El juego del calamar:  reflexiones después de ver la serie

El juego del calamar: reflexiones después de ver la serie

Después de ver este fin de semana, “El juego del calamar», en modo maratón. Voy a compartir con vosotros/as algunas reflexiones, justo un día después de ver el último episodio.

He de decir que me apetecía compartir estas reflexiones y a la vez me ha costado decidir los temas a tratar en este post.

La serie motiva infinidad de propuestas a la hora de escribir sobre ella. Algunas representan meterse en auténticos jardines sobre el funcionamiento de la sociedad, especialmente en lo relativo al papel del dinero en nuestras vidas.

Mientras veía la serie, me rondaban también muchas reflexiones sobre el sentido de la vida y lo que hace que una persona modifique su trayectoria vital o la mantenga, sobre todo a raíz del capítulo final…

También me parece muy interesante, la reflexión sobre la libertad de decisión que tenemos en nuestra vida…

En fin, es posible que escriba más sobre esta serie en un futuro, de momento os quiero compartir una serie de reflexiones, al día siguiente de terminar de verla.

La importancia de actuar con estrategias en tu vida

En un contexto en el que las consecuencias de tus acciones suponen la vida o la muerte, la lucha por la supervivencia, adquiere un sentido extremo. Algo así como la famosa consigna de la serie Juego De Tronos “o vives o mueres”. Por lo que aumentar las posibilidades de éxito se vuelve crucial.

Las estrategias, como tales, suponen una ventaja sobre la acción desordenada. Otorgan un beneficio sobre la ausencia de un plan de acción

Normalmente las estrategias, se desarrollan con antelación, sin embargo, en el juego del calamar, los jugadores se ven obligados a adoptar estrategias rápidas.

netflix calamar juego

Al desconocer el juego al que se van a enfrentar, les ocurre algo similar, a cuando un suceso inesperado y urgente, se presenta en tu vida. Estos sucesos nos obligan a reaccionar rápido. Aun así, es posible comportarse en base a estrategias, que ya hayan sido exitosas en otras situaciones parecidas en nuestra vida.

En el capítulo “El hombre del paraguas” podemos ver como el protagonista de la serie, Seong Gi‑Hun, tras un periodo de aprendizaje ensayo-error, adopta una estrategia, humedecer la galleta de azúcar con la finalidad de facilitar la extracción de la figura.

Sin embargo, es durante el juego de la cuerda, donde podemos observar como una compleja y adecuada estrategia grupal, puede ser clave frente a una actuación sin estrategia, en condiciones de aparente desventaja frente al equipo rival.

El sentido de vida, los valores y la supervivencia

La serie, contiene variedad de lecturas y reflexiones sobre el sentido de la vida y como este, puede influenciarnos. Saber lo que da sentido a nuestra existencia, puede ser clave a la hora de la satisfacción con nuestra vida.

El capítulo 6, abre las puertas al terreno de los dilemas morales. Los participantes, deben conseguir las canicas de la persona con la que han decidido formar equipo, sin usar la violencia.

¿ Jóvenes sin valores o adultos sin escrúpulos?

Se abre de esta forma la puerta, a la elección de diferentes pautas de actuación, en las que va a jugar un papel clave el sentido de vida y los valores de los personajes.

La supervivencia de uno de los dos jugadores está en juego. Unos personajes se inclinarán por seguir valores prosociales de honestidad y respeto por el rival, mientras que en otros equipos aparecerá la deshonestidad, de forma tremendamente cruda, a través del engaño.

La metáfora del jardín o cómo recuperar el sentido vital durante la desescalada (parte 1)

Estamos hablando de condiciones muy duras. En las que el valor de honestidad es comprometido con la supervivencia.

Mención especial, me parece, lo que ocurre entre una de las protagonistas, Kang Sae-byeok y su compañera, quien vera como su contrincante, decide sacrificar literalmente su vida por la suya.

Tras relatarse la una a la otra, las razones que las llevaron a entrar en el juego y las que las llevan, a seguir luchando para sobrevivir. La compañera de Sae-Byeok decide, renunciar a su vida, con la finalidad de ayudarla a cumplir su plan.

