La metáfora del invitado indeseado

La metáfora del invitado indeseado

La metáfora del invitado indeseado, es una metáfora utilizada en la Terapia de Aceptación y Compromiso, conocida por sus siglas en inglés como ACT.

Esta metáfora en concreto, nos sirve para contemplar lo que ocurre cuando intentamos controlar nuestros pensamientos o emociones.

Pensamientos y Creencias: Trás mis pensamientos, están mis creencias

Para ello nos adentramos en una situación concreta: una fiesta, con todos tus amigos/as, en la que aparece un invitado que no estaba en los planes.

Del Revés: Una película sobre emociones, recuerdos y familia

Te sugiero adentrarte en la metáfora, sacar tus propias conclusiones y después si te apetece, pasarte por este otro post:

¿Es posible controlar los pensamientos?

Algunas consideraciones antes de la metáfora

Me gustaría que tuvieses a tu alcanze la metáfora del invitado indeseado en varios formatos ; video, audio y a modo de trascripción para que la puedas leer donde y a quien tú quieras.

Antes de continuar indicar el libro en el que originalmente aparece la metáfora:

Terapia de Aceptación y Compromiso: Proceso y práctica del cambio consciente (Mindfulness) de Steven C. Hayes, Kirk Strosahl y Kelly G. Wilson.

La metáfora del invitado indeseado: Video

Aquí puedes acceder a la metáfora a traves un video animado por el Dr Joe Oliver, al cual el psicólogo Fabián Maero añadió subtítulos en castellano, acercando así este útil recurso a la comunidad hispanohablante. Para que se muestren los subtítulos, tienes que activarlos en la parte inferior derecha del video.

La metáfora del invitado indeseado: Audio

Decidí que, dado que existía un video muy útil para poder disfrutar de forma gráfica de la metáfora , también podría realizarse un audio castellano.

De esta forma los hispanohablantes podrían escuchar la metáfora,  directamente en su lengua materna.

Con esta idea en mente, grabé la metáfora del invitado indeseado, apoyando el texto en la música de Patrick de Arteaga . El resultado lo puedes escuchar pulsando aquí.

La metáfora del invitado indeseado: Trascripción

Para finalizar te dejo con la trascripción de la metáfora del invitado indeseado:

Metáfora del invitado indeseado

Imagina que un día decides dar una fiesta para todos tus amigos. Coges tu teléfono y empiezas a invitar gente. Quieres que sea una gran fiesta, así que dices “todos estáis invitados”

Cuando llega el gran día, preparas el lugar para la fiesta.

Estas realmente contento.Pronto los invitados comienzan a llegar.

Después de un rato, todos han llegado y te lo estas pasando realmente bien.

Entonces suena el timbre, y piensas ¿Quién podrá ser? Seguramente me debo haber olvidado de alguien.

Ahí está una persona, que definitivamente no querías en tu fiesta, es tu vecino Brian.

Brian, debe de ser una de las personas más molestas que conoces.

Es rudo, gruñón, se queja mucho y no es muy dado a la higiene personal.

Es la última persona que querrías en tu fiesta.

Pero antes de que te des cuenta entra en tu casa, sin ni siquiera saludar.

Se acerca a tus huéspedes y es mal educado.

Se sirve por sí mismo comida y bebida, y en general actúa de una forma extraña con tus amigos.

Y de una forma comprensible, te sientes molesto, avergonzado y enfadado.

Y antes de que pase mucho tiempo te acercas a Brian y le dices “ya está, quiero que te vayas”.

Una vez que se va te sientes aliviado, vuelves a la fiesta y empiezas a pasártelo bien, pero después de un rato se escucha el timbre de nuevo.

Y cuando vas a ver quién es, te das cuenta de que Brian ha regresado. Antes de que puedas detenerlo, abre la puerta y entra corriendo a la fiesta nuevamente.

De modo que lo buscas, lo encuentras y lo hechas nuevamente.

En esta ocasión, sin embargo, decides que te vas a asegurar de que no vuelva a entrar.

Así que optas por quedarte en la puerta y asegurarte de que no vuelva a entrar.

