Qué es la soledad y cómo transformarla en positivo

Qué es la soledad y cómo transformarla en positivo

La mayoría de las personas manifiestan haberse sentido muy solos y alejados de los demás alguna vez; es un sentimiento más o menos habitual, de los más dolorosos para la mayor parte de la gente, hasta el punto de convertirse en uno de los miedos principales de los pacientes que atiendo.

Este sentimiento entra en conflicto con valores como la competitividad, la independencia y la libertad, tan fomentados hoy día, y que dan lugar a la soledad y al aislamiento.

Dos tipos de soledadsoledad

Podemos hablar de dos tipos de soledad: Soledad social y soledad emocional. La primera surge cuando no se tiene con quien compartir actividades. También cuando no nos sentimos bien con nuestras amistades. La emocional, por otro lado, aparece cuando no estamos satisfechos con la calidad de nuestros vínculos personales, cuando sentimos que no hay nadie en quien apoyarnos, alguien que nos cuide y nos proteja.Lo cierto es que sea una u otra, la soledad que podamos sentir conlleva sentimientos de baja autoestima, infelicidad y con frecuencia depresión

Retrato de un dependiente emocional

La soledad como experiencia subjetiva

La soledad es una experiencia subjetiva, conclusión de las valoraciones que hacemos cuando nuestras relaciones sociales no satisfacen nuestras expectativas; esperábamos socialmente mucho más de lo que en realidad tenemos y esta experiencia personal nos deja muy descontentos. Por tanto, podemos concluir que:

  • Tal como interpretemos nuestra soledad así reaccionaremos emocionalmente y nos predispondremos para afrontarla.
  • Las explicaciones que damos sobre nuestra soledad son subjetivas y, tal como la sentimos o vivimos, así tendemos a explicarla.

Las valoraciones, que hacemos sobre los acontecimientos que nos suceden a lo largo de la vida, nos generan unas determinadas emociones en torno a ese mismo acontecimiento, y lo condiciona, pues nos hace verlo de forma distinta según sea la emoción con la que nos enfrentamos a ese acontecimiento.

Hay que tener en cuenta que cada uno difiere en cuanto a la cantidad de tiempo que prefiere pasar a solas.  Las personas creativas asolaprenden a disfrutar los ratos de soledad como momentos activos de desarrollo personal. La soledad puede incluso llegar a ser una experiencia de crecimiento para la persona. Uno puede estar solo y no sentirse solo, y en cambio puede estar muy acompañado y sentirse solo.

Por desgracia, muchas personas tienen miedo a la soledad porque la ven como una experiencia dolorosa. El hecho es que tú puedes ser tu mejor amigo, y que es importante apreciar la soledad como una oportunidad para aprender a quererse a uno mismo. La soledad, si la afrontamos de una manera positiva, se nos puede convertir en una oportunidad para nuestro desarrollo personal.

La soledad, a veces, se puede convertir en refugio y evasión, cuando hay personas que prefieren la soledad porque se hallan ansiosas en situaciones sociales, o simplemente para evitar a determinadas personas porque no se llevan bien con ellas. Esto no parece particularmente sano e invita a desarrollar habilidades sociales y encontrar comodidad en presencia de otros, sin dejar de apreciarse uno mismo ni participar en actividades creativas a solas.

Qué podemos observar y trabajar respecto a la experiencia de soledad

Cuando interpretamos la soledad como una experiencia insatisfactoria, llega el momento de preguntarnos qué podemos hacer al respecto. La insatisfacción ante la soledad debería llevarnos a considerar tres puntos: En primer lugar, es importante evaluar seriamente nuestras habilidades sociales;  en segundo lugar, habría que hacer un esfuerzo por superar la timidez e iniciar contactos y relaciones sociales, además de superar las limitaciones que podamos tener y que nos llevan a experimentar un sentimiento de soledad cuando en realidad no  estamos solos ( como puede ser la dependencia afectiva); por último, sería positivo pensar en aumentar nuestra tolerancia al rechazo.

Habilidades para superar la soledad y la timidez en las relaciones sociales

 

Habilidades para superar la soledad y la timidez en las relaciones sociales

Habilidades para superar la soledad y la timidez en las relaciones sociales

Las personas con sentimientos de soledad suelen tener habilidades sociales pobres. Son personas difíciles de conocer porque suelen protegerse y tomar precauciones porque temen exponerse a la opinión de los demás. Tienden a desempeñar un papel pasivo precisamente porque se preocupan por causar y mantener una buena impresión y dudan, con mucha frecuencia, de su habilidad para hacerlo correctamente. Hay personas incluso que pueden conocer habilidades sociales, pero no las explotan por la misma causa. Como no tienen confianza en sus relaciones interpersonales, se sienten vulnerables y se desenvuelven desde la distancia y la precaución; o sea, que, en vez de superar sus miedos y su timidez, prefieren jugar a lo seguro, retraerse, no asumir riesgos y permanecer en el anonimato.

La timidez

La timidez la podemos definir como el temor a conocer personas y el agobio por la presencia de otros. Las personas tímidas encuentran dificultades a la hora de establecer una conversación sosteniendo contacto visual, y se sienten incómodas al iniciar diálogos con desconocidos. 

Las personas tímidas carecen de habilidades para buscar compañía, especialmente con el otro sexo, o si las tienen, no las ejercitan por miedo. Algunas de las consecuencias que sufren son: 

  • Con sus actitudes no verbales se mantienen distanciados de los demás.
  • Exageran sus defectos y valoran poco sus virtudes.
  • Permiten que factores y circunstancias externas controlen sus vidas.
  • Como no emplean habilidades adecuadas para relacionarse, parecen ansiosos, extraños e inhibidos en sus relaciones interpersonales.
  • Permiten que sus pensamientos negativos y las dudas sobre ellos mismos paralicen sus acciones.
  • Tienden a descalificarse por considerar a los demás más valiosos y se comparan también con ellos para culparse por sus defectos para las relaciones sociales.
  • Son personas que buscan complacer a los demás.
  • Sufren estrés, ansiedad e insatisfacción en las relaciones con los demás, lo que les deja menos libres para salir de su aislamiento.

Como superar la timidez en 5 pasos

Habilidades sociales importantes

Entre otras habilidades sociales importantes, se encuentran la comodidad en el contacto visual y la apertura. En cuanto al primero, la mayoría de las personas prefieren que sus interlocutores les proporcionen suficiente contacto visual como para sentirse “conectados”, sin llegar a sentirse “observados”. Lo mismo sucede con la apertura: para que se construya una relación a nivel personal, es importante compartir parte suficiente de uno mismo con otros, teniendo en cuenta que no es recomendable inundar a personas recién conocidas con historias personales, o con conversaciones muy triviales o largas. Para tener habilidades sociales efectivas, es conveniente que tengamos en cuenta los comportamientos que resultan cómodos o incómodos a la otra persona. reunión de amigos

Otra manera importante de ser activo en las relaciones con los otros es aprendiendo y empleando sus nombres. Cuando conocemos a alguien, es importante aprender su nombre porque así creamos una corriente de interés y cercanía con la otra persona.

El lenguaje autentico es una forma de comunicarnos con las personas de manera personal y directa. El lenguaje indirecto es distante.