Esta escena me recordó mucho a la novela “El hombre en busca de sentido” del psiquiatra Víctor Frank.

Aprender de los aciertos y errores de los demás

Durante el juego del puente, los jugadores con números más elevados, tienen la posibilidad de observar los aciertos de sus compañeros, así como sus errores.

Imitar los aciertos, de los otros, les salvara en este caso la vida. Ya que el juego, hace prácticamente imposible otro tipo de aprendizaje, más allá del de seguir un patrón de éxito.

Este aprendizaje, basado en las consecuencias que observamos sobre las acciones de los demás, recibe en psicología el nombre de aprendizaje vicario.squid game

Si observamos, que alguien fracaso eligiendo A en lugar de B, es probable que escojamos B, en caso de que nos presenten la misma elección.

De hecho, si has visto la serie, es probable que, si tienes que jugar al juego de la galleta, utilices un mechero o te pongas a lamerla, a la primera de cambio.

Las acciones malintencionadas son tan humanas como las buenas acciones, quieras ser consciente o no

Esta serie me ha traído el recuerdo de unos controvertidos experimentos de psicología social, el experimento de Milgram sobre obediencia y el experimento de la cárcel de Stanford, diseñado por el psicólogo Philip Zimbardo.

Ambos experimentos, dieron lugar a conclusiones bastante desagradables sobre la condición humana. En concreto, venían a confirmar, que, en determinadas condiciones, el ser humano era capaz de ejecutar acciones antisociales, al margen de sus valores y otra serie de variables.

En la serie «El juego del calamar», podemos ver una serie de condiciones, que presentan similitudes con ambos experimentos.

1.Dos bandos; el equipo que sustenta el juego y los jugadores

2. Reglas establecidas a seguir, tanto entre los sustentadores del juego como por los jugadores.

3. Una jerarquía establecida: Lideres y seguidores en ambos grupos

4.Herramientas de distanciamiento emocional entre los grupos

5.Premios y castigos según las reglas establecidas

Existe controversia sobre estos experimentos y su replicación, sin embargo, parece clara la influencia del contexto sobre nuestras acciones, especialmente de las reglas o normas validadas en ese contexto y las figuras de autoridad encargadas de controlar su cumplimiento.

Un ejercicio para reflexionar

¿Qué harías tú en el juego de las canicas? ¿Cómo conseguirías las canicas de tu compañero? ¿En caso de ser consciente de haber perdido, traicionarías a tu compañero? Claramente el contexto es importante, en los juegos de la serie, el castigo es tan brutal como la muerte.

 

 

 

¿Cómo es la primera cita con un psicólogo/a?

¿Cómo es la primera cita con un psicólogo/a?

Si estas planteándote acudir al psicólogo por primera vez, puede que este post te sea útil.

Si no has acudido nunca a terapia, seguro que te has imaginado como podría ser. Quizás tienes alguna imagen al respecto, de una película, una serie. También es posible, que un amigo/a o un familiar te haya contado, como es.

La realidad, es que, puede haber variaciones dependiendo del psicólogo/a y el modelo desde el que trabaje.  

Por lo que, en este post, voy a hablar de lo que es esperable encontrar, durante la primera consulta de un psicólogo que trabaje desde un modelo cognitivo – conductual, conductual o contextual.

Ahora que ya tenemos un marco de referencia, al que estamos mirando de forma común, os parece si empezamos.

¿El lugar físico ¿Cómo es el despacho/ consulta de un psicólogo/a?

Si has visto alguna escena de película, en la se represente una visita a un psicólogo/a, es probable que se parezca a la escena de la derecha, de este fragmento de la película Annie Hall de Woody Allen.

 

Lo habitual, sin embargo, desde los modelos nombrados en la introducción de este post, es que terapeuta y paciente se encuentren cara a cara. Pueden cambiar las distancias, las sillas, pero ambos estarán mirándose el uno al otro, tal como ocurrirá en cualquier interacción personal.

Por lo que, desde los modelos nombrados al inicio, lo más habitual es que te encuentres con algo similar a esta escena de la serie “In treatment”.

