¿1 vez al día?

¿1 vez a la semana?

¿1 vez al mes?

¿1 vez al año?

Antes de que acudáis al psicólogo online para solucionar tus problemas, vamos a explicar cuanto es “lo normal” respecto a hacer el amor y porque es así.

Es habitual en consulta encontrarse con esta pregunta. Vamos a dar respuesta a esta pregunta.

El imaginario popular, asume que el hombre tiene más necesidad de sexo que las mujeres.

Independientemente de que la anterior afirmación sea cierta o no, lo que sí es habitual es encontrar parejas en las que uno de los dos tenga más ganas de sexo que el otro. Ante esta situación, muchas parejas tratan de llegar al acuerdo de cuantas veces es lo normal hacer el amor y construir a partir de esa “normalidad” una frecuencia en la que los dos se encuentren satisfechos.

¿Y cuánto es lo normal?

¿Dónde está la norma? ¿Cuál es el criterio? ¿Los polvos que dicen echar mis amigos a la semana? ¿Lo qué a mí me apetece? ¿Lo qué dice el Cosmopolitan o la revista de Ana Rosa?

Al final tendemos a aceptar por normal lo que hace la media, la mayoría.

Pero que lo haga la mayoría no implica que sea lo normal. La mayoría de los españoles (90%) cree que los políticos son corruptos, y eso no convierte en “normal” que los políticos roben dinero público.

Pero sigamos con el argumento. Supongamos que entre las parejas estables españolas de 25 a 45 años (por elegir un grupo de edad de ejemplo) la media es que hagan el amor 1,4 veces a la semana.

Entonces, si me acuesto con mi pareja los sábados por la mañana y un jueves si, jueves no, estoy más o menos en la media.

¿Y si resulta que yo tengo más ganar de sexo? ¿Soy yo el raro y el otro el normal? ¿Tengo que aceptar hacerlo menos porque es mi pareja quien está en “lo normal”?

Al final, tenemos que aceptar que, respecto a follar, hacer el amor, echar un polvo,… la media no nos aporta un criterio válido para tomar decisiones.

De verdad, permitirme insistir. No existe lo normal en cuanto a cuantas veces tener sexo

¿Y entonces?

Las ganas de hacer el amor, de tener relaciones sexuales, es algo individual y propio, aunque sea una actividad que “normalmente” realizamos entre dos.

Es normal tener sexo tantas veces cómo te apetezca

Incluso las personas que deciden no tener nunca relaciones sexuales o tenerlas muy frecuentemente están realizando un comportamiento normal.

Tenemos derecho a tomar nuestras propias decisiones respecto a nuestra sexualidad.

Somos libres de acostarnos con hombres o con mujeres, con muchas personas o con la misma siempre, estar todo el día dándole que te pego o tener un coito cada 18 meses.

Pero la realidad es que, en nuestra sociedad, tenemos como norma que: “las relaciones sexuales es algo que exclusivamente hacemos con nuestra pareja”. Si este valor de nuestra sociedad es válido o no, es otro debate. Somos seres sociales y nos sentimos mejor cuando seguimos los valores de la sociedad en la que vivimos.

manual terpaia de parejas

Soluciona tus problemas de pareja

Ebook terapia de parejas donde encontrarás 80 páginas de ejercicios prácticos para aprender a solucionar los problemas de pareja

Más información

¡Descubre cómo recuperar vuestra relación!

Bueno, vale, tienes razón, pero ¿Cómo soluciono lo de querer tener más sexo que el que quiere tener mi pareja?

Los aspectos de nuestra vida que se rigen por normas son sencillos de seguir, pero como ya comentamos, lo que merece la pena realmente de esta vida suele requerir esfuerzo y trabajo.

Respecto a tener relaciones sexuales, lo ideal es que tú y tu pareja tengáis más o menos las mismas ganas. Cuando este ideal no se cumple, la clave está en la comunicación. La solución al problema pasa por ponerse de acuerdo y buscar soluciones. Algunas pueden ser:

  • Mejorar las relaciones sexuales para que sean más satisfactorias para los dos.
  • Encontrar momentos adecuados.
  • Comprender mejor cómo funciona el comportamiento erótico de tu pareja.
  • Valorar alternativas sexuales sin la pareja (masturbación, sexo con otras personas,…).
  • Incorporar fantasías y/o juguetes sexuales en las relaciones sexuales.

El deseo sexual es algo que tiene que ver con nuestro cerebro, no con nuestra vagina y nuestro pene. Y la herramienta para que el cerebro de una persona se conecte con el de otra es la comunicación.

Aprender a escuchar, a expresarnos y a comprender es la mejor estrategia para conseguir estar satisfechos con nuestras relaciones sexuales.

Tanto en el número de veces como en la calidad de las mismas. Si consigues tener una buena comunicación con tu pareja sobre tus deseos, tus necesidades, lo que te apetece y lo que esperas de tus relaciones sexuales, seguramente tendrás una vida sexual satisfactoria.

Estar en el anzuelo de alguien o cuando uno siente amistad y el otro esta enamorado

Estamos preparando varios artículos sobre sexo. ¿Sobre qué tema quieres que escribamos?

Dinos en los comentarios sobre qué tema te interesaría leer o proponnos alguno.

Puedes conocer más en WebPsicólogos

The following two tabs change content below.
Psicólogo y coordinador de proyectos. Escribo sobre psicología aplicada a la vida cotidiana. Me apasiona cómo internet, redes sociales, y las nuevas formas de comunicación influyen en las personas y estoy convencido que de todo esto va a salir algo bueno