Y esto funciona.

Brian no puede entrar y te sientes bien que así sea.

El problema es que te das cuenta, que te estas perdiendo la fiesta.

Puedes escuchar a todos afuera, divirtiéndose.

Y tú también quieres estar allí con ellos. Pero como no soportas a Brian, no te puedes arriesgar a entrar nuevamente.

Realmente quieres disfrutar de la fiesta y no sabes que hacer, pero el pensamiento de que Brian podría volver te incomoda.

Después de un tiempo caes en la cuenta, que de hecho esta fiesta es muy importante para ti, y quieres estar con tus amigos, al menos asegurarte de que están bien.

Así que decides entrar nuevamente, y te dices a ti mismo.

Si Brian entra, que entre.

Brian entra y empieza a ser molesto nuevamente. Pero esta vez algo es distinto.

No lo ignoras, porque es bastante difícil ignorarlo

Pero decides seguir adelante con la fiesta, hablando con tus amigos

Y empiezas a notar cosas interesantes.

En primer lugar, te das cuenta de que, aunque Brian este ahí, lo estas pasando bien.

Por supuesto sería mejor si se fuera, pero al menos no estas atascado en la puerta, perdiéndote la fiesta.

En segundo lugar, percibes que cuando no estas intentando librarte de él, se calma un poco, sigue siendo molesto, sigue siendo mal oliente, pero no es tan malhumorado.

Después empiezas a notar otras cosas, que no habías visto antes, como que tiene un extraño sentido del humor, aunque esté enterrado bastante profundo en él. Incluso contemplas que hace un par de amigos.

Y te preguntas que voy a hacer la próxima vez que organice una fiesta…

Otras metáforas utilizadas en la terapia de aceptación y compromiso

En este enlace puedes consultar otra metáfora utilizada en la terapia de aceptación y compromiso ; la metáfora de las arenas movedizas.

¿Es posible controlar los pensamientos?

¿Es posible controlar los pensamientos?

Existe un anhelo en las personas por lograr controlar los pensamientos.

Un sueño por dirigir a nuestro antojo ese parloteo interior que denominamos pensamientos.

Pero ¿Es posible hacer esto?

¿Somos capaces de elegir si tenemos pensamientos agradables o desagradables?

¿Podemos decidir qué pensamientos tenemos?

¿Es posible no tener pensamientos?

Un ejemplo para comenzar

Imaginemos que una chica a la que llamaremos Nora, tiene un pensamiento que la atormenta durante los ultimos 3 meses; “nunca nadie va a confiar en mi, no voy poder encontrar un trabajo”.

Ese día Nora va de cena con sus amigos y amigas. Cuando se sienta con ellos/as la observan abatida. Rápidamente Carlos, uno de sus mejores amigos, le pregunta: “pasa algo Nora, te noto extraña”.

Nora se siente en confianza y relata su pensamiento.

Carlos, rápidamente y en un intento de trasladar la ayuda más eficaz a su amiga le dice: “tienes que olvidarte de eso, no lo pienses, intenta no pensarlo, verás cómo consigues un empleo dentro de nada”.

Nora, pensativa, duda unos instantes y dice: eso intento no pensar en ello, bueno contadme que tal vuestro día”.

Pensamientos y Creencias: Trás mis pensamientos, están mis creencias

Como disminuir el miedo al fracaso dando 4 pasos de gigante

Que ocurre cuando te propones controlar los pensamientos

Intentas evitar que aparezca luego le prestas atención

Imagina que eres Nora, y te propones no pensar en esto ““nunca nadie me va a confiar en mi, no voy poder encontrar un trabajo””.

controlar los pensamientos

Durante toda la cena puedes intentarlo, lo primero que ocurre cuando intentas no pensar en un determinado pensamiento es que le prestas mayor atención.

Es decir, te focalizas en trabajar con ese pensamiento, cómo si fuese algo tienes que eliminar de tu conciencia.