Importante resaltar, que esta escena corresponde a una parte más avanzada de la terapia, no se trata de una primera cita.

Aun así, me parece un muy buen ejemplo, de como es la interacción entre el psicólogo y el/la consultante. Por lo tanto, es una buena forma de hacerte a la idea, del modo en que interactuaras con tu psicólogo/a.

Primera toma de contacto

Nada más entrar en la consulta de tu psicólogo/a, lo habitual, es que trate de que te encuentres lo más cómodo/a posible. Este momento es muy similar, a conocer a cualquier persona.

Se trata de un interludio, para ir entrando poco a poco, en el contexto terapéutico, pero todavía, sin adentrarse en el mismo.

Sería algo así como una transición, entre la calle y el contexto terapéutico. Esta fase, es muy importante, ya que, la prioridad es el bienestar del/la consultante.

Dadas las condiciones de máximo bienestar para el consultante, se da comienzo a la fase de evaluación de la que hablaremos a continuación.

Evaluación del caso

Una cuestión que suele preocupar a los/las consultantes, que acuden por primera vez, a terapia, es; no poder explicar lo que les ocurre de forma adecuada.

Es importante tener en cuenta, que no es necesario que el/ la profesional comprenda el caso en su totalidad en la primera sesión. Si fuese así, es genial, pero en muchas ocasiones, no es posible.

Esto es importante, en mi caso, lo suelo comentar de la siguiente forma; “no es necesario que expliques lo que ocurre de una forma concreta, se trata de la primera cita, es una toma de contacto, un inicio de la comprensión de lo que quieres trabajar”.

Por lo tanto, la primera sesión, es una vista panorámica de la persona que viene a iniciar una terapia y la situación o situaciones que quiere abordar dentro de la misma.

Retroalimentación sobre el caso particular

Una vez escuchada, la situación que la/ el consultante viene a trabajar en terapia. Si es posible, se da una primera devolución de la idea que hemos obtenido y la forma en la que podemos abordar la situación, dentro de terapia.

Escribo si es posible, debido a que no siempre es factible exponer la forma de abordar el problema en la primera consulta, debido a que, en ocasiones, esto es imprudente, y se decide posponer.

De una forma u otra, lo que siempre se realiza, es una devolución de lo que se ha entendido, con el fin de que el consultante pueda tener claro, lo que hemos comprendido de su discurso y pueda certificarnos, que hemos entendido bien, lo que quería expresar.

De esa forma, vamos construyendo una historia común, que iremos detallando en posteriores citas.

Explicación del modelo de trabajo

En mi caso, no siempre explico el modelo de trabajo en la primera cita. Sin embargo, en ocasiones resulta muy útil exponerlo.

Es importante que sepas, que esta es una pregunta, que puedes hacer a tu psicólogo/a, en la primera sesión.

El modelo resulta importante, ya que determina, muchas cuestiones a la hora de trabajar.

Al final, es importante que tengas claro cual es el modelo que se va utilizar. En adelante, puedes preguntar cualquier cuestión acerca del mismo.

Explicación de aspectos fundamentales de la dinámica de interacción

Por último, se suelen dedicar los últimos minutos, a hablar sobre aspectos de la relación psicólogo – consultante.

Fundamentalmente en la primera cita, hablamos de como nos comunicaremos a lo largo de la terapia, durante las sesiones y fuera de las sesiones. Las formas en las que puede contactar conmigo, así como la manera de proceder en caso de una urgencia.

Plan hasta próxima cita

Desde la primera sesión, se realiza algún planteamiento hasta la próxima sesión. Este plan, en la primera fase del tratamiento, suele ir dirigido a obtener más datos sobre el consultante y el funcionamiento de la situación que quiere abordar.

Espacio para cualquier duda que pueda surgir

Al final de la primera cita, es habitual dejar espacio, para cualquier duda que pueda surgir. Con ello se pretende, despejar el máximo número de dudas que el/ la consultante, pueda tener en ese momento.

Cierre de la sesión y planificación de la próxima cita

Tras estas etapas mencionadas, la sesión suele finalizar con el agendado de la próxima cita, siempre y cuando el consúltate, este dispuesto a iniciar el proceso.

