favor hacerlo de fuentes fiables y válidas, no del primer cantamañanas que venda humo

En el siguiente post sobre las cuarentenas generadas por la  epidemia del Covid-19 explicaré que nos dice la psicología sobre cómo gestionar el tiempo durante una cuarentena y como amortiguar el malestar que genera la perdida de interacciones sociales.

Psicología y Coronavirus

Información psicológica para saber como gestionar la crisis por coronavirus y la situación de cuarentena.

Información científica de calidad para saber como gestionar los miedos, ansiedad y conflictos causados por la pandemia del Covid-19

Tengo problemas y no sé como resolverlos

Tengo problemas y no sé como resolverlos

Como ya escribí en el artículo Eficacia Personal: cómo afrontar los problemas cotidianos , son los pequeños problemas cotidianos los que ocasionan un desgaste considerable, tanto en lo físico como en lo emocional.

Ya sabemos que el estrés afecta a nuestro sistema inmunológico y puede incrementar el riesgo de contraer infecciones y enfermedades.

Si respondemos a las situaciones estresantes que nos ocurren a diario quejándonos o descargando nuestras tensiones sobre las personas que nos rodean, podemos terminar por sentirnos aún peor.

10 síntomas de estrés y ansiedad

En cambio, si recurrimos a las personas que nos rodean para conseguir ayuda en la solución de un problema, es más probable que nuestro estado de ánimo se vuelva más positivo.

Primer paso: Hacer una buena valoración de la situación

El primer paso en la búsqueda de soluciones a los problemas es hacer una buena valoración racional o interpretación realista de la situación.

Las valoraciones son irracionales cuando no son realistas. Son propensas a causarnos experiencias negativas y tienden a expresarse en términos absolutos, de exigencia y buscando casi siempre la perfección.

Retrato de un perfeccionista

Aprendiendo a hacer valoraciones más razonables, podremos moderar algunas de nuestras emociones negativas y reducir el estrés.

Segundo paso: Cambiar los esquemas mentales

Lo segundo es aprender a cambiar los esquemas mentales, pero esto no es tarea fácil, especialmente cuando nos hemos acostumbrado a utilizarlos demasiado tiempo.

Pensamientos y Creencias: Trás mis pensamientos, están mis creencias

Suele ser necesario, para cambiarlos, tratar estos esquemas como enemigos que sólo serán derrotados con una perspectiva más realista de la vida. En este sentido, proponemos las siguientes estrategias:

Recordatorios: Los recordatorios son pequeñas frases o palabras que podemos tener a mano para evocar que no debemos caer en creencias irracionales.

tengo problemas

Interpretaciones alternativas: Las valoraciones irracionales a menudo nos causan interpretaciones erróneas de los acontecimientos diarios que nos suceden. Siempre es útil estar alerta ante nuestras propias percepciones, para así poder cuestionarlas, particularmente cuando nos enfrentamos a situaciones de estrés.

Reetiquetar: Esta es una acción que nos ayudaría a tener una perspectiva más satisfactoria porque nos haría adaptarnos mucho mejor ante ciertos acontecimientos en la vida y ante determinadas personas.

Reconocer los peores escenarios posibles: Cuando nos ocurre algo, todos tendemos, a veces, a ver estas circunstancias totalmente desproporcionadas y a vivirlas mucho peor de lo que en realidad son. Cuando esto nos suceda, es necesario contrastar y cuestionar la realidad preguntándonos “¿qué es lo peor que puede pasar?”.

Como disminuir el miedo al fracaso dando 4 pasos de gigante

Aspecto clave a tener en cuenta: Actitud activa

Un tercer punto a tener en cuenta sobre la resolución de problemas es que, para que sea práctico y efectivo, requiere que tengamos una actitud activa y no pasiva. Los problemas no se resuelven contemplándolos sino activándolos, que es lo mismo que afrontarlos decididamente.

Flexibilidad psicológica o como dejar de vivir en el día de la marmota

Los pasos necesarios en la resolución de problemas son los siguientes:

  1. Percepción de uno mismo. El primer paso para resolver problemas positivamente es verse a uno mismo como una persona capaz de producir soluciones y para esto debes pensar que “parte de la vida implica afrontar problemas y sacrificios. No nos vale de nada alterarnos cuando tenemos dificultades, sino que es más positivo centrarnos en buscar herramientas apropiadas para solucionar esos problemas”.
  2. Definición del problema. Lo primero que hemos de hacer al enfrentarnos a una situación estresante es entender qué es lo que está sucediendo. Es preciso tomarnos un tiempo para pensar en el problema y hacer una lista de objetivos; en este, punto los demás nos pueden servir de ayuda, pues nos van a facilitar una visión objetiva del problema.tengo problemas
  3. Lista de opciones. Antes de establecer un plan de acción es necesario que contemplemos bien todas las alternativas que tenemos a nuestro alcance. Es bueno ser creativo en este punto, o sea, que cuantos más planes de acción tengamos para resolver el problema, mucho mejor. En este punto también pueden ayudarnos mucho las demás personas.
  4. Toma de decisiones. Llegados a este punto estamos listos para pasar a la acción, es decir, llevar a cabo lo que hemos elaborado en el punto anterior; pero es necesario que recordemos que en la mayoría de las situaciones no sólo existe un único plan correcto, sino que todas las respuestas que podamos dar a cualquier problema tienen ventajas y desventajas.
  5. Evaluación. Si el plan que hemos llevado a cabo resulta exitoso, fenomenal, pero si no, es necesario que examinemos qué es lo que ha pasado y que volvamos de nuevo a la carga, recordando que los creadores de soluciones somos siempre nosotros.

Para concluir: Afrontadores positivos y negativos

Concluyendo, podemos decir que los afrontadores positivos responden a los retos de la vida asumiendo la responsabilidad de encontrar solución a sus problemas. Su objetivo es evaluar la situación, conseguir asesoría y apoyo de otros, y generar un plan que funciones en pro de sus intereses.

Estilos de Afrontamiento

Los afrontadores no positivos responden a los retos de la vida con negación o evasión. Estas personas, o bien se desentienden de sus problemas, o reaccionan impulsivamente sin gastar tiempo o esfuerzo en encontrar la mejor solución.

Mecanismos de Defensa y Estilos de Afrontamiento

Pueden ser personas irritables o agresivas, depresivas o pasivas. Suelen así culpar a otros por sus problemas y no llegan a apreciar el valor que podría tener afrontar los desafíos que la vida les presenta con un sentido de oportunidad, apertura, dominio y control personal.

Vivimos en una sociedad donde las personas esperan respuestas fáciles a sus problemas, una pastilla, un arreglo rápido, una solución garantizada, aquello que no requiera mucho esfuerzo-. El afrontamiento positivo no resulta de descubrir una única respuesta, aplicable a todo y a toda prueba, sino de una actitud y una filosofía de vida.

Educación en valores ¿qué está fallando?

Mimarse es de sabios

Mimarse es de sabios

¿Hace cuánto no disfrutas de un buen disco de música? ¿Hace cuánto no vas al cine? ¿Hace cuánto no disfrutas de un baño relajante?

El ritmo de vida y el estrés cotidiano que soportamos, los horarios, las tareas y el modo piloto automático que casi siempre llevamos activado nos hace que, a menudo, nos olvidemos de nosotros mismos y de nuestras necesidades y no nos dediquemos el tiempo suficiente a conectar con nosotros mismos… ¡es totalmente injusto!

Yo soy de ese tipo de personas que piensa que, si puedes dedicar tiempo a hacer cualquier otra cosa a lo largo del día, puedes reservar 15 minutos para dedicártelos a ti, por eso, en mi primera entrada en el blog hablaré sobre las conductas de autocuidado.

¿Qué es y cómo funciona Airbnb?

¿Cuáles son las conductas de autocuidado?

Son aquellas conductas que van dirigidas a nosotros mismos con el objetivo de proporcionarnos bienestar. Aquí entrarían todas las actividades que son beneficiosas tanto para nuestra salud física, como para nuestra salud mental y emocional. En resumen, son todas aquellas actividades que nos hacen sentir bien.

conductas de autocuidado

¿No crees que es hora de parar el mundo que hay a tu alrededor y empezar a pensar un poco en ti? Es fundamental dedicar un rato a desconectar del mundo para conectar contigo.

Aprendiendo a protegernos de la depresión

A continuación os explicaré cómo realizar una dinámica muy sencilla y popular para fomentar las conductas de autocuidado. Su nombre es: «El tarro de los deseos».

¿En qué consiste la dinámica «El tarro de los deseos»?

Primero tienes que cortar algunos cuadrados de papel, después, en cada uno de los cuadrados, debes escribir una actividad sencilla pero placentera que te apetezca realizar pero «por falta de tiempo nunca realizas».

10 recomendaciones para ser feliz y una advertencia

Tómate unos minutos en elegir actividades que te vayan a hacer sentir bien. Yo incluyo algunos ejemplos básicos, pero aquí los ejemplos son infinitos según tu personalidad y tus gustos ¡adáptalos!