De todas las habilidades sociales, probablemente, la más importante la sensibilidad y muestras de interés por el otro. Al ser sensibles fomentamos la simpatía y ayudamos al otro a sentirse cómodo con su forma de ser. La sensibilidad favorece estar con la otra persona, ya que demostramos nuestra atención e interés manteniendo el contacto visual y escuchando activamente lo que dice. La sensibilidad por los intereses del otro comunica comprensión y a todos nos gusta sentir que nos prestan atención y que se nos toma en serio en una conversación porque la sensibilidad transmite interés personal y sentimientos positivos, a la vez que refuerza la confianza mutua.

¿Cómo mantener una conversación?

¿Y qué se necesita para cultivar la sensibilidad? Algunas sugerencias:

Motivación

Es más importante lo que te expresa la otra persona que expresar tú tus propias opiniones.reunión de amigas

Atención

Mantén un contacto visual adecuado y escucha atentamente. Pregúntate qué temas, sentimientos o problemas le gustaría compartir a la otra persona.

Empatía

Es la habilidad para meterte dentro del otro y captar como se siente; si no lo sabes tendrás que preguntarle.

Practica una y otra vez hasta que tengas la capacidad de responder de forma apropiada. Las personas con sensibilidad se las ingenian para iniciar conversaciones.

 

¿Cómo mantener una conversación?

¿Cómo mantener una conversación?

Llevarse bien con otros requiere de buenas habilidades conversacionales. Tales habilidades apenas existen en las personas tímidas, las cuales se niegan a iniciar conversaciones, a romper el silencio o a responder con energía y entusiasmo a las intervenciones que vienen de otros. Las conversaciones entre dos personas introvertidas resultan incómodas porque cada uno espera largamente a que la otra persona tome la iniciativa. Las personas introvertidas preguntan y actúan básicamente como si fueran entrevistadoras, y cuando se les solicita información sobre ellas, se centran básicamente en sus problemas.

Las habilidades de comunicación pueden ser aprendidas

Afortunadamente las habilidades de comunicación pueden ser aprendidas y mejoradas. Las personas que encuentran problemas para establecer una conversación a menudo sostienen que es difícil “encontrar algo que decir”, sobre esto algunos consejos:

Demostrar disposición para conversar

  • Cuando conversamos con alguien por primera vez, lo más importante no es qué decir, sino demostrar nuestra disposición para mantener una conversación normal, teniendo presente que las relaciones más profundas y significativas se hacen con el tiempo y no el primer encuentro, ni en uno sólo.cafeteria amigas

Las caracteristicas de una conversación de «alta calidad»

  • Comprender las características de una conversación, podríamos llamar, de “alta calidad”. La comunicación interpersonal tiene dos componentes: calidad de comunicación y profundidad y valor de lo comunicado. La calidad de la comunicación se define como una manifestación de la relajación, atención, suavidad, apertura, comprensión e interés durante un diálogo. Cuando dos personas se comunican con esta calidad saben mantener la conversación rompiendo los silencios cuando es necesario y dando al otro la sensación de ser comprendido. La profundidad se refiere al grado de intimidad al cual llegan las personas para darse a conocer. Una manera de ayudar a otros a sentir profundidad y valor en la conversación es interesándonos realmente por aquellas cosas que les sean significativas. 

¿Quieres tener más éxito? Mejora tus habilidades sociales

Entrenamiento conversacional: Algunas ideas

  • La tercera solución para este tipo de dificultades en la comunicación consiste en practicar conversaciones con otros. Algunas ideas para este tipo de entrenamiento son las siguientes:

Di “hola”

Saluda, di “hola” o “buenos días” a las personas que veas en el trabajo o en los lugares que frecuentas. Sonríe y saluda a personas en la calle que más o menos conoces, o que sólo conoces de vista, y si no responden, también será divertido ver su reacción y apreciar que tú eres capaz de hacerlo.chicas hablando

Haz cumplidos

En la cola del banco, del supermercado, del cine… Quizás la persona ha tenido un gesto amable, o puedes tú tenerlo con ella, o lleve puesta una prenda especial, o hace algo sobre lo que tú puedes comentar amablemente y sonriendo.

Haz preguntas

Ábrete a la experiencia de conocer nuevas cosas y personas; pero haz preguntas que requieran alguna explicación, no simples ·” sí” o “no” como respuesta.Comparte experiencias personales

Busca algo que puedas compartir con la persona que estás conociendo, quizás algo sobre el tiempo, o sobre el volcán de La Palma etc.

Lee, pregunta y comenta

Lee los periódicos o libros, ve películas de cine o distintos programas de TV, infórmate sobre política, deportes, economía, moda, sobre acontecimientos en tu provincia o localidad… Pregunta a las personas su opinión sobre estos temas, y comparte tu opinión sobre los mismos.

Guía práctica de habilidades sociales para tu hijo (1ª parte)

 

¿Por qué ser psicóloga?

¿Por qué ser psicóloga?

 Hoy contamos con un post de Patricia Soriano Sánchez, la  compañera que ha decidido hacer las prácticas del Máster de Psicología General Sanitaria con nosotros. Te damos la bienvenida y esperamos que disfrutes y aproveches esta etapa con nosotros.

Toda persona se plantea varias veces en su vida qué será de su futuro, y el primero de estos planteamientos empieza en la infancia, cuando la gente pregunta: «¿Qué quieres ser de mayor?», y para eso existen diversas respuestas. Mi nombre es Patricia, y las mías no incluían el ejercicio de la psicología, porque no la conocía.

Lo que siempre elegí fue aportar mi granito de arena a la sociedad, dar lo posible de mí misma para ayudar a los demás.

Mi formación

psicóloga

Tuve bien claro a qué dedicarme en mi vida profesional bastante antes de cumplir la mayoría de edad, y así lo hice. Realicé el Grado en Psicología en Castellón de la Plana, en la Universidad Jaume I, después estudié un postgrado sobre el Tratamiento Psicológico de la Obesidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria, esta vez en la Universidad Nacional a Distancia (más conocida como UNED), y hoy en día me encuentro en el segundo curso del Máster en Psicología General Sanitaria (también de la UNED), realizando las prácticas correspondientes a éste en WebPsicólogos, afrontándolas con mucha energía y entusiasmo por aprender cada vez más.

La vida del estudiante puede llegar a ser muy dura, a pesar de ser una de las épocas más bonitas de la vida de una persona, pues trata de enriquecerte de sabiduría sobre lo que más te apasiona, sobre aquella profesión que estás deseando empezar a desarrollar, y eso requiere mucho esfuerzo, pero si tienes ganas de hacer algo, no importa tanto cuán duro sea, porque como dijo Napoleón Hill, «el punto de salida hacia todo logro es el deseo«.

¿Cómo me defino?

Cada persona tenemos nuestras propias características de personalidad, que nos ayudan a convertirnos en quien somos, y yo me defino como una persona empática, amable, sociable, abierta, optimista, un poco tímida, prudente, constante en mis decisiones, trabajadora, un tanto perfeccionista (aunque a veces demasiado), y sobre todo, cabezota, y estas características y muchas otras, son las que me han ayudado y acompañado en mi vida, hasta conseguir todo lo que me he propuesto.

Psicología: ¿ Qué opinas de los Psicólogos ?