Algunos posts para tener más información antes de iniciar un tratamiento psicológico

Para finalizar aquí te dejo algunos enlaces, por si te resultasen de utilidad.

Ir por primera vez al psicólogo

¿Cómo funciona la terapia?

Terapia psicológica basada en el modelo cognitivo conductual

Ir al psicólogo: Duración de la terapia y cualidades del psicólogo

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 1

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 2

¿Me dirá mi psicólogo/a que decisiones tomar?

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 2

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 2

Este post pretende, al igual que la primera parte del mismo. Divulgar aspectos fundamentales, que deberían darse en todo tratamiento psicológico de calidad.

En el, mi objetivo es continuar con la exposición de aspectos fundamentales , que tendrían que darse en cualquier tratamiento psicológico.

En esta segunda parte, hablaremos del derecho del usuario/a de la terapia, a obtener información del funcionamiento de la misma, así como a decidir sobre el rumbo del tratamiento.

También trataremos la necesidad del trabajo entre sesiones del psicólogo/a, así como de la importancia de la fase de seguimiento y de finalización del tratamiento

Me acompañas…

Dotar al consultante de Información sobre el trabajo que estamos realizando

Tan importante como aplicar los tratamientos basados en la evidencia, es conocer por qué y cómo funcionan, cada uno de los elementos que los componen.

Por ello, es positivo y recomendado, que conozcas los motivos por los que el terapeuta te plantea las actividades que te plantea.

No es necesario navegar a oscuras dentro de la terapia. Lo que se hace, tiene que estar sustentado en unas bases.

Por ello, si no sabes el por qué de lo que se esta realizando, es importante que sepas que tienes derecho a saber de los fundamentos de la intervención.

Respeto máximo por las decisiones del consultante

La decisión ultima sobre los pasos a dar, la tiene que tener el usuario/a de la intervención. Esto es clave. En ocasiones, una intervención, puede ir más lenta haciendo el procedimiento de una forma o de otra, hay muchos criterios a la hora de valorar como actuar.

La guía del/ la consultante, a lo largo de la terapia, se hace esencial, a la hora de ir dirigiendo el rumbo de la intervención.

Existen formas diversas de llegar al objetivo final de la persona, sin perder el rigor.

Revisión continua del trabajo realizado

Revisar el trabajo realizado, de forma continua, a lo largo de la intervención es un aspecto básico y deseable.

Este trabajo, permite ir avanzando en el proceso y reduce la posibilidad de que la terapia se quede estancada o pierda la dirección establecida hacia los objetivos.

Requiere de trabajo por parte del psicólogo/a fuera del tiempo destinado a las sesiones. Se trata de un trabajo continuo, entre sesiones, que los psicólogos/as realizamos con el objetivo de que el tratamiento tenga la máxima calidad posible.

El seguimiento, el elemento que permite valorar el mantenimiento del cambio

Una vez finalizada la intervención, puede ser muy adecuado realizar una evaluación del mantenimiento del cambio.

La realización de este seguimiento, es necesario que sea acordado entre paciente y terapeuta, dependiendo del caso, la frecuencia y numero de sesiones de seguimiento puede variar.

Es un elemento importante, dentro de una intervención, ya que permite que el paciente se independice del tratamiento, al tiempo que se revisa el mantenimiento de los resultados, lo que facilita la autonomía versus la dependencia del psicólogo/a.

Además, permite, intervenir sobre situaciones problema, antes de que supongan un inconveniente mayor.

El final de la terapia tiene que hablarse y contemplarse

Normalmente los tratamientos tienen un principio – nudo – desenlace, es decir tienen una evaluación, una intervención y unos resultados.

Normalmente, una vez completados los objetivos, se reevalúa la situación y se plantea al consultante o la consultante de la intervención, la entrada en la fase de seguimiento. Es decir, se informa de que, la intervención va a pasar a hacer una labor de mantenimiento y revisión de los cambios logrados a través de la terapia.

Conclusiones

Este post, tiene la finalidad de que los usuarios que acudan a terapia, estén lo mejor informados posible, a la hora de evaluar la intervención en la que se encuentran.