Mis ejemplos serían: tomar un desayuno con un amigo en una terraza al sol, relajarme y escuchar música, comer mi postre preferido, dar un paseo en moto, cantar, preparar una cena deliciosa, ir a darme un masaje, subir a un sitio alto a mirar el paisaje, hacer estiramientos de espalda, etc. 

Libros recomendados que me enseñaron mucho de lo que soy

Después dobla los papeles y elige un tarro bonito en el que guardarlos. Ahora ese tarro pasará a ser el tarro de los deseos.

condcutas de autocuidado

Dedica 15 minutos al día a escoger un papel del tarro y realizar la actividad que escribiste. Es importante que, antes de realizarla, estés concienciado de que ése es tu momento especial, tu tiempo, y que te lo mereces como premio por haber superado un largo y duro día más. Es imprescindible que realices las actividades sin prisa, sin presiones y disfrutándolas realmente, si no no servirá de nada. Puedes completar la actividad escribiendo un diario en el que anotes cómo te has sentido, las ideas escritas nos ayudan a verlo todo de una forma más clara.

Flexibilidad psicológica o como dejar de vivir en el día de la marmota

Si consigues convertirlo en un hábito diario, notarás beneficios como: ayuda a relajarte y a aliviar ciertas tensiones, incrementa el bienestar general, mejora nuestro autoconcepto y nos hace sentir más conectados con nosotros mismos.

A modo de conclusión

Debemos querernos un poco más a nosotros mismos y demostrárnoslo cada día. Escucha a tu yo interior, conócete y concédete esos mimos tan necesarios

El Síndrome Amotivacional por consumo de cannabis

El Síndrome Amotivacional por consumo de cannabis

Existe un consenso generalizado de que los efectos del consumo de cannabis varían en cada persona en función de una serie de factores: estado de ánimo previo al consumo, personalidad, vulnerabilidad genética, experiencia previa con sustancias tóxicas, situación social, cantidad y calidad de la sustancia, expectativas ante el consumo, etc…

También están ampliamente estudiados los efectos inmediatos que provoca el consumo de THC: hilaridad, alteraciones perceptivas, torpeza, lentitud, taquicardia, aumento del apetito, cansancio,… así como los efectos del Síndrome de Abstinencia Cannábico: el deseo compulsivo del consumo y rápido comienzo del mismo, la ansiedad, irritabilidad, insomnio, pesadillas, disminución del apetito, nerviosismo, inestabilidad del estado de ánimo, sudoración, taquicardia y a veces diarrea.

Que opina un psicólogo sobre la marihuana medicinal

Pero la temática de este artículo versará sobre una de las consecuencias asociadas al consumo menos conocida, el denominado síndrome amotivacional, descrito por primera vez en 1968 por Smith. Aunque en la actualidad, la OMS no reconoce su existencia como entidad clínica y las clasificaciones actuales del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5 y CIE-10 proponen varios diagnósticos posibles para encuadrar la diversa sintomatología que aparece como parte de este síndrome, en la práctica clínica los psicólogos vemos con cierta frecuencia la presencia de este síndrome en los consumidores de cannabis.

¿Qué es el Síndrome Amotivacional por consumo de cannabis?

El Síndrome Amotivacional es una condición psicológica que se caracteriza por la pérdida de interés en las situaciones sociales, así como en la participación en actividades de todo tipo. Uno de sus rasgos característicos es la marcada apatía.

Este síndrome tiene mayores probabilidades de aparecer en aquellas personas que consumen cannabis durante un largo periodo de tiempo.

Cómo saber si mi hijo fuma porros

El síndrome amotivacional presenta muchas similitudes con la depresión o la distimia (siendo este el motivo principal por el que se acude a terapia pidiendo ayuda) pues la persona siente sin ganas de hacer nada y proyecta una intensa apatía, pero también se siente distante respecto a sus emociones y las de los demás.

¿Cuáles son las causas de este Síndrome?

Los estudios sugieren que es muy característico de las personas que consumen marihuana, por lo que suelen aparecer en individuos que hacen uso de esta droga.

Ahora bien, la aparición de esta condición no es exclusiva del consumo de marihuana, sino que está asociado con el uso frecuente de sustancias que causan gratificación instantánea.

En realidad, muchos individuos que consumen marihuana no sufren de este síndrome, por lo que algunos investigadores sugieren que la personalidad de algunas personas puede ser la causa principal de su aparición.

Jóvenes y drogas: Algunas conclusiones sobre ESTUDES

Dicho de otro modo, podría ser que los individuos que sufren este síndrome estén predispuestos a sufrirlo, y la marihuana sería un factor desencadenante.

¿Qué caracteriza a este síndrome?

