La importancia de la gimnasia para mayores

La importancia de la gimnasia para mayores

Son muchos los cambios que experimentamos a la hora de cumplir años y es en la aceptación y adaptación a estos, donde se encuentra la clave para la mejora de la calidad de vida.

En estos tiempos que corren hay una disminución sustancial de los reforzares con los que contábamos, aquellos que nos permitían relajarnos, desconectar, evadirnos e incluso activarnos, salir de la monotonía y la rutina…pero no ha cambiado lo necesario que son. Como decía Carl Rogers, “los objetivos son invariables, las circunstancias no”

La activación conductual como tratamiento de los trastornos depresivos

Este confinamiento nos ha permitido valorar lo importante del tiempo en familia y de mantenernos activos, dándole un gran peso a la actividad física. Hemos creado pistas de atletismo en nuestros pasillos, hemos priorizado el salir al aire libre a hacer actividades físicas e invertido dinero, de nuestros ahorros, en comprar material deportivo (cintas de andar, bicicletas, pesas, …).

Todos los sectores de edad hemos sufrido esa disminución y ya no solo eso, lo que podemos ir haciendo no logramos hacerlo plenamente relajados pero nuestros mayores se han visto altamente castigados por esta pandemia. Para ello es necesario ofrecer alternativas que los mantengan activos y facilitar el acceso y la seguridad a las mismas.

Recursos para seguir sintiéndose activos/as

Para nuestros mayores, no deja de ser igualmente importante el sentirse activos tanto psicológica como físicamente. La calidad de vida viene marcada por el nivel de autonomía e independencia que puedan mantener. estimulación mayoresAcceder a recursos y servicios, tales como centros de días sociosanitarios que fomenten, entre otros, la importancia de la gimnasia para mayores es la estrategia necesaria para abordar la realidad de la tercera edad en esta época que nos toca vivir.

Envejecimiento activo, algunas claves para conseguirlo

Dada la situación vivida en las residencias en el último año, estos centros se ofrecen como una alternativa altamente efectiva y eficaz para los tiempos que corren. Es importante que dispongan de una gran variedad de las actividades que ofrecen, para que nuestros mayores puedan optar (dentro del mismo lugar y sin asumir más riesgos en sus exposiciones) a abordar diferentes áreas tales como el ocio, la salud física, la salud psíquica, entre otras.

Quiero añadir también, la responsabilidad social y colectiva de fomentar el conocimiento de estos recursos a nuestros mayores y sus familias y animarles, a participar en las actividades que allí se proponen como una alternativa segura y efectiva para mejorar su calidad de vida.

Aprende las técnicas para lidiar con los problemas de conducta en el aula

Aprende las técnicas para lidiar con los problemas de conducta en el aula

Hay un momento crucial en la vida de todo maestro o docente en el que éste debe enfrentarse a un grupo de estudiantes desafiantes e indisciplinados. Es entonces donde se ponen a prueba las verdaderas habilidades de manejo de grupo, comunicación con sus estudiantes y la capacidad de poder solventar la situación sin incurrir en amenazas, agresiones e incitar a los estudiantes a incrementar la conducta desafiante.

En este artículo abordaremos algunas técnicas básicas para lidiar con estos problemas, basándonos en métodos comprobados que puedes aprender también en la primera universidad online que ofrece un Máster oficial centrado en los Problemas de Conducta en la Escuela. Un entorno educativo comunicativo, cordial y respetuoso es la base principal para que cualquier docente pueda desarrollar una clase efectivamente, pero

¿Qué hacer cuando un alumno del aula incita al desorden?

Lo primero que debe hacerse al entrar en una clase por primera vez es fijar los parámetros de conducta que deberán seguirse. Bajo esta proyección de expectativas y explicación de cuáles son los valores y normas que deberían respetarse, el docente tendrá el respaldo de haber expuesto claramente sus reglas. Estas deberán estar basadas en el respeto, la justicia y la empatía, ya que proyectar miedo o intimidación no es el método más efectivo.