La percepción de amenaza incrementa la percepción peligro

Cuando la atención se focaliza en un determinado pensamiento, se activa una determinada respuesta emocional, ante la que pueden surgir más pensamientos que versen sobre las propias sensaciones físicas.

la percepción de amenaza

A su vez las sensaciones físicas provocadas cómo puede ser opresión del abdomen, dificultad para respirar o aumento de las palpitaciones, pueden hacernos valorar de una forma especial los pensamientos asociados. Se señalan cómo amezantes.

Ansiedad: Reacción física del cuerpo ante pensamientos y emociones

Que hacer ante una crisis de ansiedad

Pierdes otros estímulos que te harían cuestionarte tu pensamiento

Al estar concentrados en que no aparezca el pensamiento indeseado, se deja de prestar atención a aspectos del ambiente que podrían modificar nuestro punto de vista.

La focalización en el pensamiento, que se pretende evitar, termina por provocar que aquellos aspectos del ambiente que  podrían influir a Nora a cambiar de perspectiva, no lo hagan.

Una forma más adecuada de relacionarse con pensamientos molestos

Aceptar los pensamiento y emociones molestas

Implica reconocer el pensamiento o emoción que resultan incomodos, cómo un pensamiento/emoción más, sin intentar eliminarlos.

El hecho de que se considere un pensamiento/emoción más, no impide que siga siendo molesto pero implica algunos cambios.

Veremos esos cambios en el siguiente apartado.

¿ Qué son las emociones? ¿Para qué sirve lo que siento?

La utilidad de aceptar los pensamientos y emociones que producen incomodidad

La aceptación de los pensamientos /emociones que producen incomodidad,  puede resultar muy útil.

En un primer lugar, permite comprobar que el hecho de que una determinada emoción y pensamiento molestos estén presentes, no impide que se puedan producir otros pensamientos /emociones fruto del contacto con el medio que resulten satisfactorios.

En segundo lugar, al no actuar sobre el pensamiento, la reactividad ante este, se ve reducida, por lo que se empieza a experimentar cómo incomodo pero tolerable. Es decir, es molesto tener ese pensamiento/emoción, pero pasa a ser tolerable.

En tercer lugar, puesto que la atención no está focalizada en no pensar/no sentir, puedes empezar a observar esas sensaciones o esos pensamientos, desde una menor vinculación con estos.

De forma que es más fácil que empieces a percibir nueva información, a sentir sensaciones diferentes y observar otros pensamientos o matices en los propios pensamientos anteriores.

Esta disminución progresiva de la vinculación con un pensamiento, es conocida cómo defusión, desde la terapia de aceptación a compromiso.

La metáfora del invitado indeseado

Puedes leer, ver o escuchar la metáfora del invitado indeseado en este otro post:

La metáfora del invitado indeseado

Esta metáfora te puede ayudar a comprender desde otra perspectiva lo que ocurre cuando intentamos controlar nuestros pensamientos.

Hemos llegado al final, como siempre puedes compartir este post con quien tu quieras, así como hacernos llegar vuestras dudas, sugerencias, opiniones en los comentarios.

Solicita tu primer asesoramiento psicológico por solo 4,45 € que incluye: 

  • Estudio y valoración del caso
  • 30 minutos de videoconferencia por Skype 
  • Asesoramiento y propuesta de intervención

Solicitud plan de intervención

12 + 12 =

Al enviar este formulario acepto los términos y condiciones de uso y garantizo que soy mayor de 18 años

Consultorio médico online gratuito por chat

Consultorio médico online gratuito por chat

Poco a poco internet se ha convertido en la fuente en la que obtenemos información de todo tipo.

Cualquier aspecto que nos inquieta, nos da curiosidad o necesitamos saber por motivos practicos, se sitúa a segundos de ser resuelto, tecleando unas palabras en nuestro Smartphone.

Pero… cuando se trata de aspectos que tienen que ver con la salud, la cosa se complica.

Todos lo hemos hecho alguna vez, un problema medico ronda en nuestra cabeza, abrimos el famoso buscador, enter y a investigar.

Actuamos cómo si fuese una especie de consultorio medico online.