Mis objetivos: pasado, presente y futuro

psicóloga escribiendo

Mi recorrido académico ha sido enriquecedor y fascinante, tanto personal como profesionalmente, y aunque he tenido solamente pequeñas oportunidades, hasta el momento, de ejercer la psicología como profesión, sé que realmente es lo que quiero hacer, y que todas mis decisiones hasta ahora han sido las acertadas, porque en mi opinión, el hecho de ejercer la psicología significa ayudar a las personas a que ellas mismas conformen una vida mejor, en la que se desarrollen plena y satisfactoriamente, y de la que puedan estar orgullosas, porque una vida sin obstáculos o contratiempos sería demasiado perfecta, porque toda persona experimenta algún cambio difícil, tiene algún problema que resolver o una duda por aclarar. Por eso la figura del psicólogo significa tanto para mí, ya que desde en lo que parece más insignificativo hasta en lo más complejo, su presencia es útil en nuestras vidas.

Hoy en día, a mis 25 años de edad, puedo decir que me siento feliz y orgullosa de lo que soy y de lo que he conseguido gracias al apoyo de mi familia, pero también gracias a tres claves muy importantes: ESFUERZO, CONSTANCIA Y GANAS.

Psicología: El arte de preguntar

El síndrome del cuidador: qué es y cómo prevenirlo

El síndrome del cuidador: qué es y cómo prevenirlo

En el post de hoy voy a hablar sobre el síndrome del cuidador, que es y cómo prevenirlo y qué implicaciones tiene.

Qué es El síndrome del cuidador

Cuidar cansa física y psicológicamente. Esto es obvio.

Cuando el malestar (físico y psicológico) generado por cuidar a un familiar se cronifica, con un nivel de intensidad alto y continuado en el tiempo, hablamos del síndrome del cuidador.

A los psicólogos nos gusta ponerles nombres a los problemas y generar cuadros diagnósticos con síntomas y, a veces, por ponerle nombre a las cosas, generamos síndromes y trastornos que no tengo muy claro si ayudan o entorpecen.

Quiero decir que independientemente de si cumples el cuadro de diagnóstico o no, el problema real es que cuidar a un familiar puede ser algo duro a muchos niveles y en demasiadas ocasiones acabamos sufriendo síntomas negativos. Los más habituales son:

          Cansancio y sueño

          Pedida de aficiones

          Irritabilidad

          Aislamiento social

          Problemas intestinales

La persona que cuida (normalmente hablamos de familiares con una enfermedad, aunque puede haber otros perfiles), suele sentir dos emociones a menudo contradictorias y que generan mucho malestar.

Por un lado, la necesidad de cuidar, de tolerar, de empatizar, de comprender y de apoyar al familiar dependiente y por otro lado el malestar y la culpa que genera los sentimientos de cansancio, pérdida de autonomía y resentimiento por “la vida perdida” por tener que estar cuidando.

Si juntamos lo problemas físicos que generan (cansancio), la pérdida de interacciones y vida social por estar cuidando y la culpa que genera aceptar que cuidar de alguien a quien queremos puede ser muy cansado y costoso, tenemos todos los ingredientes para poder sufrir un problema ansioso-depresivo que llamamos síndrome del cuidador.

 Cómo prevenir el síndrome del cuidador.

Para evitar el síndrome del cuidador necesitamos apoyarnos en tres pilares:

          Conseguir apoyos y ayuda.

–          Psicoeducación sobre el síndrome del cuidador.

–          Aceptar los sentimientos encontrados.

Vamos a ver cada uno de estos pilares.

Conseguir apoyos y ayuda.

Cuando cuidamos a familiares dependientes, necesitamos ayuda. Así de fácil.

Esta ayuda puede ser profesional o no profesional;

La ayuda profesional

La ayuda profesional puede ser a través de internamiento en centros (de mayores, de discapacidad,…), centros de día o de ayuda a domicilio, como la que nos pueden ofrecer cuidadoras y cuidadores profesionales, por ejemplo, qida.es con Júlia Gumà Abenoza, como parte del proyecto.

  La ayuda no profesional

Aquí me refiero a la ayuda que aportan sobre todo la red familiar, que, si se organiza bien y dejando las condiciones claras, hace posible organizar un sistema donde nadie acabe generando un trastorno por el hecho de cuidar.

Si bien una buena organización familiar puede hacer posible que se ofrezcan los cuidados necesarios a la persona dependiente, si la situación de cuidar se alarga durante los años, es muy habitual que una persona acabe siendo la cuidadora principal y termine quemada y enfadada con la familia.

Incluso en los casos donde el cuidado sea realizado por familiares, no es mala idea contar eventualmente con servicios profesionales de apoyo.

Psicoeducación sobre el síndrome del cuidador.

Al hablar de psicoeducación me refiero a que la persona que cuida y quiere evitar el síndrome del cuidador, necesariamente tiene que aprender sobre las emociones y pensamientos que le va a generar esta situación y cómo gestionarlos.

Toda persona que decide cuidar a un familiar (ya sea un padre/madre con deterioro de salud física o cognitiva) o un hijo con discapacidad (la mayoría de los casos de cuidados muy demandantes tienen que ver con estos dos perfiles) debería formarse no solo en cómo cuidar, sino en cómo gestionar psicológicamente la situación.

En muchas ocasiones existen asociaciones de ayuda mutua ligadas a la enfermedad/deterioro de nuestro familiar que, además de formar sobre cómo cuidar correctamente, suelen tener grupos de apoyo de familiares, psicólogas y psicólogos que pueden ayudar a saber gestionar estos factores psicológicos.

Aceptar los sentimientos encontrados

Las personas que atendemos de forma individual en WebPsicólogos, además de los síntomas que hemos nombrado antes que genera el síndrome de cuidador, tienen un grave problema relacionado con sentimientos encontrados e incompatibles que no saben cómo gestionar e integrar.

  • Desear que tu familiar siga vivo y atenderlo lo mejor posible y a la vez desear que fallezca y deje de sufrir (el familiar y su entorno).
  • Querer cuidar a tu hijo con discapacidad 24 horas al día y comprender que donde mejores cuidados le van a proporcionar es ingresando en un centro específico.
  • La pena de perder a un ser querido y la liberación que genera recuperar tu tiempo (porque ya no tienes que cuidarlo).

Tener este tipo de emociones contradictorias es normal y aceptable sentirlas.

Y es necesario poder integrar estas incongruencias.

Y si no te es posible hacerlo, creo que es buena idea buscar ayuda profesional para conseguirlo.

Cuidar es difícil, cansado y muy exigente y si no quieres acabar siendo tú quien necesite que te cuiden, es necesario que articules los sistemas de ayuda necesarios para poder cuidar bien y salvaguardar tu salud mental

Seguros de salud ¿Incluyen cobertura psicológica?

Seguros de salud ¿Incluyen cobertura psicológica?

En este post vamos a hablar sobre los seguros de salud, que función psicológica cumplen y si incluyen cobertura psicológica o no.

¿Qué función psicológica cumplen los seguros de salud?

Los seguros de salud cumplen básicamente una función de seguridad.

Saber que, si enfermamos nosotros o nuestra familia, vamos a tener garantizada la asistencia sanitaria es importante para vivir con tranquilidad.