Apatía

La persona vive en un estado de desinterés permanente en el que hay una falta total de motivación. No es que simplemente esté pasiva hacia los estímulos de su alrededor, sino que no tiene ningún interés en ellos.

Sin planes futuros

La persona carece de objetivos vitales. Su futuro no le preocupa, igual que tampoco lo hacen las personas que le rodean.

Las 4 fases del tratamiento de adicciones

Pasividad

La persona con síndrome amotivacional se convierte en alguien totalmente pasivo respecto a todos los estímulos de su alrededor.

Le cuesta centrarse y prestar atención a las cosas, actuar de forma activa y realizar cualquier tipo de tarea.

Conformismo

La persona vive en su zona de confort, de la cual es incapaz de salir. Cualquier cosa que le digas no le parecerá ni bien ni mal, simplemente le dará igual todo.

Pérdida de ideales

La persona vive inmersa en una realidad en la que nada le interesa, carece de principios e ideales, y su vida en sí deja de tener sentido. No hay motivación para actuar. Y hacer cualquier cosa es como caminar cuesta arriba.

Falta de emoción

La persona es incapaz de vivir sus emociones y sentimientos. No los experimenta, ni hacia sí mismo no hacia los demás.

Incluso las buenas noticias carecen de sentido. Si a una persona con esta problemática le tocara la lotería o le dieran una muy buena noticia, ni se inmutaría.

Aislamiento

la falta de motivación no es solamente en referencia a las
actividades, sino que tampoco parecen importarle las relaciones
interpersonales. No se interesa por nada ni por nadie.

Indiferencia

Presentará un estado de ánimo marcado por la indiferencia absoluta. Nunca se inclinará ni por una cosa ni por otra, ni por lo bueno ni por lo malo.

Superar una Adicción: El camino hacia la libertad

Introversión

Adoptará una actitud que se caracterizará por concentrarse en sus procesos internos, en sus pensamientos y en su mundo interior.

No se concentrará en las cosas ni pensamientos de los demás, ni en actividades,eventos o estímulos exteriores.

Tristeza

Se sentirá la mayor parte del tiempo triste y deprimido, pero no sabrá decir el por qué se siente así. El hecho de que nada le guste, nada le motive y nada le interese hará que se sienta triste sin saber identificar el motivo.

Falta de afecto

No se identificará con nadie ni estrechará lazos con los individuos de su entorno.

Deterioro de las habilidades sociales

La persona tenderá a adoptar una actitud pasiva y a evitar situaciones en las que se requiera conversar o engeneral interactuar con otros, lo que provoca un deterioro de las habilidades sociales y de comunicación.

Incapacidad de desarrollar planes para el futuro

Su estado también hará que no tenga ningún interés ni ninguna preocupación por su propio futuro o
por el de los demás.

No será capaz de desarrollar planes ni de proyectar cómo será su vida en el futuro.


Otras características de este síndrome

Dificultades de concentración, lentitud de movimiento y disminución de reflejos, abandono del cuidado
personal y desinterés por las relaciones sexuales

 

6 técnicas para gestionar mejor la ira

6 técnicas para gestionar mejor la ira

La rabia es una de las emociones humanas más complejas. El problema está en que, si bien es parte de la vida, también nos puede privar de conseguir lo que queremos.

Y ¿qué es lo que causa nuestra rabia?  la rabia se experimenta  hacia personas con las que hay cierta relación, por eso sus causas  tienen que ver con la frustración de deseos, necesidades personales, afirmación excesiva de autoridad, situaciones donde se dan el  rencor y el resentimiento, planear venganza, ajuste cuentas, querer “descargarse” y no poder, interrupción de planes concretos, insatisfacción de expectativas personales, así como deseos o acciones que vemos que lesionan nuestro orgullo y autoestima, ser objeto de deshonestidad o ruptura de promesas, abuso de autoridad, ser ignorado o maltratado por alguien significativo, ataque verbal o físico, sensación de ser víctima de una situación y no tener opción, etc; a veces, también nos puede causar rabia, pero en menor grado, actos socialmente inapropiados, injusticias, comportamientos ajenos que consideramos reprobables, etc. 

 Cómo controlar la ira

No es recomendable ocultar nuestra molestia por cosas que nos irritan.  Lo que tenemos que evaluar es si ciertas maneras de afrontar la rabia favorecen nuestros intereses. La rabia puede tener altos costes.  Entre los físicos podemos incluir el estrés fisiológico, la hipertensión y las molestias corporales que los acompañan. Los costos interpersonales pasan por sentimientos de desesperanza, desolación y aislamiento.