Aunque para una persona sin experiencia puede ser sencillo caer en la provocación de un grupo de estudiantes confabulados para quebrar la paciencia del docente, existen algunos elementos que deben trabajarse progresivamente para construir una relación de respeto entre el docente y los estudiantes.

Uno de ellos es el refuerzo positivo. Un estudiante que se siente valorado es un individuo que proyecta respeto y comprensión hacia la labor del docente. Esto no genera resultados instantáneos, pero aporta una ventaja al maestro que puede alentar las habilidades y talentos de un estudiante que puede ser el generador de caos en una clase.

Entendamos que las conductas inadecuadas pueden estar disparadas por hiperactividad, conducta disruptiva, tendencias violentas y negativismo desafiante, por lo que, antes de actuar, debemos realizar un análisis adecuado conductual.

Valoremos la edad y la etapa en la que se encuentra el alumno, cuáles son sus capacidades cognitivas, el vínculo con la información compartida en clases y cuál puede ser el impacto que el estilo de crianza y educación familiar tiene en su comportamiento. A través de estos 10 pasos simples, deberías poder tomar el control de tu clase de manera constante.

controlar aula

10 pasos para tomar el control del aula

  1. Explica claramente tus normas y su aplicación
  2. No entres en luchas de poder, recuerda siempre que estás a cargo de la situación
  3. El tiempo de trabajo debe gestionarse adecuadamente y evita que se generen tiempos de ocio en clase
  4. No asumas las conductas del estudiante como algo personal
  5. No lo ataques ni expongas ante sus compañeros, esto puede despertar reacciones negativas
  6. Cuando elijas la técnica de modificación de conducta, aplícala con seguridad
  7. Si la conducta no es peligrosa, en ocasiones es mejor ignorarla
  8. Aplica la comunicación y escucha activamente al estudiante y hazlo de manera empática
  9. Aplica métodos que incrementen la concentración en el aula para evitar pérdidas de atención
  10. La disciplina debe ser asertiva y constructiva
Qué es y cómo se practica el mindfulness

Qué es y cómo se practica el mindfulness

Mindfulness es el ejercicio de aprendizaje y comprehensión de uno mismo. Es el viaje voluntario desde el mundo exterior hacia el interior más profundo, sin perder contacto con la realidad, pero sin distraerse con ella. Es la abstracción consciente en el universo más íntimo; la búsqueda del yo verdadero, en estado puro; la sintonía plena, sin interferencias externas, con las sensaciones que fluyen. Sensaciones auténticas.

Qué es y cómo se practica el mindfulness es algo que sólo podremos aprender si nos enseñan los psicólogos profesionales que hayan sido previamente formados y entrenados en este complejo ejercicio mental y anímico. El mindfulness, al igual que la resiliencia, es una palabra de moda. Pero, como sucede con muchas modas, se pronuncia a la ligera con frecuencia, sin conocer el verdadero significado del término.

El mindfulness es un ejercicio primordial para quien quiera vivir su vida con autenticidad. Siempre ha sido así, pero ahora es más necesario que nunca conocerlo, comprenderlo y saber ejercerlo para poder afrontar y sobrellevar los tiempos del Covid-19. Esta pandemia no sólo es vírica; se ha convertido en una pandemia de incertidumbres, que está dando lugar a una nueva percepción de la vida.

Mindfulness y resiliencia

Mindfulness y resiliencia son palabras de moda, hasta el punto de que el propio Gobierno las utiliza con frecuencia. Resiliencia forma parte del nombre del “Plan de Recuperación, Transformación (y Resiliencia)”, que el presidente Pedro Sánchez ha presentado el pasado 7 de octubre.

Mindfulness es un ejercicio mental muy necesario, que más de un ministro y ministra del Ejecutivo, y más de un político de la oposición, dicen en privado que practican, porque les ayuda en sus respectivas tareas.