En un país como España, donde la cobertura del sistema público de salud es universal, cuando contratamos un seguro privado (de empresa, contratado individualmente, …) lo que estamos comprando no es tener asistencia sanitaria garantizada (el sistema la garantiza) sino tener mayor disponibilidad y un mejor servicio, evitando, entre otras cosas, listas de espera.

Cuando me pregunto qué función psicológica cumple los seguros, reflexiono sobre el hecho de que cualquier bien o servicio que adquirimos cumple una función instrumental y una función psicológica.

La función instrumental es disponer del servicio en si y la función psicológica es “comprar tranquilidad”.

Cuando contratamos un seguro (de salud o de cualquier otra índole) lo contratamos con la esperanza de no tener que usarlo. Entonces,

¿Para qué contratamos un seguro?

Cuando contratamos un seguro lo que estamos contratando es seguridad y tranquilidad.

La seguridad es uno de los pilares básicos para poder tener calidad de vida y, si has decidido contratar un seguro médico, tienes que asegurarte que te va a proporcionar esa seguridad que estas comprando.

Necesitas saber que tu seguro va a responder cuando lo necesitas, con la diligencia y la rapidez que quieres en ese momento.

Así que, asumiendo que cuando contratamos un seguro estamos comprando seguridad y tranquilidad, te recomiendo que no valores el precio como único criterio y que solicites que te expliquen bien los tiempos de atención, la calidad de esta y los servicios que incluye.

¿Incluyen atención psicológica los seguros médicos?

Hablando de lo servicios que incluyen los seguros médicos, voy a responder a algunas preguntas que habitualmente nos hacen nuestros clientes.

Hoy en día, casi todos los seguros de salud incluyen la atención psicológica entre los servicios que ofrecen, incluso los seguros de empresa (de hecho, disponer de atención psicológica dentro de los seguros médicos para empresa se ha demostrado como una estrategia con muy buenos resultados para reducir los tiempos de baja y el absentismo laboral).

Pero no todos los seguros son iguales (no ofrecen los mismos servicios ni la misma seguridad ni tranquilidad)  respecto a los servicios de psicología que ofrecen y hay multitud de opciones que hay que saber y valorar para elegir el mejor seguro médico con atención psicológica incluida.

¿Qué calidad tienen los servicios de psicología que incluyen lo seguros?

Desde mi experiencia como psicólogo, tengo claro que los servicios de psicología incluidos en los seguros varían mucho en calidad.

Si puedes, la mejor opción es elegir un seguro que te permita elegir al profesional que tu quieras. Acudes a consulta, abonas el coste de la sesión y posteriormente el seguro te reembolsa el coste de la factura. Suelen ser algo más caros, pero, al menos en psicología, considero que la libre elección de profesional es la mejor opción.

También están los seguros que te ofrecen el servicio de psicología entre los psicólogos y psicólogas que tienen en su cartera de servicios. Por mi experiencia, muchas aseguradoras pagan realmente poco por estas sesiones al profesional adscrito y como psicologo te ves obligado a trabajar con sesiones más cortas de lo normal o teniendo un número limitado de sesiones.

Por ejemplo, en WebPsicólogos solamente estamos en cartera de una aseguradora, porque son los únicos que no nos limitan ni el número de sesiones ni nos han impuesto sus tarifas.

 Reflexión final.

Si vas a contratar un seguro de salud, para garantizar la calidad del servicio y que te proporcione la tranquilidad y seguridad que quieres es importante informarse muy bien de lo que ofrecen.

Contar con profesionales que te asesoren es una buena idea, porque en el mundo de los seguros la letra pequeña, las clausulas incomprensibles y la terminología jurídica de los contratos en demasiadas ocasiones te llevan a sentirte engañado y a descubrir que, cuando los necesitas, no ofrecen el servicio que esperabas.

La calidad se paga, pero la calidad proporciona seguridad y tranquilidad

El juego del calamar:  reflexiones después de ver la serie

El juego del calamar: reflexiones después de ver la serie

Después de ver este fin de semana, “El juego del calamar», en modo maratón. Voy a compartir con vosotros/as algunas reflexiones, justo un día después de ver el último episodio.

He de decir que me apetecía compartir estas reflexiones y a la vez me ha costado decidir los temas a tratar en este post.

La serie motiva infinidad de propuestas a la hora de escribir sobre ella. Algunas representan meterse en auténticos jardines sobre el funcionamiento de la sociedad, especialmente en lo relativo al papel del dinero en nuestras vidas.

Mientras veía la serie, me rondaban también muchas reflexiones sobre el sentido de la vida y lo que hace que una persona modifique su trayectoria vital o la mantenga, sobre todo a raíz del capítulo final…

También me parece muy interesante, la reflexión sobre la libertad de decisión que tenemos en nuestra vida…

En fin, es posible que escriba más sobre esta serie en un futuro, de momento os quiero compartir una serie de reflexiones, al día siguiente de terminar de verla.

La importancia de actuar con estrategias en tu vida

En un contexto en el que las consecuencias de tus acciones suponen la vida o la muerte, la lucha por la supervivencia, adquiere un sentido extremo. Algo así como la famosa consigna de la serie Juego De Tronos “o vives o mueres”. Por lo que aumentar las posibilidades de éxito se vuelve crucial.

Las estrategias, como tales, suponen una ventaja sobre la acción desordenada. Otorgan un beneficio sobre la ausencia de un plan de acción

Normalmente las estrategias, se desarrollan con antelación, sin embargo, en el juego del calamar, los jugadores se ven obligados a adoptar estrategias rápidas.

netflix calamar juego

Al desconocer el juego al que se van a enfrentar, les ocurre algo similar, a cuando un suceso inesperado y urgente, se presenta en tu vida. Estos sucesos nos obligan a reaccionar rápido. Aun así, es posible comportarse en base a estrategias, que ya hayan sido exitosas en otras situaciones parecidas en nuestra vida.

En el capítulo “El hombre del paraguas” podemos ver como el protagonista de la serie, Seong Gi‑Hun, tras un periodo de aprendizaje ensayo-error, adopta una estrategia, humedecer la galleta de azúcar con la finalidad de facilitar la extracción de la figura.

Sin embargo, es durante el juego de la cuerda, donde podemos observar como una compleja y adecuada estrategia grupal, puede ser clave frente a una actuación sin estrategia, en condiciones de aparente desventaja frente al equipo rival.

El sentido de vida, los valores y la supervivencia

La serie, contiene variedad de lecturas y reflexiones sobre el sentido de la vida y como este, puede influenciarnos. Saber lo que da sentido a nuestra existencia, puede ser clave a la hora de la satisfacción con nuestra vida.

El capítulo 6, abre las puertas al terreno de los dilemas morales. Los participantes, deben conseguir las canicas de la persona con la que han decidido formar equipo, sin usar la violencia.

¿ Jóvenes sin valores o adultos sin escrúpulos?

Se abre de esta forma la puerta, a la elección de diferentes pautas de actuación, en las que va a jugar un papel clave el sentido de vida y los valores de los personajes.

La supervivencia de uno de los dos jugadores está en juego. Unos personajes se inclinarán por seguir valores prosociales de honestidad y respeto por el rival, mientras que en otros equipos aparecerá la deshonestidad, de forma tremendamente cruda, a través del engaño.