 6 Técnicas para gestionar mejor la ira

A continuación, voy a explicar algunas técnicas útiles para gestionar mejor la rabia:

Técnica 1: Comprueba la racionalidad de tus pensamientos al evaluar lo que te sucede”.

gestionar la ira

Una buena forma para comenzar a aprender cómo afrontar la rabia es analizando nuestras valoraciones al respecto. Cuando hacemos una valoración de un suceso frustrante, debemos decidir si es algo por lo que vale la pena molestarse. En este momento se hace importante que pensemos racionalmente. Si pensamos que las cosas siempre deben ir como nosotros esperamos, que los demás siempre deben tratarnos inmejorable y amablemente, y que nosotros nunca tenemos por qué pasar una frustración o un mal rato, entonces ciertamente que pasaremos bastantes momentos en que nos asaltará la rabia.

 Frustración, una reacción emocional más

Técnica 2: “Aprende a ser creativo emocionalmente”.

Ante sentimientos confusos, es muy positivo que hagamos un stop, que nos tomemos unos minutos para encontrar respuestas positivas. Es importante que, en estos momentos, en vez de permitir que nuestras emociones nos controlen, seamos creativos para producir experiencias positivas. Cuando estemos molestos, consideremos los siguientes pasos:

  1. Reconozcamos y aceptemos el hecho de que estamos molestos.
  2. Decidamos qué hacer al respecto. Lo importante es que nos demos cuenta de que tenemos varias alternativas a nuestro alcance para decidir la manera más apropiada cuando sintamos rabia.

 

Técnica 3: “Practica la relajación y el control en situaciones de frustración que te crean rabia”

La relajación es una técnica muy beneficiosa para utilizar en situaciones de rabia. Hay algo de verdad en aquel consejo de contar hasta 10 antes de responder. Ese tiempo simbólico nos sirve para decidir qué acción tomar más apropiada para resolver el problema. A través de la relajación, con respiraciones profundas y relajación muscular, podemos llegar a sentirnos en las mejores condiciones para sopesar diferentes opciones y tomar decisiones. También podemos usar la relajación para adelantarnos a una situación que sabemos que nos irritará. Nos podemos sensibilizar ensayando respuestas para el momento en que ocurra la situación; cuando sientas “hervir tu sangre”, califica tu rabia en una escala del 0 al 100 y relájate hasta que se reduzca a un nivel de 30 o menos.

 

Técnica 4: “Distinguir y examinar las dos etapas de la descarga”

gestionar la ira

Cuando la rabia realmente se apodera de nosotros, puede ser de mucha utilidad descargarla a través de actividades físicas o creativas. Al “sacar “la rabia, nos reponemos y logramos un estado más relajado para visualizar el problema y pensar en soluciones.

La técnica de descargar tiene dos etapas: una primera fase, que consiste en limpiarnos de las tensiones y molestias que nos afectan, incluso físicamente, y la segunda que tiene que ver con el trabajo de la situación en sí, es decir examinar qué es lo que realmente está pasando y qué es lo que me está provocando esta situación de rabia. Con tan sólo descargar no se elimina la fuente de frustración y molestia, sino que se encuentra más autocontrol para combatirla.

¿Cómo soportar a personas insoportables?

Técnica 5: “Practica la Asertividad”

A veces puede ser importante expresar la rabia, y en otras ocasiones, hay que evaluar si eso nos favorece o lo hace más difícil. Ya que reaccionar con rabia no suele ser la mejor estrategia, podríamos preguntarnos qué otras formas tenemos como respuesta.

Asertividad: ¿qué es? y ¿cómo se trabaja?

Asertividad significa mantener una posición basada en el reconocimiento de los derechos propios, expresar nuestra forma de pensar y sentir de manera directa, honesta y apropiada. Cuando somos asertivos, demostramos respeto por nosotros mismos y por quienes nos rodean. Por una parte, no es pasividad ni permite que otros se aprovechen de nosotros, y por otra, se reconocen las necesidades de los otros y se intenta relacionarse con ellos de manera provechosa.

Técnica 6. “Valorar el poder del perdón”.

Una lección valiosa que la vida nos enseña es la de aprender a perdonar. Cuando perdonamos a alguien que nos ha tratado injustamente, no quiere decir que le absolvemos de su responsabilidad. Cuando se perdona uno mismo se libera de la amargura y de la rabia. El rencor y el resentimiento, por el contrario, nos mantienen aferrados a la rabia y a la amargura. El perdonar aumenta en nosotros en el poder del control en situaciones desagradables. El más fuerte es quien sabe cuándo no hay que pelear.

Perdonar: 5 ideas generales