Resiliencia es la capacidad de la persona para sobreponerse a las adversidades, sobre todo a aquellas contrariedades que tienen un tinte trágico o doloroso, como la pérdida de alguien querido. Es la facultad de superar una dificultad importante y de ahí su inclusión en el nombre del mencionado “Plan de Recuperación”, anunciado por Sánchez.

Resiliencia es también el eje central de un novedoso proyecto docente de I+D+i, financiado por el Ministerio de Educación para su aplicación en la Enseñanza Primaria.

Mindfulness es todo un proceso de redescubrimiento del yo íntimo sin perder contacto con la realidad circundante y sin dejarse distraer por ella. Es el acto de prestar atención de manera consciente a la experiencia del “aquí y ahora”, el momento presente, con interés, curiosidad y aceptación. En el ejercicio del mindfulness no se juzga nada; sólo se experimenta y se siente.

Mindfulness y meditación

Mindfulness y meditación son conceptos distintos. El primero (mindfulness) incluye al segundo (meditación). Mindfulness tampoco es religión. La práctica del mindfulness tiene por objeto mejorar la calidad de vida de las personas en unos términos muy concretos y de forma demostrable, dejando a un lado filosofías, creencias y religiones.

El mindfulness es la focalización de la atención en el momento presente. Su significado es plena consciencia. Concentrarse en lo que sucede en nosotros y en nuestro alrededor y saber renunciar al ruido y a las distracciones.

El mindfulness es una técnica milenaria. Pero fue el doctor Jon Kabat-Zinn y su equipo, en el año 1979, quienes comenzaron a utilizar el mindfulness de modo terapéutico, en la clínica de la reducción del estrés del Hospital de la Universidadad de Massachusetts, en Estados Unidos. Diversas investigaciones científicas posteriores han demostrado que, al incluir el mindfulness en la rutina diaria, se consiguen importantes beneficios para la salud física y mental; para el autocontrol en los niños; para el desarrollo de la resiliencia y para la mejora en niveles objetivos de salud, niveles de concentración y memoria y para la mejora del dolor.

¿Cómo se practica el mindfulness?

Paciencia. Es recomendable encontrar un momento tranquilo para empezar practicando varios minutos al día, e ir ampliando en función de ir adquiriendo la rutina, hasta llegar al ritmo ideal de treinta minutos diarios. Hay que ser perseverante, no abandonar si no se notan cambios al principio, e intentar no avanzar demasiado rápido.

Ambiente relajado. Encontrar un espacio libre de ruidos y/o distracciones externas, con una temperatura adecuada y en el que la persona pueda sentirse a gusto: en un cuarto, en la oficina, en un parque al aire libre, en el jardín…

Ropa cómoda y colocarse en una postura también cómoda. Sentados en el suelo con la espalda recta, para no obstaculizar la respiración, o tumbado sobre una esterilla.

Respiración. Concentrase en cómo el aire entra por las fosas nasales hacia los pulmones; cómo nutre de oxígeno todo el cuerpo y cómo sale de nuevo por la nariz, llevándose con él todo lo malo y lo negativo.

Pensamientos y emociones. Que vayan surgiendo con toda libertad, Es imprescindible mantener una actitud neutral ante ellos, no juzgarlos como buenos o malos, simplemente percibirlos y observarlos de manera impersonal.

Tú puedes hacer frente al estrés

Tú puedes hacer frente al estrés

Hoy contamos con la colaboración de ORIOL LUGO, Psicólogo e investigador de la Universidad Ramón Llull de Barcelona. Muchas gracias compañero por compartir algunas soluciones tan útiles ante el estrés.

Cuando hablamos de “ESTRÉS” parece cómo que es un tema que todos/as hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas. Es un concepto que está muy presente en nuestras vidas. A veces, demasiado…

¿Pero realmente es algo que podemos solucionar? (más…)