La metáfora del jardín o cómo recuperar el sentido vital durante la desescalada (parte 1)

Estamos hablando de condiciones muy duras. En las que el valor de honestidad es comprometido con la supervivencia.

Mención especial, me parece, lo que ocurre entre una de las protagonistas, Kang Sae-byeok y su compañera, quien vera como su contrincante, decide sacrificar literalmente su vida por la suya.

Tras relatarse la una a la otra, las razones que las llevaron a entrar en el juego y las que las llevan, a seguir luchando para sobrevivir. La compañera de Sae-Byeok decide, renunciar a su vida, con la finalidad de ayudarla a cumplir su plan.

Esta escena me recordó mucho a la novela “El hombre en busca de sentido” del psiquiatra Víctor Frank.

Aprender de los aciertos y errores de los demás

Durante el juego del puente, los jugadores con números más elevados, tienen la posibilidad de observar los aciertos de sus compañeros, así como sus errores.

Imitar los aciertos, de los otros, les salvara en este caso la vida. Ya que el juego, hace prácticamente imposible otro tipo de aprendizaje, más allá del de seguir un patrón de éxito.

Este aprendizaje, basado en las consecuencias que observamos sobre las acciones de los demás, recibe en psicología el nombre de aprendizaje vicario.squid game

Si observamos, que alguien fracaso eligiendo A en lugar de B, es probable que escojamos B, en caso de que nos presenten la misma elección.

De hecho, si has visto la serie, es probable que, si tienes que jugar al juego de la galleta, utilices un mechero o te pongas a lamerla, a la primera de cambio.

Las acciones malintencionadas son tan humanas como las buenas acciones, quieras ser consciente o no

Esta serie me ha traído el recuerdo de unos controvertidos experimentos de psicología social, el experimento de Milgram sobre obediencia y el experimento de la cárcel de Stanford, diseñado por el psicólogo Philip Zimbardo.

Ambos experimentos, dieron lugar a conclusiones bastante desagradables sobre la condición humana. En concreto, venían a confirmar, que, en determinadas condiciones, el ser humano era capaz de ejecutar acciones antisociales, al margen de sus valores y otra serie de variables.

En la serie «El juego del calamar», podemos ver una serie de condiciones, que presentan similitudes con ambos experimentos.

1.Dos bandos; el equipo que sustenta el juego y los jugadores

2. Reglas establecidas a seguir, tanto entre los sustentadores del juego como por los jugadores.

3. Una jerarquía establecida: Lideres y seguidores en ambos grupos

4.Herramientas de distanciamiento emocional entre los grupos

5.Premios y castigos según las reglas establecidas

Existe controversia sobre estos experimentos y su replicación, sin embargo, parece clara la influencia del contexto sobre nuestras acciones, especialmente de las reglas o normas validadas en ese contexto y las figuras de autoridad encargadas de controlar su cumplimiento.

Un ejercicio para reflexionar

¿Qué harías tú en el juego de las canicas? ¿Cómo conseguirías las canicas de tu compañero? ¿En caso de ser consciente de haber perdido, traicionarías a tu compañero? Claramente el contexto es importante, en los juegos de la serie, el castigo es tan brutal como la muerte.

 

 

 

Adolescencia ¿Cómo mejorar la relación con tu hijo/a?

Adolescencia ¿Cómo mejorar la relación con tu hijo/a?

Después del momento de reflexión llevado a cabo con el artículo “¡Adolescentes qué horror! No tiene por qué ser así” he recibido mensajes preguntando qué pueden hacer para mejorar la relación en casa. Ese tipo de preguntas que sustituyen a las del tipo ¿qué hago con mi hijo adolescente para no salir loco? ¿cómo sobrevivir a la adolescencia? … hacen que el objetivo de mi anterior artículo lo haya alcanzado, sintiéndome bastante orgullosa. ¡¡Gracias!! Tengamos en cuenta el poder de las palabras

¡Adolescencia que horror! No tiene por qué ser así

10 apuntes para mejorar nuestra relación:

1.Amor incondicional:

Recuérdale que estás ahí, demuestra que puede confiar en ti, que puede contar contigo cuando lo necesite.

2.No pretendas saberlo todo ni mucho menos controlarlo:

Mantente interesado sin enjuiciar, sin pretender saberlo todo, es su vida. Demasiado control puede llevarte a un mayor distanciamiento o crearle inseguridades.

3.Empatía:

Aquí normalmente encontramos dificultades. Una manera fácil de ver por qué vienen es plantearnos por ejemplo esta situación: si tu amiga te cuenta una experiencia en la que tú consideras que se ha equivocado, ¿le contestas con sermones y broncas? No creo…

Por esto encontramos dificultades, porque en vez de hacerles sentir comprendidos y mostrar empatía contestamos con sermones, broncas o intentando manipularlos.

Planteo otra situación: si tu jefe te manda un trabajo para hoy y se te olvida hacerlo, ¿quieres que te grite (peor aún delante de alguien porque te sientes más humillado)? ¿quieres que te etiquete como gandul? Imagino que prefieres que te escuche…y, por supuesto, esto no es una excusa para no asumir las consecuencias de tus responsabilidades, para no reparar, en este caso para no encargarte y hacer el trabajo lo antes posible.

La empatía refuerza el vínculo y de éste último, depende en gran parte el éxito. Se requiere aceptación y comprensión. El simple hecho de sentirte escuchado con atención ya ayuda y es un hondo consuelo.

4.Ser modelos:

Ser modelo en cualquier aspecto, plantearte qué cosas te gustaría que hiciera tu hija, cómo te gustaría ver a tu hijo,…y practicarlas en primera persona.

“EL EJEMPLO TIENE MÁS FUERZA QUE LAS REGLAS” Nikolái V. Gógol

En este punto es importante enseñarle a comunicarse, practicando la asertividad en casa como modelo de comunicación respetuosa. Hablar sin sermonear, sin juicios, sin manipulaciones, sin pasividad ni agresividad.

Adolescentes: despues de la ESO… ¿Que hago?

5.No te vayas a los extremos

Autoritarismo y sobreprotección son dos polos opuestos que pueden tener consecuencias nefastas. El autoritarismo provoca miedo, hostilidad y rechazo, lo que lleva aún más a buscar la aceptación entre los iguales, y la sobreprotección genera más inseguridades, que en muchas ocasiones el riesgo aún es mayor por la necesidad de popularidad, de reafirmar; entre otras.

Puede que sus contestaciones desmesuradas o sus comportamientos inadecuados vengan empujados por una falta de afecto, por gritos, por ausencia de normas,.. y, esa baja autoestima, ese miedo, esas inseguridades, puedan provocar una mayor sensibilidad, un perfeccionismo para poder demostrar así lo valioso que soy, una frialdad para protegerse ya que consideran que si nadie se les acerca no le podrán hacer daño,…

Aquí es importante valorar cómo se ha vivido en casa y cómo se vive gestionando posibles resentimientos, intentar leer entre líneas para entender lo que no se ve, para comprender no solo lo que dicen si no también lo que quieren decir, para conocer las necesidades encubiertas que le empujan de una u otra manera.