Los elementos expuestos aquí, son bases fundamentales, para el adecuado funcionamiento de intervención psicológica.

Un aspecto fundamental, en una intervención psicológica, es la transparencia de la misma, es decir, que puedas ser informado en todo momento de las bases que guían la intervención y del por qué de los procedimientos a seguir.

Otro aspecto básico, es que se respete tu libertad para decidir en la intervención, incluyendo la pausa, finalización o reanudación de la terapia, por los motivos que fuesen.

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 1

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en una terapia psicológica de calidad? Parte 1

Si acudes a terapia psicológica por primera vez o has acudido en anteriores ocasiones. Me parece importante, resaltar algunos elementos que considero imprescindibles para una adecuada intervención.

Mi objetivo con este post, es divulgar aspectos esenciales en un tratamiento psicológico, de momento este post tendrá dos partes. Esta es la primera de ellas.

En esta parte veremos, la importancia de una evaluación adecuada antes de intervenir, lo necesario de la presencia de objetivos que nos guíen y la importancia del respaldo científico de la terapia.

Evaluar antes de intervenir

Es importantísimo que el profesional psicólogo/a que vaya a realizar la terapia contigo, realice en primer lugar una evaluación.

En ella, tratara de conocer aspectos relevantes de tu historia de vida y de tu funcionamiento actual, en el marco del motivo con el que acudes a terapia.

Es un aspecto fundamental, ya que determinadas intervenciones, pueden agravar un problema o situación, por lo que es muy importante saber datos relevantes, revisar el tablero antes de empezar a mover las fichas.

Este paso, supone un acto de respeto hacia la historia de la persona que tenemos delante y puede ser más o menos extenso, dependiendo de la complejidad de la situación. Una buena evaluación constituye los cimientos de una adecuada intervención.

Ir al psicólogo: Duración de la terapia y cualidades del psicólogo

La elaboración de objetivos

Establecer los objetivos, supone tener una guía, hacia la cual se dirige la terapia.objetivos

Esta guía, puede modificarse, no es rígida, pero permite poder saber hacia donde se dirigen los esfuerzos, así como evaluar los resultados que se van obteniendo.

Finalmente, establecer unos objetivos, permite saber cuando es un momento adecuado para finalizar la terapia o proponer un seguimiento, así como ajustar la frecuencia de las citas que se establecen.

Intervención basada en la evidencia

Lo adecuado es que la intervención propuesta esta basada en la evidencia científica, es decir, que haya resultados avalados científicamente, que confirmen que esa intervención, ha demostrado ser eficaz y eficiente frente al problema a tratar.  

Una forma de consultar los tratamientos eficaces en el marco de un determinado problema psicológico es a través de la dirección de la Asociación Americana de Psicología (APA por sus siglas en ingles). Pudiendo consultar en su página web, las recomendaciones basadas en la evidencia dentro de cada problema psicológico.

Por ejemplo, aquí puedes consultar los tratamientos altamente y condicionalmente recomendados para el tratamiento de trastorno por estrés postraumático:

https://www.apa.org/ptsd-guideline/treatments/index 

¿Es normal querer separarse de un miembro de tu familia?

¿Es normal querer separarse de un miembro de tu familia?

Es frecuente, que, dentro de la consulta, se formule esta pregunta. Existen muchos mitos al respecto de la familia.

Querer separarse de un miembro de la familia, por las razones que sean, puede vivirse de muchas formas, tantas como personas. Si bien es cierto, que existe, una gran presión social, ante decisiones que impliquen romper o cambiar lazos familiares.

¿Me dirá mi psicólogo/a que decisiones tomar?

Esta presión se hace especialmente patente, cuando la persona decide no tener contacto con la familia más cercana, padre/s, madre/s, hermanos.

Separarse de un miembro de la familia, es un proceso complejo y que generalmente conlleva, formularse muchas preguntas, autocuestionamientos, exponerse a los juicios sociales y en definitiva sentir angustia por equivocarse.

La aparición de un problema de relación familiar

Nacemos dentro de una estructura familiar, que se ocupa de nosotros, dotándonos poco a poco de la independencia suficiente, como para poder valernos por nosotros mismos.