¿Algún problema con esto? En realidad, si se es consciente de que la información obtenida puede ser errónea, es una forma útil de obtener información. Útil y rápida.

Los problemas pueden aparecer cuando se asume la información que se ha obtenido como si un especialista hubiese hecho un análisis directo de nuestro caso.

Servicios profesionales a través de internet. Consultorio medico online

Ante esta demanda de consultas, muchos profesionales se deciden por ofrecer sus servicios en la red aunando la practicidad y comodidad de internet con la fiabilidad, seguridad y eficiencia que da un servicio profesional.

Un ejemplo de ello es la Consulta médica Online Salud Savia gratis en el ámbito de la medicina o los servicios online ofrecidos por el equipo de WebPsicólogos en el ámbito de la psicología.

De esta forma a través de internet se puede obtener de la mano de profesionales colegiados un servicio profesional en la comodidad tu casa.

 

Cómo se realiza la comunicación online con el profesional

La comunicación online con el profesional puede darse bien por email, chat o videoconferencia.

De estas formas de comunicación online, la videoconferencia está convirtiéndose en la reina de la comunicación , especialmente en el ámbito de la medicina o la psicología.

Esto se debe a que permite tener el intercambio comunicativo prácticamente idéntico al servicio presencial.

El chat o el email, suelen ser utilizados cómo formas de comunicación que complementan el elemento fundamental que constituye la videoconferencia.

Cómo me aseguro que el profesional que me atiende tiene la titulación que indica

La forma más sencilla de comprobar que el profesional del servicio que te va atender vía online, está en posición del títulación correspondiente, es a través del número de colegiado.

En la pagina web del colegio correspondiente podrás encontrar esta información a través de un buscador o a través de llamada telefónica.

Esta comprobación resulta valida para garantizar la titulación adecuada del profesional, tanto en el formato online como en la modalidad presencial.

Algunas recomendaciones técnicas a la hora de utilizar un servicio online

En caso de realizar un servicio online, especialmente si se trata de videoconferencia, es aconsejable disponer de una serie de elementos que si bien en algunos casos no son indispensables garantizaran una óptima comunicación online.

Servicio de internet adecuado para realizar videoconferencias sin interferencias de imagen o sonido

WebCam y micrófono ,pueden ser los integrados del portátil o el smartphone.

Auriculares, aunque no son estrictamente necesarios, resultan útiles para escuchar de forma óptima al profesional y garantizar una experiencia de inmersión.

En conclusión

La modalidad online es una alternativa en expansión para todo tipo de servicios, incluidos los servicios médicos o psicológicos.

Permiten al usuario acceder a un servicio profesional, al tiempo que pueden realizar la consulta desde la comodidad de su hogar.

A la hora de garantizar la profesionalidad del servicio, es importante asegurarse de la titulación del profesional, el camino más sencillo es a través del número de colegiado.

No siempre son necesarios determinados requisitos tecnicos, no obstante, la calidad del servicio mejorara notablemente si se cumplen una serie de elementos básicos.

 

Cómo salir rapidamente de una situación angustiante

Cómo salir rapidamente de una situación angustiante

Ante una situación angustiante, que nos desborda, una de las reacciones más habituales, es la de intentar salir de ese “agujero negro” lo antes posible.

Herramientas para la gestión de la ansiedad (conductuales)

10 síntomas de estrés y ansiedad

Esto es adaptativo, ya que una vez identificado el problema, lo esperable seria, que cuanto más rápido se actuase, antes lo podríamos dar por resuelto. Parece sencillo, pero…

La dificultad se produce, cuando el propio intento para disminuir la angustia que se siente, se convierte en un factor extra, que contribuye al malestar.

Es decir, a la situación problema, se añade otra dificultad, el propio intento de solución del problema.

¿Es extraño querer salir de una situación angustiante lo más rápido posible?

Por supuesto que no, tal como hemos mencionado anteriormente, es totalmente adaptativo. Lo que sucede es que resulta adaptativo en una situación de vida o muerte, en una cuestión de supervivencia.peligro fuego

Por ejemplo, detectas que hay fuego en la vivienda y sales corriendo tan rápido como puedes para salvar tu vida.