6.Ya no somos sus referentes

Esa mamá perfecta y/o ese papá idílico han dejado de existir para dar paso a su grupo de amigos. Esto no significa que no nos necesiten ni que dejemos de mostrarles nuestro amor incondicional. Tampoco quiere decir que intentemos ser su amigo/a, ¡NO  es una buena idea, los dejamos huérfanos! amigos pueden tener muchos, madre y padre solo uno. Tampoco lo es, querer serlo entre su grupo de iguales.

Además de los amigos y familiares, también hay una influencia mediática. Su indumentaria, su estilo musical, sus hobbies, sus juegos,… actúan como vínculo de unión y les ayuda a responderse a la pregunta “¿quién soy?”, cuanto más los juzgamos más incomprendidos y más reservados se muestran.

7.Normas y límites

Podemos ir acompañando con reglas claras centradas en los aspectos primordiales e ir aumentando el diálogo y las negociaciones, dejando cada vez más libertad y ejerciendo menos control, siendo acorde por supuesto a como ellos van contestando y a lo que van realizando, por ejemplo, a la hora de pactar horarios, fijar tareas,…

Responsabilidades en niños, niñas y adolescentes

8.Etiquetas fuera, mejor para la ropa

Describir las situaciones dando información sin juicios, sin evaluar, sin atacar a la persona.

Si ya cuentan con etiquetas, intenta mostrarle situaciones en las que pueda desmontarlas, librarse de los encasillamientos y verse de otra manera. Enseñar cómo rectificar, dar opciones y alentar a que proponga una tormenta de ideas para la resolución de conflictos en vez de buscar culpables y dilatar los problemas.

9.Clima de confianza

Es importante contar con un clima de confianza, que normalmente cuesta conseguir, debido a lo que he comentado antes, debido a que cuando nos cuentan algo, en vez de acompañarlos y mostrar empatía, contestamos con sermones, los juzgamos o intentamos manipularos.

Podemos dejar a un lado conversaciones superfluas y contar con un momento de reflexión sobre multitud de aspectos: conductas adictivas, drogas, ocio saludable, relación familiar, conductas delictivas, embarazos no deseados y transmisión de enfermedades, la sexualidad ya que un desajuste afecta emocionalmente, educación animando a la constancia, al esfuerzo, encontrando una motivación e interés que le ayude a la desaparición de la desgana, de la pereza,…

Crear conversaciones donde lo primordial sería escuchar atentamente sus opiniones antes de dar la nuestra.

10.Inteligencia emocional

Trabajar la inteligencia emocional es clave para nuestra salud física y mental, es la mejor prevención.

Conocer cómo se habla así mismo, sus pensamientos, su autoestima y qué hace para cuidarse. La gestión emocional, las habilidades sociales, lo que significa para él o para ella la amistad planteándose qué amigo o amiga quiere ser y qué clase de amigos tener,…

La evidencia es indiscutible: las conversaciones contigo mismo influyen directamente en tu competencia para alcanzar lo que te propones. Anónimo”

Temas muy importantes como la asertividad para ofrecerme libertad sin ser agresivo, la proactividad para convertirme en el protagonista de mi vida y no ser un mero espectador,…

Hallar un equilibrio y encontrar una paz interior que no venga por la ausencia de los problemas, sino a pesar de ellos.

En definitiva, llenarme de herramientas de bienestar emocional.

Para terminar, quiero recalcar la importancia de no perder la oportunidad de acompañar y enseñar. Seamos conscientes de que este período es un gran momento para aprender, es una etapa de experimentación que se acaba y no vuelve.

“El cerebro es muy adaptable y maleable”

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 2

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 2

Este post pretende, al igual que la primera parte del mismo. Divulgar aspectos fundamentales, que deberían darse en todo tratamiento psicológico de calidad.

En el, mi objetivo es continuar con la exposición de aspectos fundamentales , que tendrían que darse en cualquier tratamiento psicológico.

En esta segunda parte, hablaremos del derecho del usuario/a de la terapia, a obtener información del funcionamiento de la misma, así como a decidir sobre el rumbo del tratamiento.

También trataremos la necesidad del trabajo entre sesiones del psicólogo/a, así como de la importancia de la fase de seguimiento y de finalización del tratamiento

Me acompañas…

Dotar al consultante de Información sobre el trabajo que estamos realizando

Tan importante como aplicar los tratamientos basados en la evidencia, es conocer por qué y cómo funcionan, cada uno de los elementos que los componen.

Por ello, es positivo y recomendado, que conozcas los motivos por los que el terapeuta te plantea las actividades que te plantea.

No es necesario navegar a oscuras dentro de la terapia. Lo que se hace, tiene que estar sustentado en unas bases.

Por ello, si no sabes el por qué de lo que se esta realizando, es importante que sepas que tienes derecho a saber de los fundamentos de la intervención.

Respeto máximo por las decisiones del consultante

La decisión ultima sobre los pasos a dar, la tiene que tener el usuario/a de la intervención. Esto es clave. En ocasiones, una intervención, puede ir más lenta haciendo el procedimiento de una forma o de otra, hay muchos criterios a la hora de valorar como actuar.

La guía del/ la consultante, a lo largo de la terapia, se hace esencial, a la hora de ir dirigiendo el rumbo de la intervención.

Existen formas diversas de llegar al objetivo final de la persona, sin perder el rigor.

Revisión continua del trabajo realizado

Revisar el trabajo realizado, de forma continua, a lo largo de la intervención es un aspecto básico y deseable.

Este trabajo, permite ir avanzando en el proceso y reduce la posibilidad de que la terapia se quede estancada o pierda la dirección establecida hacia los objetivos.

Requiere de trabajo por parte del psicólogo/a fuera del tiempo destinado a las sesiones. Se trata de un trabajo continuo, entre sesiones, que los psicólogos/as realizamos con el objetivo de que el tratamiento tenga la máxima calidad posible.

El seguimiento, el elemento que permite valorar el mantenimiento del cambio

Una vez finalizada la intervención, puede ser muy adecuado realizar una evaluación del mantenimiento del cambio.

La realización de este seguimiento, es necesario que sea acordado entre paciente y terapeuta, dependiendo del caso, la frecuencia y numero de sesiones de seguimiento puede variar.

Es un elemento importante, dentro de una intervención, ya que permite que el paciente se independice del tratamiento, al tiempo que se revisa el mantenimiento de los resultados, lo que facilita la autonomía versus la dependencia del psicólogo/a.

Además, permite, intervenir sobre situaciones problema, antes de que supongan un inconveniente mayor.

El final de la terapia tiene que hablarse y contemplarse

Normalmente los tratamientos tienen un principio – nudo – desenlace, es decir tienen una evaluación, una intervención y unos resultados.

Normalmente, una vez completados los objetivos, se reevalúa la situación y se plantea al consultante o la consultante de la intervención, la entrada en la fase de seguimiento. Es decir, se informa de que, la intervención va a pasar a hacer una labor de mantenimiento y revisión de los cambios logrados a través de la terapia.

Conclusiones

Este post, tiene la finalidad de que los usuarios que acudan a terapia, estén lo mejor informados posible, a la hora de evaluar la intervención en la que se encuentran.

Los elementos expuestos aquí, son bases fundamentales, para el adecuado funcionamiento de intervención psicológica.

Un aspecto fundamental, en una intervención psicológica, es la transparencia de la misma, es decir, que puedas ser informado en todo momento de las bases que guían la intervención y del por qué de los procedimientos a seguir.