Sin embargo, ya sea, cuando somos pequeños o siendo adultos, nuestra familia, como cualquier otra relación, puede generar vínculos, que terminen por ser perjudiciales para nosotros.

Si estos vínculos, interfieren sobre nuestra vida, nos puede llevar a plantearnos, el mantenimiento de los mismos, o más bien la modificación de estos, dependiendo del caso.

El tabú hacia los problemas familiares

La idea de que un familiar, no puede generar daño en nosotros, puede ser muy dañina, ya que, cuando este daño se produce, la persona puede sentirse muy vulnerable.

Si no se difunde, que es algo que puede suceder, cuando ocurre, puede llevar a que la persona que así lo recibe, se sienta culpable o sienta malestar por no sentirse bien, en un determinado vínculo familiar.

El momento vital en el que se produce el problema familiar

El momento vital, en el que se produce un problema de relación con un familiar, condiciona la independencia para tomar decisiones, así como la capacidad para asimilar los cambios que puedan darse.

Un problema durante la infancia, puede ser muy complicado de resolver para el niño o la niña que lo esté viviendo. En ese momento vital, su capacidad para decidir sobre el vínculo, es escasa, por lo que va a depender de otro familiar adulto o de una persona externa a la familia que se dé cuenta de que se está dando un problema.

La gravedad del problema, un asunto peliagudo

Hay situaciones dramáticas y especialmente sensibles, como el abuso sexual o maltrato físico/ psicológico. Problemas en los que seguramente estaremos de acuerdo, en calificar de extremadamente graves.

Sin embargo, existen multitud de problemas familiares, que pueden generar daño en los niños/as o adolescentes. En muchos de ellos, las decisiones a tomar pueden ser muy complicadas.

Si el problema familiar, se da cuando la persona es adulta y tiene una capacidad para independizarse de la estructura familiar, las decisiones, aunque igual de difíciles, pueden darse con mayor autonomía.

La presión familiar y social, como vas a dejar de tener contacto con…

Cuando una persona, decide separase de un familiar o un conjunto familiar, debido a un daño percibido a través del vínculo, puede verse enfrentado a la pared social.

Es posible, que sus amigos/as o la propia familia, le digan algo así como; “pero como vas a dejar de tener contacto con él, al fin y al cabo, es tu madre…es tu padre…”

Esto puede representar un obstáculo, a la ya de por si complicada decisión de establecer una separación respecto a un familiar.

El sentimiento de culpa, puede de esta forma acentuarse por el juicio social, ya que, una decisión, que seguramente haya sido difícil y dolorosa, se ve juzgada, desde fuera.

Por ello, es tan importante derribar el mito, del familiar, como elemento fijo, en la vida de una persona.

La complejidad de los vínculos y la dificultad para cerrar una decisión

No siempre, se tiene claro como cambiar una relación familiar, para que deje de generar daño. En muchas ocasiones, es posible, que la opción más adecuada, no sea, romper el vínculo, sino modificarlo.

De esta forma, el vínculo puede configurarse de tal forma, que deje de resultar doloroso, quizás, haya que cambiar la forma en que se establece la comunicación, la frecuencia de la misma, la implicación con la otra persona…

Sin embargo, en ocasiones, puede ser muy difícil dar con la combinación idónea, ya que determinadas relaciones pueden llegar a generar dolor y emociones agradables a partes iguales, de forma que, en ocasiones, a las personas les queda únicamente la solución del no contacto.

Errores de comunicación en familia

Para concluir

Es muy necesario, normalizar el hecho de que los familiares, como cualquier persona, pueden implicarnos en vínculos generadores de daño.

De la misma forma, como en todo vínculo generador de daño, es necesario que las personas sean validadas, ante la difícil decisión de romper o cambiar el vínculo con un familiar.

La dotación de recursos, la validación de la decisión y el apoyo a esta, especialmente, en situaciones de vulnerabilidad extra como la infancia y la adolescencia, se convierten en un aspecto esencial del apoyo a las personas.

En síntesis, poder tomar decisiones respecto a los vínculos familiares, puede determinar un cambio muy significativo en la vida de una persona.