No obstante, este mecanismo de supervivencia, en situaciones de ansiedad y angustia, agrega más ansiedad, angustia, posible culpabilidad o sentimientos de inutilidad, derivados de los intentos frustrados por salir del problema.

Las arenas movedizas: una metáfora perfecta para darse cuenta de la ineficacia de la solución más rapida

A continuación, os propongo leer y/o escuchar, como prefiráis, una adaptación escrita para este post, de la metáfora de las arenas movedizas, que aparece en el libro Terapia de Aceptación y Compromiso: Proceso y práctica del cambio consciente (Mindfulness) de Steven C. Hayes, Kirk Strosahl y Kelly G. Wilson.

Puedes leer la metáfora en este post o escucharla en audio pulsando aquí, cómo prefieras.

Metafora de las arenas movedizas (versión adaptada para este post):

Imagina que vas caminando, llevas tiempo andando por un camino que cada vez resulta más complicado, te encuentras con muchos obstáculos, vas cortando la vegetación que te impide el paso, entonces das un paso más y sin saber cómo, te ves inmerso en unas arenas movedizas.

Se trata de una masa viscosa, sientes un miedo terrible, pero cuanto más intensos y rápidos son tus movimientos por salir de ella lo antes posible, la presión que esta ejerce sobre ti es cada vez mayor.

Al sentir que no puedes salir, que estas atrapado, el miedo se hace cada vez más intenso, lo sigues intentando, una vez más, otra…

situación angustianteCada vez tienes menos superficie de tu cuerpo fuera de la arena, el miedo se incrementa, piensas en la muerte, no hay escapatoria.

¿Qué alternativa podría existir?

De repente notas cómo si extiendes tu cuerpo y avanzas muy lentamente, poco a poco cómo si nadases en cámara lenta, puedes avanzar.

Avanzas lento, pero a un ritmo progresivo, con cada avance te encuentras más tranquilo/a y consciente de que te diriges hacia una meta concreta, salir de esta masa viscosa.

Durante el camino, quieres llegar más rápido a la meta, y notas como la arena te traga de nuevo, el terror aparece y te preguntas ¿habrá servido para algo todo este avance?

Empiezas a pensar en que definitivamente, el avance era una ilusión y que estas avocado a hundirte en esas arenas, sin remedio.

Decides volver a expandir tu cuerpo, volver a intentarlo, continúas avanzando lento, durante todo el trayecto.

Al cabo de un tiempo, tus manos tocan la orilla, haces presión, te impulsas, y caes exhausto en tierra firme.

¿Te ha resultado una metáfora sugerente? Aquí te dejo un link por si tienes curiosidad sobre el funcionamiento de las arenas movedizas:

Locos por la geología. ¿Cómo se producen las arenas movedizas?

Por qué podríamos fácilmente ser engullidos por las arenas movedizas

El miedo facilita que nos aferremos con fuerza a una única solución, por lo que es muy probable, que en ese momento sea complicado que nos paremos y decidamos que pasos llevar a cabo para avanzar.

La estrategia rápida, consistente en intentar aplacar el miedo rápidamente huyendo o escapando de la situación angustiante, es mucho más probable, que la estrategia lenta, reflexionar sobre el problema y los pasos secuenciales a seguir.

Que hacer ante una crisis de ansiedad

Superar la agorafobia, cuando se ha sufrido durante años ¿Es posible?

Una reflexión final: Salir después para llegar antes

La metáfora de las arenas movedizas, nos muestra como en determinadas situaciones, la solución más rápida no es la solución más adecuada.

Esta conclusión se ve plasmada en el refranero español con aquel “Vísteme despacio que voy deprisa” o  como dice el psicólogo italiano Giorgio Nardone “Salir después para llegar antes”.

Te apetece reflexionar sobre esta metáfora, puedes hacerlo en los comentarios, de la misma forma estaré encantado de leer cualquier sugerencia.