Otro aspecto básico, es que se respete tu libertad para decidir en la intervención, incluyendo la pausa, finalización o reanudación de la terapia, por los motivos que fuesen.

10 consejos para afrontar psicológicamente un diagnóstico  de cáncer

10 consejos para afrontar psicológicamente un diagnóstico de cáncer

El hecho de enfermar y como afrontarlo es un o de los grandes retos para mejor la calidad de vida a los que nos enfrentamos en la sociedad actual.

Consideramos que el estado natural es tener buena salud y consideramos la enfermedad como una catástrofe que impacta profundamente en nuestras vidas.

La preocupación por la posibilidad de enfermar genera problemas de salud (hipocondría, ansiedad por la salud) y, en parte, esta ansiedad generada tiene que ver con que no aceptemos que la enfermedad es parte de la vida, no una excepción.

Todas y todos vamos a enfermar en más de una ocasión y tenemos que ser conscientes de ello, no para vivir con miedo, sino para aceptar que es parte de la vida.

Hemos escrito a menudo sobre la ansiedad por la salud, pero en este post de hoy vamos a centrarnos en cómo gestionar psicológicamente cuando nos diagnostican una enfermedad.

¿A qué enfermedades tememos?

Es cierto que no todas las enfermedades nos dan el mismo miedo ni generan el mismo malestar psicológico.

Si bien parece que la pandemia por la Civd-19 se ha convertido en la principal problema y preocupación de salud, no han desaparecido el resto de las enfermedades.

Además, ya hemos reflexionado sobre como afrontar un positivo por Covid-19.

Para bien o para mal, el malestar psicológico que genera esta infección una vez te confirmado el positivo es breve. La resolución de esta, aun pudiendo ser muy dramática, se conoce a los pocos días/semanas.

Las enfermedades más difíciles de gestionar a nivel psicológico son las enfermedades degenerativas graves y sin lugar a duda, el cáncer.

¿Por qué los diagnósticos de cáncer y enfermedades degenerativas son las más “duras” psicológicamente?

Por varios factores:

  • Porque generan mucha incertidumbre (es posible que las cosas vayan bien o vayan mal y es difícil en el momento de la detección de la enfermedad).
  • Porque son procesos largos (aun en el mejor de los casos).
  • Porque los tratamientos son duros físicamente y sin garantías de que sean efectivos.
  • Porque a nivel individual casi todas las personas conocemos casos de sufrimiento y muerte relacionado con cáncer y enfermedades degenerativas.

No estamos preparados psicológicamente para afrontar un diagnostico de enfermedad grave y, habitualmente, es necesario buscar ayuda profesional para aprender a gestionarla.

De todas formas, en formato consejos breve, vamos a ver unas cuantas buenas prácticas para saber como gestionar psicológicamente un diagnóstico de enfermedad grave, como un cáncer.

¿10 consejos sobre cómo gestionar psicológicamente un diagnóstico de cáncer?

Trata de conseguir la mejor atención médica posible.

Ante un diagnostico de cáncer, puede ser buena idea buscar una clínica especializada en el tratamiento del cáncer para asegurarte la mejor atención médica posible.

2º No te obsesiones con los tratamientos posibles:

Si bien buscar el mejor tratamiento médico posible es una buena idea, obsesionarse con buscar un médico que nos diga que va a tener solución nuestro problema puede llevarte a acabar en manos de curanderos, magufos y pseudociencias.

Esta bien confirmar el diagnostico inicial con algún otro profesional, pero obsesionarse con consultar a muchos médicos no va a solucionar tu problema.

3º Acepta la realidad:

Aceptar un diagnostico de Cáncer es muy duro, pero no aceptarlo es peligroso. Negar la realidad, no contarlo a tu entorno, hacer como si no pasará nada, … va a acabar haciéndote daño, así que lo mejor es aceptar la situación por dolorosa que sea y jugar con las cartas que te hayan tocado, aunque sean malas.

4º Trata de mantener una actitud positiva.

La actitud ante la enfermedad no hace milagros, pero si ayuda a tu sistema inmunitario a funcionar mejor. Lo oncólogos y psicólogos especializados saben que es importante la confianza en el tratamiento y la actitud positiva para que de el mejor resultado posible.

No es que la actitud vaya a solucionar el problema, pero una actitud negativa y con desesperanza si va a ayudar a que tu pronostico sea peor.

Y si no eres capaz de encontrar motivación para tener actitud positiva, te recomiendo que busques ayuda psicológica para conseguirlo.

Asume tus limitaciones:

En un tratamiento con quimioterapia, por ejemplo, vas a tener días malos, regulares y buenos. Acepta la situación en los días malos y trata de disfrutar los días buenos.

Vida social:

Cuando sea posible, trata de tener vida social (asumiendo las limitaciones que la enfermedad impone) y relacionarte con las personas que quieres.

7º Acepta tus emociones, incluso las negativas:

En ocasiones es necesario aceptar que se está mal, triste, enfadado, … y tienes derecho a tener esas emociones. A nadie nos gustan las emociones negativas, pero asumir que se tienen es la mejor estrategia para poder gestionarlas.

8º Si puedes, ríete de ti mismo de vez en cuando.

El pilar principal de la resiliencia es el humor y ser capaz de reírnos de nosotros mismos incluso en las situaciones mas dramáticas es una actitud que te va a permitir ser más feliz. No es fácil, pero es posible.

9º Toma las decisiones necesarias:

Ante la enfermedad, es posible que haya que tomar decisiones a largo plazo, reordenar el sistema de funcionamiento familiar o gestionar la vida laboral de una forma distinta.

Hacer como que no pasa nada es mala idea y cuanto antes afrontes este tipo de decisiones antes podrás quitártelas de la cabeza.

10º Cáncer no significa muerte. Cáncer significa lucha.

Cuando oímos la palabra cáncer es inevitable que la idea de la muerte se nos venga a la cabeza.

Pero la realidad es que, hoy en día, la palabra cáncer significa lucha. Luchar contra la enfermedad, luchar contra el desánimo, luchar por el futuro, … aunque no tengamos claro cuál va a ser.

Y cuando luchas, puedes ganar o perder, pero si caes derrotado ante la noticia de cáncer, seguro que vas a perder.

Sordera y salud mental: cuál es la relación existente entre ambas

Sordera y salud mental: cuál es la relación existente entre ambas

Teniendo en cuenta la opinión de nuestros expertos, se ha demostrado que la pérdida de audición en muchos casos puede venir acompañada de diferentes trastornos psicológicos.

Normalmente estos trastornos suelen afectar a las personas que sufren de pérdida tratada. Eso se debe a que las personas que ponen remedio al problema pueden hacer vida normal y en consecuencia no llegan a caer a los extremos psicológicos de los cuales hablaremos a lo largo del artículo.

Salud mental en las personas sordas

Cada vez son más los psicólogos que estudian la salud mental de las personas sordas o que tienen problemas de audición. Eso se debe a que se ha demostrado que ambas cosas suelen ir relacionadas.

Como se ha podido comprobar a través del estudio del Consejo Nacional sobre el Envejecimiento, las personas que no usan ayudas auditivas cuando sufren discapacidad auditiva, son personas que tienden a tener una mayor probabilidad de depresión. En cambio, las personas que acuden a un centro auditivo profesional como Audicost para disfrutar de los servicios de unos buenos audífonos son personas que no suelen caer en ese estado de depresión.