Los problemas de pareja que más atiendo en consulta

Los problemas de pareja que más atiendo en consulta

En este post me gustaría compartir con vosotros/as los problemas de pareja que más frecuentemente veo en consulta, espero que contemplar estos problemas hacia fuera, pueda ser de ayuda para mejorar tu relación de pareja o prevenir problemas futuros.

Es habitual que las parejas acudan a terapia, cuando se encuentran al borde de la ruptura.

Es una tarea complicada a la par que gratificante, acompañarlos hacia un cambio que suponga un giro en la relación.

Quieres seguirme en este recorrido, conocer el problema es un buen paso para construir la solución.

Discusiones agresivas

Quizás hayas oído alguna vez, aquello de que discutir con tu pareja es bueno para la relación, te suena verdad.

El problema radica, en qué entendemos por discutir, aquí la cosa se complica. Habitualmente trabajo con parejas que discuten con frecuencia ¿Por qué estas discusiones no les ayudan?

pareja discutiendoParece que las piezas no encajan ¿Dónde está el fallo?

Se suele pensar que discutir consiste en hablar con tu pareja cargado de ira, gritar, decir cosas que lo/la pueden herir, recriminar, reprochar o lanzar aquel insulto que más le pueda doler.

¿Encaja este tipo de discusión con una relación de pareja sana?

La realidad es que gran parte de las parejas que inician una terapia, tienen discusiones de tipo agresivo.

Este tipo de discusiones destruye paulatinamente la relación, incrementándose gradualmente su gravedad hasta convertirse en autenticas explosiones de ira hacia la pareja.

Las discusiones que mejoran una relación de pareja, trascurren de forma totalmente distinta.

7 Problemas de Comunicación en Pareja

Se trata de discusiones que pretenden comunicar lo que se desea a la pareja, sin herirla, de forma asertiva. Estas discusiones construyen en lugar de destruir, aclaran en lugar de emborronar.

Es decir, no cualquier tipo de discusión mejora una relación de pareja, es más, las discusiones agresivas, acaban lentamente con las relaciones.

Sin embargo, en muchas otras ocasiones, se producen discrepancias, de forma que una persona de la pareja tiene una visión de lo que debería ser el proyecto de vida juntos y la otra persona tiene una visión distinta.

Si la discrepancia es muy alta, se puede producir un cuestionamiento de la continuidad de la pareja.

Es en este momento donde frecuentemente se acude a terapia de pareja, de igual forma las discrepancias en el proyecto de vida suelen ir acompañadas de discusiones agresivas.

Problemas sexuales

Los problemas sexuales son un motivo habitual para iniciar terapia de pareja. En concreto, problemas relacionados con las discrepancias en el deseo sexual de cada uno de los miembros.

Con el tiempo es habitual que se produzcan diferencias en el deseo sexual, dos ideas que suelen aparecer ante este hecho son; ya no resulto atractivo o atractiva para mi pareja o la posibilidad de la existencia de una tercera persona.

A las preocupaciones debido a estos pensamientos se suele unir el sentimiento de culpa en la persona que siente un deseo sexual más bajo, y la frustración en aquel que siente un deseo sexual más alto.

¿Por qué no puedo tener sexo con penetración?

La tensión en la pareja será mayor o menor, dependiendo de la diferencia de deseo sexual con respecto al otro miembro y del tiempo que lleven en dicha situación.

Las parejas suelen acudir a terapia en el momento en que los problemas sexuales repercuten a otras áreas de la relación de pareja.

Mi pareja me evita y no entiendo porque

Infidelidades

Ante una infidelidad, surgen muchas inseguridades y dudas en  la persona que ha sido engañada.

El descubrimiento del engaño genera multitud de emociones y pensamientos, estas emociones y pensamientos no siempre van en el mismo orden y varían dependiendo de la persona y de las expectativas que tenia respecto a su pareja.infiel

Hay personas que pueden reaccionar con mucha ira o agresividad y otras con indiferencia o tristeza.

Independientemente de todo ello, el descubrimiento del engaño supone que la persona engañada debe atravesar un duelo o perdida, en este caso una pérdida de la confianza.