Como nos informa nuestro psicólogo experto en el tema, se ha demostrado a través de diferentes estudios que la pérdida auditiva en muchos casos puede llegar al extremo de la fobia social. Si el problema sigue evolucionando y no se le pone remedio, entonces se puede llegar incluso a desarrollar un trastorno compulsivo obsesivo o de personalidad.

Si a eso le acompañan situaciones sociales poco favorables, lo más común es que la persona termine por entrar en un estado de depresión, el cual puede llegar a ser incluso grave. Eso sí, se ha comprobado que las personas que cuentan con un buen apoyo familiar o buenas amistades es más raro que caigan en ese estado de depresión, pero no están exentas de riesgo.

Por otra parte, los estudios han demostrado que la mayor probabilidad de sufrir trastornos de personalidad y cambios de comportamiento la tienen los adultos sordos prelocutivos. Son personas que no han podido hablar porque no han podido escuchar el sonido en ningún momento de su vida. Eso hace que sean más propensos a sufrir el problema. Pero en la actualidad podemos concluir que el riesgo es también muy alto para las personas postlocutivas. Eso significa que el trastorno de personalidad puede llegar a los sordos de nacimiento como a los que lo sufren a lo largo de la vida.

Principales motivos de sufrir una enfermedad mental

A través de la web especializada No Solo Pymes, hemos podido conocer las claves por las cuales los centros de bienestar auditivo de Audicost han tenido mucho éxito online. Y es que se ha demostrado que todavía muchas personas tienen miedo a acudir a un centro auditivo físico por miedo al qué dirán. Por ese motivo, son muchas las personas que acuden al mundo online para solucionar el problema, con el objetivo de evitar que alguien se pueda enterar del problema.

Además, gracias a esos profesionales hemos podido saber que existen una serie de características cognitivas y emocionales que hacen que la aparición de una enfermedad mental sea más común en las personas sordas. Esas características son:

  • Pocos vínculos sociales: se ha demostrado que las personas sordas y con pocos vínculos sociales son mucho más propensas a sufrir enfermedades sociales. Según hemos podido ver, la probabilidad es más alta cuando las carencias vienen dadas en el vínculo de padres e hijos. Eso suele provocar una mayor probabilidad de aislamiento social o lo que es lo mismo, la probabilidad de sufrir depresión o trastornos de personalidad es mucho más alta.
  • Sobreprotección parental: el lado opuesto también puede provocar problemas mentales. En muchas ocasiones, las familias de los niños sordos suelen proteger demasiado a sus hijos. Y como se ha demostrado, la sobreprotección no es buena para el menor. Es verdad que en el núcleo familiar puede estar muy a gusto, pero cuando sale al mundo se da cuenta de que esa protección ya no existe y puede provocar problemas realmente importantes. Por ese motivo, los expertos recomiendan cuidar a los hijos, pero nunca sobreprotegerlos u ocultarles la vida real. De esa manera se hacen un poco más fuertes y les es más fácil luchar con el mundo que les rodea en la edad adulta. Para evitarlo, los niños sordos deberían recibir el mismo trato que los niños sin problemas auditivos.
  • Dificultad para interactuar: se ha demostrado que la barrera comunicativa es un problema realmente importante a la hora de sociabilizar para las personas sordas. Normalmente la sociabilización comienza a ser complicada desde la infancia para las personas afectadas, pero el problema puede ser todavía más importante en la etapa adulta. Por ese motivo, las personas débiles de mentalidad suelen ser más propensas a sufrir las temidas enfermedades mentales.
  • Desarrollo social y emocional: la falta de audición provoca que las personas puedan desarrollar correctamente su capacidad cognitiva y social. Eso hace que en ocasiones pueden tener problemas de comportamiento ante diferentes actos, los cuales vienen dados en muchas ocasiones porque no saben cómo actuar correctamente. Se estima que suele ser muy común que las personas tengan problemas a la hora de controlar los impulsos, tener una autoestima adecuada, expresar sentimientos y emociones o incluso pueden tener problemas a la hora de mostrar empatía hacia los demás.
  • Errores en el diagnóstico: en ocasiones el problema puede venir dado porque el diagnóstico que se le ha dado al paciente no ha sido el adecuado. Para evitar ese tipo de problemas, lo que se suele recomendar es usar el lenguaje de signos. El objetivo es evitar que las barreras de comunicación puedan ser un problema a la hora de diagnosticar un problema. Si el diagnóstico no es el adecuado por una mala comunicación entre paciente y doctor, lo que se provoca es un infradiagnóstico o sobrediagnóstico.

Con todo eso podemos concluir que hay una relación directa entre la aparición de estados mentales y la sordera.

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 1

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 1

Si acudes a terapia psicológica por primera vez o has acudido en anteriores ocasiones. Me parece importante, resaltar algunos elementos que considero imprescindibles para una adecuada intervención.

Mi objetivo con este post, es divulgar aspectos esenciales en un tratamiento psicológico, de momento este post tendrá dos partes. Esta es la primera de ellas.

En esta parte veremos, la importancia de una evaluación adecuada antes de intervenir, lo necesario de la presencia de objetivos que nos guíen y la importancia del respaldo científico de la terapia.

Evaluar antes de intervenir

Es importantísimo que el profesional psicólogo/a que vaya a realizar la terapia contigo, realice en primer lugar una evaluación.

En ella, tratara de conocer aspectos relevantes de tu historia de vida y de tu funcionamiento actual, en el marco del motivo con el que acudes a terapia.

Es un aspecto fundamental, ya que determinadas intervenciones, pueden agravar un problema o situación, por lo que es muy importante saber datos relevantes, revisar el tablero antes de empezar a mover las fichas.

Este paso, supone un acto de respeto hacia la historia de la persona que tenemos delante y puede ser más o menos extenso, dependiendo de la complejidad de la situación. Una buena evaluación constituye los cimientos de una adecuada intervención.

Ir al psicólogo: Duración de la terapia y cualidades del psicólogo

La elaboración de objetivos

Establecer los objetivos, supone tener una guía, hacia la cual se dirige la terapia.objetivos

Esta guía, puede modificarse, no es rígida, pero permite poder saber hacia donde se dirigen los esfuerzos, así como evaluar los resultados que se van obteniendo.

Finalmente, establecer unos objetivos, permite saber cuando es un momento adecuado para finalizar la terapia o proponer un seguimiento, así como ajustar la frecuencia de las citas que se establecen.

Intervención basada en la evidencia

Lo adecuado es que la intervención propuesta esta basada en la evidencia científica, es decir, que haya resultados avalados científicamente, que confirmen que esa intervención, ha demostrado ser eficaz y eficiente frente al problema a tratar.  

Una forma de consultar los tratamientos eficaces en el marco de un determinado problema psicológico es a través de la dirección de la Asociación Americana de Psicología (APA por sus siglas en ingles). Pudiendo consultar en su página web, las recomendaciones basadas en la evidencia dentro de cada problema psicológico.

Por ejemplo, aquí puedes consultar los tratamientos altamente y condicionalmente recomendados para el tratamiento de trastorno por estrés postraumático:

https://www.apa.org/ptsd-guideline/treatments/index